Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Israel es como un veterano que le tira piedras a la casa de la
 vecina (Palestina). Así lo describió alguna vez Hernán Casciari en uno de sus escritos 
sobre el mundo. Las piedras que arroja Israel se las proporciona un amigote que
 le fascina meterse en líos; mientras que los hijos de la vecina, sin ser santos
 de devoción, responden con caucheras desde su pequeño tejado.

Sobre el cruce de cohetes sofisticados y bombas primitivas solo 
queda una cosa: «nada». No pretendo justificar ninguna posición ni 
ideológica, ni política, ni religiosa entre Israel y Palestina, pero sí
 reflexionar sobre la naturaleza humana del asunto. Aunque es un tema que
 debería de solucionarse por una vía distinta a la desigual confrontación bélica
de de hace años, se busca rescatar la única posición válida que está por encima de
 la guerra: la posición humana. ¿pero qué naturaleza la define?

La circunstancia que nos convierte naturalmente en humanos supera 
la condición de nacer, reproducirse, matar o morir. Nos hace más humanos usar
 la razón, pero nos hace menos, creer tenerla siempre de nuestro lado. Contar
 con la posibilidad de cambiar nuestras condiciones y nuestras relaciones con 
los entornos y demás individuos nos convierte en humanos, sin embargo fracasar en la transformación y llevarnos
 directo a la muerte puede ser la peor de nuestras frustraciones como civilización.

Apuntarle con armas a niños (y en el peor de los casos
 matarlos),  independientemente si
defienden o no con piedras un territorio, es la acción más contradictoria de 
nuestra naturaleza humana. El orden natural se convierte en un corto salto de
nacer a morir sin derecho a la mínima reproducción.

derechos humanos ilustracion.jpg¿Es natural el comportamiento salvaje que se da en la franja de Gaza 
o lo ha creado las relaciones militares y religiosas entre Palestina e Israel?Existen
 dos alternativas de respuesta según como veamos a la sociedad y a la política.Dichas formas dependen de la manera como entendemos la naturaleza esencial del
 ser humano. Una manera es como lo explicaba Thomas Hobbes, quien asumiendo el 
salvaje que llevamos dentro definía al «hombre como un lobo para el hombre».
 Somos malos por naturaleza, corruptos y depravados, vivimos con temor constante
 y con el peligro de una muerte violenta. Por lo tanto, solo traspasando nuestros derechos naturales a una autoridad absoluta
 es posible evitar una guerra.

La otra manera de verlo, es más optimista. Se trata de pensar como 
Jean Jacques Rousseau. Se consideraba que el ser humano, por naturaleza, es una 
especie de «buena persona», que siendo sosegado y dócil se preocupa únicamente
 por cubrir sus necesidades más inmediatas; pero sin olvidar que es la manera
 como está organizada la sociedad quien termina por corromperlo y volverlo un 
salvaje. Argumentaba que la sociedad que hoy en día conocemos como civilizada
 es el germen de los problemas y son los derechos sobre la propiedad los que 
generan las guerras.

Tanto el uno, como el otro, creían en la necesidad de un contrato 
social, un tipo de sujeción ante la ley. Sin embargo para Hobbes, la única
manera de vencer la depravación humana consiste en conservar el estatus quo, controlar
la seguridad, el orden, cediendo derechos e imponiendo la moral. Mientras que
para Rousseau, la manera de vencer el
egoísmo, resultado de la civilización, está en aceptar la voluntad general de
la población.

Los israelíes se están educando bajo una serie de preceptos que
 desde las familias exaltan los valores del patriotismo y defensa del orden. Por
 su parte la juventud palestina solo entiende que la manera de encontrar una 
posibilidad digna de reconocimiento está en combatir a un enemigo invasor. Al 
final, lo único que une a las dos
 sociedades son el sacrificio y el coraje; no por sobrevivir sino, por sostener 
una extrema idea de lucha que mata sus posibilidades de evolución.

La guerra es un criterio político y social de nuestros tiempos, es 
un negocio muy rentable que no debe ser desmontado por el bien del
 establecimiento. Lo más conservador de nuestros gobiernos desconfía de los 
nuevos modelos de sociedad, cosa contraria de lo que piensa la izquierda. Los
 que están atraídos por esta última idea, creen que si se reforma a la sociedad,
 se transforma a las personas.

Si usted cree que los colombianos somos corruptos por naturaleza
 pero gracias a un orden social nos podemos llevar bien, entonces usted está de
acuerdo con Hobbes; pero si por el contrario, cree que por naturaleza somos 
nobles y es la sociedad colombiana quien nos convierte en depravados sociales,
 entonces está de acuerdo con Rousseau. Al final, por esencia ¿Somos salvajes o
 no?

Twitter @JavierUrreaC

Dibujo Lucas Agudelo

Nota: La colaboración entre el dibujante y el escritor que se presenta en este blog esta intencionada para producir reflexiones y preguntas desde medios expresivos diferentes. Los temas y las problemáticas son producto de las inquietudes comunes de los autores sin que esto signifique que exista un acuerdo previo sobre el enfoque de cada cual. Los autores se encuentren directamente en este blog como una forma de compartir o confrontar opiniones.



(Visited 298 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

javierurrea.com | Consultor. Fundador-Presidente de ARCEX Asociación en la Red de Colombianos en el Exterior. Miembro de la Plataforma de la Sociedad Civil Colombiana para las Migraciones. Politólogo y doctorando.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Diez acciones para respaldar la paz desde el exterior

    1. Léase o reléase el Acuerdo de Paz. Hágalo por partes, por capítulos, por momentos, pero hágalo. Léalo solo(...)

  • Opinión

    El grito más desgarrador #26JMiGritoEs

    El grito más perturbador y terrorífico es el de un niño llorando a su madre y padre asesinados. Ni(...)

  • Opinión

    ¿Aceptará la invitación el representante de los colombianos en el exterior?

    La curul de los colombianos en el exterior es como una olla. En ella se cocinan muchas cosas que(...)

  • Colombia

    Actualizar la democracia para los colombianos en el exterior

    Partamos de la idea que al colombiano en el exterior que no vota, no lo ven, y no lo ven porque no vota. Para poder votar hay que tener la cédula inscrita en los consulados  y quien no la tenga inscrita se queda por fuera de la democracia. ¿Quién se acuerda de los colombianos que tienen los consulados a kilómetros y distancias geográficas? Datos de la Registraduría indican que el potencial electoral es de 838.020 personas que pueden votar en 235 puestos de votación en el mundo. Si hacemos el cálculo sobre aproximadamente 6 millones de colombianos en el exterior deducimos que tan solo el 14% de esos ciudadanos hacen parte del sistema democrático y pueden votar. La gran mayoría se queda por fuera de la democracia. En el siglo XXI la comunidad colombiana en el exterior ha participado en otros procesos distintos a la elección tradicional que se convoca cada cuatro años para elegir congresistas y presidente. También se le ha convocado para participar en el Plebiscito para refrendar los acuerdos de paz y la consulta popular anticorrupción. De allí la importancia de hacer parte de la democracia facilitando el ejercicio del voto. El Estado debe facilitar su inclusión dentro del sistema electoral colombiano, de lo contrario la participación ciudadana estará sometida por lo abstención en cada certamen democrático. Una salida está en actualizar la democracia para combatir la abstención. Se requiere implementar mecanismos digitales que faciliten la participación de la comunidad colombiana en el exterior. La tecnología nos puede permitir superar las barreras que producen una histórica abstención. Veamos cómo es la abstención para la Cámara de Representantes de los Colombianos en el Exterior por periodo legislativo: 76% en 2002-06, 87% en 2006-10, 88% en 2010-14, 92% en 2014-18 y 91% en 2018-2022. Si bien es cierto que para las últimas elecciones de 2018-2022 se presentó un crecimiento significativo de votaciones y de inscripciones de cédulas, los niveles de abstención se siguen manteniendo en niveles preocupantes. Según los históricos electorales proporcionados por la Registraduría para dichas elecciones votó el 9,62% de la población habilitada, es decir que la abstención se mantuvo por encima del 90%. Se propone de manera inicial centrar la implementación de la tecnología blockchain en mecanismos de democracia digital para los colombianos en el exterior. Se trata de retomar las iniciativas de democracia digital para los colombianos en el exterior que se hundieron en la última reforma político electoral de 2017. La comunidad colombiana en el exterior tiene significativas dificultades para acceder al sistema democrático. De más de cinco millones de connacionales por fuera del país, menos del 20% hacen parte del censo electoral porque no tienen su cédula inscrita en sus respectivos consulados; y de ese censo, la abstención está entre el 85% y 90% aproximadamente para las elecciones presidenciales y al Congreso. Con la puesta en marcha de mecanismos de democracia digital con tecnología blockchain se promoverá la transparencia y se superarían las barreras geográficas, de costos y de tiempo, aumentando el censo electoral con la inscripción digital de cédulas y fortaleciendo la participación ciudadana con el voto digital y la firma digital para iniciativas ciudadanas desde el exterior. Sin duda Colombia sería líder mundial para la actualización de la democracia.   Twitter @JavierUrreaC   |   Facebook Javier Urrea

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

No quiero rememorar escándalos viejos, ni evocar los sufrimientos que terminaron(...)

3

"Hace unos días un amigo me invitó a una cena en(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Señor Urrea Cuéllar, muy interesante la introducción y gracias por tocar el tema del conflicto Israel-Palestina, pero me parece desacertado plantarlo en términos tan estáticos como los de Hobbes o Russeau. Aunque tales presunciones de ‘bondad’ o ‘maldad’ puedan aplicarse a problemas carentes de contexto histórico, en el caso de este, tan prolongado conflicto vale la pena preguntarnos ¿Qué pretende el amigote que le fascina meterse en líos al ayudar al veterano que tira piedras a la casa vecina? – Al responder esta pregunta quizás entendamos el papel de Colombia para Suramérica en el Nuevo Orden Mundial.

    El amigote (USA) le ayuda al veterano (Israel) a tirarle piedras a la casa vecina (Palestina) porque tiene un proyecto muy importante: dominar la cuadra, el barrio y de paso toda la ciudad!!. Este proyecto se viene ejecutando desde que fue evidente el papel estratégico del petróleo en nuestra economía de rápida expansión. Ya hacia los años 1953 la CIA orquestaba un golpe de estado en Irán asegurando que la explotación de petróleo quedara en manos de petroleras británicas o americanas. Más tarde Zbigniew Brzezinski dijo en su libro “El gran ajedréz mundial”: Eurasia es el gran premio para los EE.UU. – Y todavía no ha concluido esa etapa que comenzó con el apoyo de los EE.UU. a los muyajadínes contra los soviéticos (recuerda la guerra afganistosa? – Charlie Wilson’s War) y toda la carreta que Osama bin Laden quería atacar a los americanos años después. El objetivo real de los eventos del 11 de septiembre de 2001 fue llevar la guerra a los Talibanes quienes se rehusaron a colaborar con la construcción del oleoducto Turkmenistán-Karachi que atravezaba el corazón de Afganistán. La toma de Irak ya todo concluyó que es equivalente a tomarse la tienda de la esquina. Posiblemente no haya escuchado nunca acerca de esto pero le estoy dando los hechos; el deber del lector es confirmarlos. Pero bien, el papel de Israel es servir de portaviones y de pie de fuerza para asegurar el dominio de los EE.UU. y las élites europeas sobre una de las reservas más importantes de petróleo en el mundo. Israel ataca a Palestina no por malo ni cascarrabias, o porque le faltó interpretar correctamente a Hobbes o Russeau. Está allí porque es el lugarteniente de una operación con objetivos muy claros, ganancias trillonarias, y nada menos que formar parte de una corta lista de líderes que dominarán el mundo cuando los tratados internacionales gracias a la ONU y otras guerras arremachen a todo el resto del mundo en una sola economía con un único gobierno mundial, y con jueces tipo La Haya que legislarán quien tiene derecho a qué y cómo. Palestina por su parte se defiende con las uñas, pero finalmente será vencido a pesar que la letra de esta canción diga lo contrario ( http://youtu.be/iFlhau5BbjM ). Y lo peor: el tan magnánimo proyecto ya llegó a Colombia.

    Colombia simplemente tiene que hacer lo mismo que Israel. Atacar a sus vecinos con ayuda de la potencia imperial (Plan Colombia III) y servir de portaviones (7 bases) para asegurarse que Palestina (Venezuela, Ecuador, Bolivia y otros países suramericanos) estén dominados por una élite que tiene aspiraciones de gobierno mundial. Por supuesto el asunto se va a disfrazar como lucha antisubversión o lucha antinarcóticos, pero el objetivo será dominar las reservas de crudo en la Orinoquía y Amazonía y todo lo ubicado más allá. – Ahora, si planteamos esto último en términos de buenos o malos, o como usted sugiere en términos de corruptos por naturaleza o nobles por naturaleza, la respuesta es: ninguna de las dos. Jugaremos el papel del Israel suramericano porque seremos la ficha de un ajedrez mundial cuidadosamente planeado, cuidadosamente ejecutado, jugada tras jugada.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar