Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Pineda le cuenta

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El fútbol dejó de ser un deporte hace mucho tiempo, el fútbol dejó de ser juego de 22 hombres corriendo detrás de un balón. El fútbol es ahora un todo, un estilo de vida, una vida entera. Es un amor incondicional y puro de esos que hace sufrir intensamente y también da(...)

Continuar leyendo

Llegó la Navidad y con ella se despierta la esperanza que quizás estuvo adormilada todo el año, se despierta la alegría y hasta cambiamos de actitud. Es una fecha que aparte de ser considerada comercial, pues tiene su magia y eso hay que aceptarlo. Hablando de milagros y(...)

Continuar leyendo

Las redes sociales son para todos y definitivamente cambiaron el mundo. Nuestras vidas giran en torno a ellas hasta el punto que compartimos cada detalle sin ningún tapujo dejando a un lado la privacidad que tanto se cuidaba en otras épocas. Y es que a partir del momento en el(...)

Continuar leyendo

Soy de la generación que vio cambiar el mundo radical e inevitablemente. Una generación que tuvo que adaptarse y modernizarse para no ser aplastada por el nuevo siglo y su revolución tecnológica. Vengo de una generación lejana, que nació sin una computadora y tampoco le(...)

Continuar leyendo

La verdad no sé cómo comenzar este texto, es una de esas cosas difíciles de contar debido a que tengo que recordar un momento de mi vida que de verdad trato de olvidar aunque sé que nunca podré hacerlo. Verán, Camila y yo salíamos, pero nuestros planes eran los mismos de(...)

Continuar leyendo

Son las 3 de la tarde y el matrimonio es a las 4 p.m., estoy sentado, quieto para que no se me arrugue la camisa tratando de respirar normalmente gracias a la corbata mientras miro a Carolina en pijama, apenas maquillándose; no digo nada, para qué entrar en conflicto. Pienso en(...)

Continuar leyendo

Una persona llega a un restaurante de barrio de esos donde la comida es económica y donde almuerzan muchos oficinistas, se sienta solo en una mesa de 4 puestos, llueve. Un mesero se acerca y le pregunta si le importa compartir la mesa con alguien más. Él acepta…  (...)

Continuar leyendo