Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Se trata de entender cuál es la relación entre el Estado, la sociedad, el gobierno y el mercado. Para ello es necesario realizar un ejercicio imaginario donde el Estado es una embarcación, la sociedad son los marineros, el gobierno es el capitán y la economía de mercado es cualquier representación geográfica donde se pueda navegar (ríos, mares u océanos).

Una vez hecha en nuestra mente dicha representación, partimos de la metáfora utilizada en los discursos de Platón y algunas reflexiones hechas por Foucault. Recordemos que la noción de gobierno proviene de la raíz griega «kubernao» que significa dirigir con el timón. Cuando Platón se refiere a la actividad política de la ciudad de Atenas con preocupación semejante a la de un mal gobierno, postula la metáfora que toma al Estado como un navío y expresa su gran preocupación por qué los gobiernos mantenían a la ciudades sin rumbo y sus constantes cambios de dirección terminaban por «marearle».

La metáfora puede ser entendida de varias formas, por una parte representa las ocupaciones de los gobiernos mientras conducen al Estado en forma de navío hacia un horizonte con determinada dirección y por otra parte advierte de la necesaria inter-relación de intereses que se dan al interior de la nave. Se visualizan simbólicamente dos ejes de gobierno (hacia fuera y hacia dentro) que deben estar conectados entre si.

¿Quién gobierna? ¿Qué gobierna? y ¿Cómo gobierna?, es el verdadero problema del gobierno. Esto interpretaría que el poder del capitán es el poder de quien gobierna. El cómo se somete a los marineros y qué aparatos institucionales utiliza para desplegar ese poder serían los problemas del gobierno.

El gobierno, representado en el capitán, es quien genera el poder, es quien delimita y controla el territorio del Estado, es quien se encarga de controlar todos los espacios del navío, es quien genera sentido de pertenencia, existencia y compromiso en los marineros. Las permanentes relaciones entre capitán y marineros generan tensiones que deben ser resueltas entre formas institucionales y modos culturales.

Desde el punto de vista hegemónico, gobernar hacia fuera consiste en darle norte al navío y gobernar hacia dentro significa hacer uso de las instituciones ya sean de control, represión o asignación a través de políticas públicas que transformen los intereses de los marineros en intereses de toda la embarcación.

En el modelo del barco, existe un actor fundamental e indispensable para darle vida a la metáfora: los mercados. Los Estados se hicieron más pequeños porque los mercados se hacen más grandes. El protagonismo por el desarrollo provocó que la mayoría de embarcaciones se lanzaran a mar abierto. Este nuevo modelo de globalización acelerada, economía capitalista, tecnología e independencia monetaria y crediticia se convirtió en la brújula de muchos capitanes. Se ha preguntado alguna vez ¿hacia donde va nuestra embarcación? y ¿qué tipo de capitán tenemos?

@JavierUrreaC



(Visited 363 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

javierurrea.com | Consultor. Fundador-Presidente de ARCEX Asociación en la Red de Colombianos en el Exterior. Miembro de la Plataforma de la Sociedad Civil Colombiana para las Migraciones. Politólogo y doctorando.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

*En una columna en 'Semana' titulada Me equivoqué, la periodista deja(...)

2

[caption id="attachment_14563" align="aligncenter" width="950"] Vicky y Hassan - foto ELTIEMPO.COM[/caption] Así(...)

3

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar