Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El día 23 de Noviembre de 2012 falleció en la ciudad de Cartagena DAGOBERTO «RONQUECITO» LOPEZ, uno de los protagonistas del equipo Colombiano de béisbol Campeón del mundo en el año 1947, a propósito de ese hecho recibimos el siguiente trabajo realizado por el Maestro RAÚL PORTO CABRALES, el cual ponemos a consideración de los lectores del Blog.

RONQUECITO LOPEZ1.jpg

 

DAGOBERTO LOPEZ, «RONQUECITO» UN EMERGENTE MUY EFECTIVO

RAÚL PORTO CABRALES

Reportaje publicado en El Periódico de Cartagena el lunes 18 de marzo de 1996. Hoy lo traemos como recuerdo del testimonio dejado por este gran deportista cartagenero.

 

Seguir recordando los nombres de las principales figuras de nuestra gloriosa pelota aficionada en la década de los 40 es casi ya que una obligación. Han transcurrido 50 años de las hazañas realizadas por ese puñado de peloteros, quienes sobreponiéndose a comparaciones que los disminuían ante sus rivales, supieron con corazón, mística y coraje dar todo de sí para mostrar a propios y extraños que aquí en nuestro país se practicaba un béisbol depurado.

 Muchos de ellos han fallecido, se fueron a la otra vida llevándose sus recuerdos, otros continúan luchando en este valle de lágrimas, aferrados a la esperanza de un mañana mejor y recordando ese pasado que no les significó nada para asegurar su vejez. Por eso el interés nuestro de traer a estas páginas a aquellos destacados que ganaron renombre en sus participaciones en representación de Colombia, para que las actuales generaciones conozcan y descubran a esos personajes que ya son historia, a través de ellos mismos, quienes haciendo un esfuerzo mental ponen a retroceder el casete de su memoria y se remontan a años pretéritos para volver a vivir sus actuaciones.

Es como una película en blanco y negro, con ligeros defectos de filmación y de sonido, valga la comparación. Es posible que estos testimonios tengan algunos vacíos, pero es lógico, estamos sujetos a la memoria de sus protagonistas y en eso si no podemos hacer nada. Ellos, y sólo ellos tienen la palabra.

Hoy nos complace presentar en esta serie, a otro de los jugadores de béisbol que también marcó una época y fue figura admirada. Se trata de Dagoberto López, mejor conocido como ‘Ronquecito», un temible bateador a quien había que lanzarle con demasiado cuidado para evitar problemas en un partido.

 ANTECEDENTES

En la vida que hasta ahora hemos conocido de los peloteros que han pasado por esta obra, no habíamos tenido a alguien que tuviera en su generación anterior a un destacado deportista.

Es el caso de «Ronquecito» López, quien heredó las cualidades de su padre, Gilberto López Santamaría. «El era el jardinero central del equipo Libertador en el béisbol que se jugaba en la Matuna, en los años 20. Tenía un potente brazo y como bateador era regular. El trabajaba en los ferrocarriles». Así recuerda «Ronquecito» a su padre. En nuestra investigaciones realizadas sobre los principios del béisbol en Cartagena, tenemos consignado que el progenitor de «Ronquecito» fue el bateador abridor del equipo Libertador, cuando este se enfrentó a la novena panameña ‘Compañía Eléctrica de Colon’ el día 26 de junio de 1927 en la Matuna, partido que se convirtió en el primer juego de carácter internacional que se hacía en Colombia y el cual terminó empatado a nueve carreras, debido a que el público -que se calculó es más de cuatro mil espectadores- invadió el terreno y la policía fue impotente para despejarlo, por lo que el árbitro suspendió las acciones cuando se habían jugado nueve entradas completas.

DAGOBERTO LOPEZ.jpg

 SE INICIA EN EL BEISBOL

Los primeros pasos de «Ronquecito» en el béisbol fueron como todos los dados por los muchachos de la época, en donde primaba su presencia en los playones. «Yo trabajaba de mecánico en un taller que estaba por el parque Joaquín E. Vélez, donde el maestro Evaristo Vargas. El me enseñó ese arte. Cuando salía del trabajo, en las tardes, me iba al Playón Grande que está cerca y me quedaba jugando. Entonces, cuando tengo 17 años -yo nací en 1925- ingreso al equipo de San Diego en segunda categoría, el cual dirigía el «Capi» Castillo y juego la tercera base».

Hay que señalar que López es sandiegano de nacimiento, habiendo visto la primera luz en la calle de las Bóvedas. Su remoquete es el diminutivo que la gente de la calle le agregó al sobrenombre que tenía su padre, a quien apodaban «Ronqué».

 «Bueno en 1943 pasé al Águila de primera categoría que dirigía el «Venao» Flórez. Del San Diego salimos en ese mismo año «Varita» Herazo, «Jiquí» Redondo, «Quique» Hernández, «Flaco» Herrera y Hernando Galvis. Ese equipo quedó diezmado. Pero mi paso por el Águila fue corto, porque un año después me fui a trabajar al muelle y Abraham Herrera, el célebre «Mochila», padre del boxeador, crea el equipo Terminal el cual cuenta con el impulso de José Raquel Mercado, quien era jefe sindical. Recuerdo que el gerente era un norteamericano y él apoyó la idea del equipo. Los uniformes se trajeron de Cuba. Uno era de color gris y el otro era crema. En el pecho tenían un barco de color azul. Aquí en el equipo Terminal jugaba tercera base o campo corto y empiezo a demostrar mis verdaderas condiciones como beisbolista.

«De ese club que formamos en 1944, recuerdo a jugadores como César Bustos (2B), hermano del ‘Pipa’, ‘Rundo’ Acosta (C), Ignacio Fontalvo (P), ‘Pipo’ Bejarano (3B), un pitcher sanandresano de apellido Bernard. Luego, en 1945 al mismo tiempo que juego me entregan la dirección del equipo, y ya aparecen otros jugadores como ‘Picúo’ y ‘Champeta’ Martínez, Roberto Pérez y Antonio Llerena».

AL CAMPO INTERNACIONAL

En ese 1945 visita a Cartagena el ya mencionado en otras oportunidades, equipo ‘Venezuela», el cual viene dirigido por el «Chivo» Capote, y se enfrenta a los equipos Águila, Polinal, Getsemaní y Terminal, así como a la Selección Cartagena, primera escuadra que organiza el maestro cubano Pelayo Chacón Cortina, quien había llegado en abril de ese año al ser contratado por el municipio. «Ronquecito», es llamado por el estratega cubiche a hacer parte de esa novena en calidad de sustituto, porque definitivamente las posiciones que él jugaba estaban escrituradas a ‘Judas’ Araújo y ‘Chita’ Miranda, respectivamente. Pero Chacón lo aprovecha como bateador emergente, dado su buen poder, y casi siempre responde porque en la serie da cinco incogibles en siete viajes al plato y por eso la afición le endilgó el sobrenombre del «emergente de oro». A raíz de esa actuación, Pelayo me escogió para integrar el seleccionado nacional que asistió a la VIII Serie Mundial en Caracas, en donde jugué en el jardín izquierdo en dos partidos, bateando dos hits y anotando tres carreras en ocho turnos al bate.

 «No pude estar en los V Juegos Centroamericanos en Barranquilla, porque estaba recién operado de apéndice, pero para la IX Serie aquí en Cartagena, el maestro Pelayo me llamó nuevamente y me quedó la satisfacción de haber sido campeón mundial. Ahí estaba como segunda base. En ese mismo año 1947 integré la selección que fue a los Juegos Bolivarianos que se realizaron en Lima en donde fuimos campeones. Al mismo tiempo seguía en el Terminal, no cambié nunca de equipo y a la vez seguía en la dirección. Entre los recuerdos que guardo de estas temporadas, fue que le saqué dos veces la bola en un mismo partido al «Policía» Peñaranda jugando contra Polinal».

SELECCION BOLIVAR

El 18 de septiembre de 1948 se inauguró en el «Once de Noviembre» el primer campeonato nacional de béisbol, evento donde estuvieron presentes Bolívar, Atlántico, Magdalena, Cundinamarca y San Andrés. El equipo local estuvo dirigido por Alfonso Morón y «Ronquecito» junto con Alcides «Cabecita» Morales y Luis «Piquete» Alvear, integraron el trío de jardineros.

En la historia de este evento, figura nuestro personaje como el pelotero que conectó el primer hit de un torneo nacional, cuando Bolívar se enfrentó a San Andrés en el partido inaugural. Además, López fue el «champion» anotador con ocho carreras y el máximo estafador de bases con cinco. El bateador más efectivo del torneo lo fue el inicialista bolivarense Eduardo «Boca» Cañate, quien fue el mejor impulsador de carreras.

 Así, «Ronquecito» se distinguía como uno de los mejores peloteros en ese primer campeonato nacional de pelota, y dejaba su nombre anotado en el libro de récords.

SIGUE DE INTERNACIONAL

Del equipo glorioso de la IX Serie, sólo él y el lanzador Roberto Pérez no pasaron a las toldas profesionales, cuyas actividades empezaron en ese año 1948. El continuó siendo un aficionado, «Yo no me sentía todavía preparado para eso.

 «Bueno, entonces en ese año fui seleccionado por Pelayo para ir a la X Serie Mundial en Managua y jugué «outfielder», tercera base y «short stop». En ese equipo fueron ‘Manía’ Torres, ‘Quique’ Castillo, ‘Chato’ Magallanes, ‘Rundo’ Acosta, ‘Chino’ Fang, «Cocaína’ Periñán, ‘Boca’ Cañate, ‘Cabecita’ Morales, y otros que no recuerdo. En ese serie fue donde se jugó el famosos partido contra México que empezamos perdiendo en la primera entrada por 10 carreras y terminamos ganando 11 por 10, cuando hicimos una en cada episodio. Yo fui catalogado como el más útil de equipo colombiano en esa serie».

 Luego «Ronquecito» aparece en el seleccionado bolivarense que toma parte en los VI Juegos Nacionales de Santa Marta de 1950, y en donde quedan campeones con la dirección de Guillermo Guerrero Ramos, Don G.» Ese torneo sirvió de base para escoger el equipo colombiano que toma parte en marzo de ese año en los VI Juegos Centroamericanos y del Caribe en Guatemala, dirigido por el «Tuerto» Mutis y Alfonso Morón, y en donde «Ronquecito» tiene como compañeros, entre otros, al «Cabo» Noel, Roberto Zapata, Catano Acosta, «Quique» Castillo, Severo Ballesteros, «Rundo» Acosta y el sanandresano «Dun Dun» Robinson.

En ese mismo año 1950, se asiste a la XI Serie Mundial en Managua con el pilotaje del «Tuerto» Mutis, evento en donde se ocupa el tercer lugar detrás de Cuba y México, con un equipo idéntico al del torneo guatemalteco, lo que en resumen deja como resultado, que «Ronquecito» López estuvo presente en cuatro series mundiales, además de juegos bolivarianos y centroamericanos, siendo uno de los peloteros colombianos con más salidas internacionales.

SE HACE PROFESIONAL

 «Estando en 1953, Juan González Cornet me llama para que integre una selección de jugadores profesionales en donde estaban ‘Chita’, ‘Cobby’, Cavadía, Crizón, ‘Flaco’ Herrera, ‘Petaca’ Rodríguez, ‘Quique’ Hernández y «Papi» Vargas, para ir a jugar una serie en Venezuela y Cuba, siendo yo amateur. Mi trabajo en el equipo fue como «utility».

 «Cuando regreso de esa serie, es que el «Flaco» Alcázar me propone contrato para que yo juegue en el Torices. Tenía ya 28 años de edad. El manager era el dominicano Luis ‘Zurdo» Castro. Yo no lo pensé dos veces y empecé ganando 700 pesos mensuales. Con la’ Yuya’ Rodríguez éramos los que más ganábamos en el equipo. La verdad es que me tocó muy pesado, porque recuerda que yo trabajaba en el Terminal y entonces tuve que sacrificarme con los horarios y permisos y cuando había que ir a Barranquilla la cosa era más dura. Sin embargo, yo mostré calidad, entré como «short stop» oficial y a la vez era el cuarto bate a pesar que había peloteros como la ‘Yuya’ Rodríguez y los cubanos «Colorado» Roger, ‘Cheíto’ Rodríguez, Victoriano Moreno, Arturo Seijas, ‘Yiqui’ De Souza y Enrique Izquierdo».

RONQUECITO Y LA YUYA.jpg

Estamos con «Ronquecito» en la terraza de su residencia en el barrio el Socorro, en esta amena e interesante charla con uno de los peloteros que tuvo una actuación relevante en los diamantes nacionales y extranjeros. Es muy caballeroso, de hablar seguro sin jactarse en lo más mínimo de sus ejecutorias. En ese 1953, Torices gana por primera vez un trapo campeonil, con un equipo que apenas bateó cuatro cuadrangulares en la temporada contra 26 del Vanytor. López en ese debut, tuvo una exitosa campaña, al batear 52 incogibles en 198 turnos al bate, siendo solo superado por veteranos como Dalmiro Finol, «Guiguí» Lucas, Victoriano Moreno, Pedro «Gamo» Pagés y Roberto Ortiz.

 A LOS ESTADOS UNIDOS

 «Bueno en 1954 llega aquí ‘Joe’ Cambria y me lleva junto con Roberto Zapata al Norte. Llegamos al Charlotte, sede de los Senadores de Washington de la «Mountain States League». Entonces me envían al club Morristown de Clase A dirigido por Napoleón Reyes y luego pasé al Kingsport. Era un torneo muy fuerte y había bastante racismo y persecución. Estando en esas sufrí un desgarre en la pierna derecha. Todo era muy duro, la verdad es que se salía a esa aventura porque nos gustaba el béisbol, pero la verdad es que nos faltaba roce para llegar. Si eso hubiera existido en esa época, muchos peloteros habrían llegado a grandes ligas».

Hay que anotar que «Ronquecito» López jugó en ese año un total de 73 partidos, hasta que se liquidó la temporada por muchos inconvenientes económicos. Sus numeritos señalan que conectó 64 hits en 232 viajes al bate impactando 5 cuadrangulares, 14 dobles y 2 triples, además de empujar 30 carreras y anotar 54 ocasiones. A la defensiva, jugando como camarero cometió ocho errores en 32 partidos, mientras que en los 31 restantes actuó como jardinero y fue el único entre los 37 de la liga que no cometió errores.

 «Ronquecito» retornó a su país y nunca más fue vuelto a llamar para que regresara a jugar en los Estados Unidos, desconociéndose los motivos que primaron.

ronquecito.png

SIGUE EN LA PELOTA

‘Al regresar acá, seguí en el Torices y un día en Barranquilla el pitcher del WilIard, Charles Locke, me metió un pelotazo en el antebrazo izquierdo y sufrí fractura. Yo le había metido jonrón en el turno anterior. Ese era un lanzador muy mañoso y tiraba con mucha velocidad tratando siempre de hacerles daño a los bateadores. Eso me sacó por el resto de la temporada. Yo iba bien, figúrate llevaba 8 cuadrangulares conectados en 10 partidos.

«Luego para la temporada de 1955 se presenta un canje. Armando Crizón se viene del Indios y yo paso a este equipo. La razón era que como él vivía en Torices, entonces quiere jugar en esa divisa. Ahí en los Indios me encuentro con ‘Chulungo’ Del Monte como manager y llego como sustituto de ‘Chita’ Miranda. En ese año, recuerdo que el «Loco» Ruiz hace una selección para jugar contra los japoneses en Bogotá, Montería y aquí en Cartagena.

 «Luego en 1956 y 1957 asistimos a las series semiprofesional que se efectuaron en Milwauke y Detroit, respectivamente, fuimos dirigidos por el ‘Loco’ Ruiz y que recuerde, estuvimos la ‘Yuya’, ‘Chita’, Cavadía, ‘Quique’ Hernández, ‘Judas’ Araújo, ‘Cobby’, ‘Pipa’ Bustos, en fin.

«Entonces se acaba el béisbol profesional y realmente me retiro de su actividad. Pienso que primero está mi trabajo, buscando estabilidad y por eso me dedico de lleno a este con el objetivo de recibir un beneficio más tarde, que es la jubilación. Por eso, me consagro a mi trabajo y llego a ser jefe de mecánica del muelle. Con los años me puse a jugar softbol recreativo pero me tuve que retirar, porque una hernia discal de la cual me operaron me obligó».

ronquecito2.png

GRAN TEJISTA

El nombre de «Ronquecito» López ha sonado mucho en otro deporte, y es nada menos que en el auténtico deporte nacional del tejo o turmequé.

 «Si, un grupo de ex beisbolistas aprovechando nuestras condiciones de saber mover la mano, nos dedicamos al tejo, como ‘Quique’ Castillo, Celedonio Navarro, ‘Boca’ Cañate y llegamos a ser verdaderas figuras nacionales. Estuvimos con Bolívar en varios torneos nacionales y fíjate que en Villeta una vez fuimos campeones por equipos, la única ocasión en la historia de este deporte.

 Aquí en Cartagena había varias canchas, el juego se fue popularizando, pero Turbaco es la mata sin lugar a dudas. En el barrio La Esperanza, El Bosque y Canapote se hicieron canchitas para jugar. El juego se popularizó de tal manera».

 «Bueno, al béisbol volví cuando Enrique Izquierdo me pidió que lo acompañara con el ‘Capi’ Castillo y el ‘Champeta’ Martínez en la dirección del equipo Torices en la temporada profesional en 1981 a 1982.

HIJOS DESTACADOS

 «He tenido la suerte de tener dos hijos que han sacado muchas cualidades. La verdad es que yo no he tenido ¡influencia en ellos. Eso es cuestión natural. Por ejemplo, Dagoberto tiene un poder muy grande al bate, pero qué cosa, en el momento no tiene equipo definido para este año. Luis es un «infielder» de buenas manos, es chocador de bola, es ambidextro, no es de poder y lo hace bien en otros deportes como el fútbol, básquet y tejo».

 Es la tercera generación de los López fundada por el viejo «Ronqué» en el campo de la Matuna en los años 20, continuada por «Ronquecito» y seguida por este par de muchachos a quienes les llaman los «Ronquecitos».

Con su hasta quinto de primaria donde el maestro Schotborgh, López recuerda que siempre fue callado, después de los partidos nunca se integraba a los grupos, ni festejaba, ni tomaba. «Simplemente me iba para la casa con mi maletín».

 Hoy, al igual que todos aquellos que han ganado títulos mundiales, está a la espera que el Gobierno Nacional cumpla la ley aprobada el año anterior, en donde se reconocen los méritos a estos deportistas con la famosa pensión prometida. «Ronquecito» goza de una jubilación de Colpuertos desde 1969 y diariamente es fácil de ubicarlo en la esquina del Banco Popular, sitio de reunión de todos los pensionados de la otrora empresa, en donde se habla y se discute de todos los temas, hasta llegar a arreglar el país.

ronquecter.jpg

 Falleció el pasado 23 de noviembre a la edad de 87 años.

(Visited 123 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Una persona a la cual le gusta hablar de Béisbol y de música .

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Deportes

    Carlos "Petaca" Rodriguez

    Les ofrecemos a ustedes este interesante escrito del Maestro Raúl Porto Cabrales, publicado el 17 de diciembre de 2011.(...)

  • Deportes

    El deporte comunitario como medio de integración social

    La actividad física y el deporte siempre han sido un excelente medios de integración social para las personas, el deporte es en mi concepto, la herramienta más importante de cohesión y de desarrollo social porque además de brindar esparcimiento, trasmite valores imprescindibles para el ser humano como son la solidaridad, el trabajo en equipo y la convivencia pacífica brindando una mejor calidad de vida a nuestras comunidades.

    Eso lo entendieron perfectamente hace más de veinte años, Luigi Casanova Pardo, Alfonso y Jairo López Villa, Nelson Guaran y los demás integrantes de la ASOCIACIÓN DE DEPORTES Y RECREACIÓN DE SANTA RITA (ASOASAR), quienes lograron incluso con la interposición de una Acción de Tutela, que se acondicionara un basurero que se encontraba detrás del mercadito de Santa Rita en la ciudad de Cartagena para convertirlo en un campo de sofbol y en general en un escenario propicio para la práctica de competiciones deportivas de diversa índole.

    Este logro de los miembros de ASOASAR ha servido para llevar diversión a las comunidades aledañas al barrio de Santa Rita y ha servido también para brindar una forma de trabajo a algunas personas que acondicionaron quioscos en la margen derecha del campo o en "el segundo piso", como le llaman a la loma que sirve de muralla inexpugnable en los jardines del campo de juego y que ha sido testigo de múltiples cuadrangulares en los más de treinta campeonatos de softbol y de bola de media que se han escenificado en esos terrenos.

    Esta encomiable labor que realizan los señores de ASOASAR, tocó las puertas de mi casa ya que en un gesto de inconmensurable generosidad, el año pasado decidieron bautizar el VI campeonato de sóftbol recreativo categoría ascenso que contó con la participación de 15 equipos, con el nombre de mi Señor Padre CARLOS CAPELLA ROMERO, como un homenaje a su labor de toda la vida como jugador, manager y dirigente del Softbol.

    Pues bien, ese gran torneo llegó a su culminación con un extraordinario espectáculo sofbolero que brindaron los equipos de San Francisco y Canapote quienes luego de sortear grandes obstáculos y dejar en el camino a enconados rivales, llegaron a la final para disputar tres vibrantes encuentros que dejaron como campeón del torneo al equipo de San Francisco que en franca lid derrotó a un gran contendor como lo fue la novena de Canapote.

    Excelente plato deportivo que jamás se le olvidará a los cientos de fanáticos que se apostaron en las improvisadas "graderías" del campo José Míguel Corpas del Barrio Santa Rita, donde el pasado domingo finalizó este festín deportivo en honor a mi Señor Padre.

    Nuestro Agradecimiento será eterno para los miembros de la Asociación de Árbitros y Anotadores de Santa Rita, hoy ASOCIACIÓN DE DEPORTES Y RECREACIÓN DE SANTA RITA (ASOASAR), por acordarse de mi padre y brindarle este merecido reconocimiento por su incansable labor altruista y por su espiritú de colaboración en todo lo que tiene que ver con el deporte y la entrega social como miembro de la comunidad de Canapote y los barrios circunvecinos.

    Que bueno que estos homenajes se hagan en vida para exaltar a personajes qjue como CARLOS CAPELLA ROMERO, son iconos en sus comunidades y que bueno que los locutores y comentaristas de "Radio Fronteras", encabezados por Jairo López Villa, Demetrio Sepúlveda, Rey Reyes, Harold Herrera y demás sigan haciendo las delicias de los asistentes de las jornadas softboleras que se disputan en el Estadio José Miguel Corpas.

    Pero sería mejor aun, que el Instituto Distrital de Deporte y Recreación de Cartagena (IDER) apoye con más entusiasmo estas manifestaciones, sería más importante aun que las empresas de aseo se den una pasada por los alrededores del Mercado de Santa Rita y del campo y erradiquen de allí los basureros satélites que tienen sitiados a los mismos, sería imprescindible que el IPCC y Participación comunitaria inviertan más recursos en la consolidación de programas y proyectos que como los de ASOASAR, sirven como integradores del deporte en el fomento de la paz y el desarrollo en comunidades tan golpeadas por fenómenos como la drogadicción y el pandillismo para que con sus esfuerzos logren demostrar que es posible acabar con estos flagelos y convertir estos barrios en remansos de cultura y convivencia porque talento hay de sobra, lo que hace falta es la voluntad de nuestros dirigentes para el rescate y la construcción de un mejor tejido social.

    Pero no puedo terminar mi escrito sin brindarle mi propio homenaje a mi Querido Viejo.

    homenaje.jpgSi hay un buen tipo en Cartagena ese es CARLOS CAPELLA ROMERO, un gran ser humano que vino a este mundo a servir a los demás, en su larga vida se ha desempeñado en muchos campos siempre tratando de dar lo mejor de sí. Desde pequeño fue un trabajador y un hombre carismático, huérfano de padre y madre fue criado por una matrona turbaquera que lo acogió como un hijo brindándole cariño y afecto, a muy temprana edad se enlistó en la armada y como sub oficial de la misma viajó por toda Colombia y también por varios países llegando incluso a la ciudad de Baltimore en los Estados Unidos.

    Ya retirado de la Armada Nacional se desempeñó como docente de electrónica en varias instituciones educativas de Cartagena y Cereté siendo recordado con gran aprecio por todos aquellos que tuvieron el privilegio de ser sus alumnos.

    Posteriormente tuvo la fortuna de llegar a una gran empresa como lo fue el Instituto de los Seguros Sociales donde pasó gran parte de su vida laborando incansablemente pero sobre todo haciendo y dejando amigos a su paso. Ha sido de todo en esta vida, dueño de uno de los primeros equipos de sonido grandes de Cartagena, de esos que llaman pick ups, en el Sofbol ha sido entrenador de equipos femeninos, jugador y quinesiólogo, en el Béisbol fue coach de equipos infantiles, ha sido cantante aficionado, bailador, cuentachistes, ayudante de carpintería en el municipio de Sampues y ya hace un tiempo descubrió una faceta que tenía escondida como lo es la de compositor a la que le ha sabido sacar el jugo, dejando plasmada en algunas obras su musa y sus versos cargados de picaresca.

     

    Son muchas las cosas que podría decir del Señor Capella, que ha sido un gran marido, estupendo padre y sobre todo amigo de sus amigos, que ha vivido más de cincuenta años en el barrio de Canapote y ha visto crecer este sector de la ciudad y los barrios circunvecinos, que se esmeró por educar a sus hijos y darles siempre un buen ejemplo y que nunca se ha cansado de brindarle cariño y respeto a todas las personas que han tenido el placer y el privilegio de conocerlo y de tratarlo.

    Estas cortas letras son insuficientes para describir a este excelente ser humano al que los amigos de ASOASAR tuvieron a bien homenajear bautizando con su nombre el VI TORNEO RECREATIVO ASCENSO en los 20 años de esta importante organización a la que agradecemos de todo corazón el que se hubieran acordado de Carlos Capella Romero, brindándole este gran honor que ni él ni su familia olvidaremos jamás ni tendremos palabras para retribuir ese gesto. A fe de verdad que mi padre se merecía ese homenaje porque nadie podrá negar que ES UN BUEN TIPO....MI VIEJO.

    *****************************

    Hablando de Homenajes hoy cumple años una de las LEYENDAS VIVIENTES del Béisbol Colombiano. ABEL LEAL DIAZ, El TIGRE .

     

     

    FELIZ CUMPLEAÑOS, "TIGRE" ABEL LEAL.

  • Deportes

    Homenaje a DAGOBERTO LOPEZ, "RONQUECITO"

    El día 23 de Noviembre de 2012 falleció en la ciudad de Cartagena DAGOBERTO "RONQUECITO" LOPEZ, uno de los(...)

  • Deportes

    LA COLUMNA DEL VILLANO : "La Champeta" Vs el boxeo.

    Continuamos presentando los escritos del Gran Maestro de la Narración en Colombia, LUIS ALBERTO PAYARES VILLA, quien esta vez(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Convalidaciones III – La decepción del año Dentro de la lista(...)

3

Hace unos días tuve el gusto de conversar con Rosa Tous,(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar