Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Esta semana mientras veía un noticiero de una canal local de mi país, una nota inició hablando sobre lo que será tendencia en este 2018 en Colombia, a propósito de las diferentes jornadas electorales que tendremos. Curiosamente para hablar de las tendencias se refirieron inicialmente a lo que estaban trinando algunas de las figuras políticas más representativas a nivel nacional, curiosidad que empieza a darle relevancia a lo digital.

Durante el noticiero hablaron de política, economía, salud, entre otros temas de interés para los ciudadanos, lo que me motivó para compartirles lo que será tendencia en 2018 en cuanto al marketing digital político, o la llamada Política 2.0.

      1. Del Big Data al Small Data

Hace un par de años y debido al éxito mediático de grandes campañas electorales como la de Obama y Trump, que hicieron uso magistral de los grandes datos, el concepto de Big Data se volvió famoso en los equipos digitales de los candidatos políticos. Estos datos tenían propósitos como predecir el comportamiento electoral, potenciar la comunicación e interacción digital entre el usuario y el candidato y finalmente dar elementos interesantes para la personalización de los mensajes que se compartirían en canales digitales.

Debido al cambio en el comportamiento digital de muchos usuarios, que cada vez quieren interactuar de forma más “humana“ y cercana y teniendo en cuenta que actualmente los canales digitales representan aún una porción muy baja en el total de votos, se volvió importante el uso del Small Data, esa búsqueda de pequeños datos que contribuyan con la estrategia de marketing y que nos ayuden a entender mejor la forma como los cibernautas interactúan.

En una campaña lo ideal debe ser contrastar los grandes datos que recopilamos en redes sociales, sitios web, aplicaciones, u otros canales digitales, como: número de interacciones, tráfico, descargas, con los los tonos de comunicación de los usuarios, las palabras que utilizan, los contextos en que participan, las costumbres digitales que evidencian, entre otros.

      2. Los bots para automatizar procesos

Es claro que muchas personas tienen asociado en su cabeza la palabra bot con cuentas falsas en Twitter u otra red social y en parte tienen razón, pero si les dijera que podemos optimizar procesos en Facebook, con respuestas automáticas enfocadas en obtener comunidad ¿Les sonaría como algo malo? Probablemente no, y eso es precisamente un bot en Facebook, un programa que combina diferentes tecnologías para automatizar tareas e interactuar de forma automática con usuarios.

Uno de los grandes errores que tienen los perfiles en redes sociales de los candidatos políticos, especialmente Facebook, es que no responden ni comentarios, ni mensajes directos. Con los bot podrían automatizar ciertos procesos como: algunas respuestas por DM (mensaje directo), obtención de tráfico al sitio web del candidato, distribución de contenidos de campaña, optimización de las interacciones de los usuarios en los contenidos publicados, entre otros.

     3. Generación de experiencias microsegmentadas

En una época donde los usuarios buscan principalmente contenidos en redes sociales con los cuales se identifican o les generan valor, los políticos deben hacer el ejercicio de entender este comportamiento y publicar más que promesas o agendas políticas. Mi consejo es que enfoquen sus acciones digitales en brindar experiencias donde los cibernautas se involucren y se sientan partícipes.

Hoy en día será más importante construir grupos pequeños de activistas segmentados, que llenar las redes sociales de cifras sin sentido, así se logrará contar con audiencias definidas y con mayor nivel de viralidad.

En este sentido probablemente el uso de influenciadores para visibilizar más un mensaje político también tome una importante relevancia. Eso sí, no cualquier persona con un número significativo de seguidores servirá para la campaña, es importante que estas personas sean compatibles con los valores y mensajes del candidato y tengan una influencia real en los nichos de ciudadanos en los cuales quiera fortalecerse.

Estas tendencias son simplemente algunas de las acciones que debemos tener en cuenta en una estrategia de marketing digital político, no son las únicas, también es importante prestarle atención a otras que aunque ya tienen algunos años, aún son relevantes, como la publicidad micro segmentada, el storytelling, preocuparse primero por la agenda ciudadana, antes de la agenda política y el uso de activistas digitales, sólo por mencionar algunas.

Para finalizar, piensa desde dos perspectivas, ¿Seguirías a un candidato que en digital no te engancha desde el contenido? ¿Si fueras el estratega de una campaña, realmente tu candidato necesitaría de una estrategia digital, o en definitiva mejor que siga enfocándose en acciones de tierra? Porque canales digitales mal gestionados, por muy populares que sean entre los usuarios, pueden llegar a ser totalmente contraproducentes para una campaña.

Si quieres contactarme, o continuar la conversación en redes sociales, acá puedes encontrarme:

Twitter: @juansedg

Facebook: /juansedelgadogil/

Linkedin: /in/juansedg/

¿Quieres recibir todos mis artículos sobre comunicación digital política? Te invito a llenar este formulario: http://bit.ly/RegistroCompolDigital

(Visited 1.867 times, 2 visits today)
PERFIL
Profile image

Consultor y conferencista internacional en Social Media y Comunicación Digital Política. Hizo parte del equipo digital de la Universidad de Medellín, lideró la estrategia digital de la empresa INTERLAT. Así mismo, dirigió Socialwinks, una marca especializada en Monitoreo de Medios Sociales. Durante los últimos años ha asesorado equipos y candidatos políticos en áreas como marketing digital y social media. Es miembro del Centro Colombiano de Relaciones Públicas y Comunicación Organizacional – CECORP y de la Asociación Colombiana de Consultores Políticos – ACOPOL.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

3

El pequeño Renault Kwid, el Leaf de Nissan, la BMW X5, el Onix(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Liliana los indicadores dependerán de los objetivos que se planteen en la estrategia de marketing digital. Tienes razón en que el objetivo principal de campaña serán los votos, pero quienes trabajamos en digital sabemos que estos espacios también pueden tener como objetivo multiplicar los mensajes del candidato, construir relaciones, visibilizar agendas (ciudadanas y políticas), hacer crowdfounding, generar activismo, entre otros y cada uno de ellos tiene sus respectivos indicadores que se deben medir y analizar.

    Y ante tu segunda pregunta, también es claro que toda campaña es diferente, unas por el tipo de candidato, contexto socio político, entre otras, se enfocan en tierra y el digital pasa a segundo, o tercer plano, así como hay unas donde las redes sociales y otros canales en internet cobran mayor protagonismo. El estratega general, o el gerente de campaña de la mano del candidato serán quienes elijan (o se den cuenta) el tipo de campaña que deben hacer y/o tener.

  2. liliana294025

    Dime qué indicadores usas para medir efectividad y resultados del marketing digital político? Al final el objetivo es conseguir más votos!
    Y cómo puedes independizar este resultado de las campañas tradicionales de hacer política en Colombia?

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar