Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Ante la pregunta elemental de para qué matarnos los colombianos, surgen respuestas sin sentido que pretenden justificar la acción perpetua de la confrontación. Estratégicamente puede ser una opción taquillera que sirve para aferrarse al poder, pero históricamente la respuesta pasará como la alternativa de guerra que tiene como único libreto: la oposición a la paz. A los opositores de la paz hay que insistirles que la meta no son las próximas elecciones, sino las próximas generaciones.

Después del gesto histórico del pasado 23 de junio de 2016 donde se anunció el fin de un conflicto armado que dejó más de doscientos veinte mil muertos y más de cinco millones de desplazados, se vienen preguntas como: ¿Qué va a pasar si la Corte Constitucional no aprueba el plebiscito como mecanismo de refrendación?, ¿Qué sucederá con las condenas vigentes en la justicia ordinaria para los actores del conflicto por graves violaciones de derechos humanos? O ¿Qué garantías tendrá el proceso en las regiones donde triunfan los opositores de la paz?

Con el fin del conflicto existirá un antes y un después en la manera de repensar el país. El objetivo es romper con ciclos fatales de violencia colectiva que nos han doblegado ante espirales históricos de muerte y lucha armada. Doscientos veinte mil muertos es como llenar tres veces el estadio metropolitano de Barranquilla y matar a todos los que caben ahí. Más de cinco millones de desplazados por la violencia es como obligar a todos los habitantes de Medellín y Cali a abandonar su ciudad. Lo inconcebible es que algunos siguen bravos porque se busca detener semejante éxodo y genocidio.

La “mal apodada” resistencia civil a la colombiana manchó la génesis de la auténtica resistencia pacífica ante la opresión liderada por el mismo Gandhi o Martin Luther King. Pero en Colombia la resistencia se hace desde el resentimiento para oponerse a la paz, se dice que es pacífica pero se alimenta del odio y se invita a que se firme para continuar con la violencia. De forma increíble, todo al revés.

La impunidad existe desde hace años en Colombia y es apenas lógico pensar que en este proceso de paz no habrá justicia absoluta. Ni con dinero, verdad y garantías de no repetición se podrá recuperar lo perdido. Son las mismas víctimas las que piden acabar con el conflicto, son los mismos campesinos y soldados pobres los que no desean sumar un muerto más. Puede que la justicia transicional no resuelva todos los problemas que deja la guerra, pero seguramente hará mucho más que la justicia ordinaria.

Con la Ley de Justicia y Paz para desmovilizar al paramilitarismo colombiano, surgieron penas condenatorias en Colombia y en el exterior. Se acudió a la extradición, a penas de máximo ocho años por delitos graves, se metió gente a la cárcel, cayeron algunos políticos, otros se exiliaron y al final la violencia continuó desde las bandas criminales -bacrim-, desde la libertad de algunos líderes y desde el rebautizamiento del paramilitarismo. ¿Sirvió de algo?

Romper esquemas. Solución nueve puntos

Rompiendo esquemas. Soluciones geométricas

Los acuerdos de paz, son solo eso: acuerdos. La paz es un proceso de construcción permanente que no llegará con una firma. Los problemas y las soluciones para Colombia empiezan en el campo y los atraviesan la desigualdad y la corrupción. El conflicto es una consecuencia de ello. El acuerdo es tan solo el inicio de una nueva historia libre de guerra donde todos tenemos que participar desde la libertad de nuestra forma de pensar.

A finales del año dos mil, el profesor Pedro Valenzuela en una clase de resolución de conflictos nos puso como ejercicio unir nueve puntos (que formaban un cuadrado) con cuatro líneas rectas. Nadie resolvió el problema porque todos buscábamos la respuesta uniendo líneas dentro del cuadrado. El profesor nos estaba diciendo que la mejor forma de resolver los conflictos es rompiendo con los esquemas y saliéndonos del cuadro.

Tal vez, el profesor nos estaba dando puntadas sobre la justicia transicional y nosotros estábamos descubriendo el retraso que le generan las mentes cuadradas a los procesos de paz.

 

@JavierUrreaC

(Visited 1.789 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

javierurrea.com | Consultor. Fundador-Presidente de ARCEX Asociación en la Red de Colombianos en el Exterior. Miembro de la Plataforma de la Sociedad Civil Colombiana para las Migraciones. Politólogo y doctorando.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Diez acciones para respaldar la paz desde el exterior

    1. Léase o reléase el Acuerdo de Paz. Hágalo por partes, por capítulos, por momentos, pero hágalo. Léalo solo(...)

  • Opinión

    El grito más desgarrador #26JMiGritoEs

    El grito más perturbador y terrorífico es el de un niño llorando a su madre y padre asesinados. Ni(...)

  • Opinión

    ¿Aceptará la invitación el representante de los colombianos en el exterior?

    La curul de los colombianos en el exterior es como una olla. En ella se cocinan muchas cosas que(...)

  • Colombia

    Actualizar la democracia para los colombianos en el exterior

    Partamos de la idea que al colombiano en el exterior que no vota, no lo ven, y no lo ven porque no vota. Para poder votar hay que tener la cédula inscrita en los consulados  y quien no la tenga inscrita se queda por fuera de la democracia. ¿Quién se acuerda de los colombianos que tienen los consulados a kilómetros y distancias geográficas? Datos de la Registraduría indican que el potencial electoral es de 838.020 personas que pueden votar en 235 puestos de votación en el mundo. Si hacemos el cálculo sobre aproximadamente 6 millones de colombianos en el exterior deducimos que tan solo el 14% de esos ciudadanos hacen parte del sistema democrático y pueden votar. La gran mayoría se queda por fuera de la democracia. En el siglo XXI la comunidad colombiana en el exterior ha participado en otros procesos distintos a la elección tradicional que se convoca cada cuatro años para elegir congresistas y presidente. También se le ha convocado para participar en el Plebiscito para refrendar los acuerdos de paz y la consulta popular anticorrupción. De allí la importancia de hacer parte de la democracia facilitando el ejercicio del voto. El Estado debe facilitar su inclusión dentro del sistema electoral colombiano, de lo contrario la participación ciudadana estará sometida por lo abstención en cada certamen democrático. Una salida está en actualizar la democracia para combatir la abstención. Se requiere implementar mecanismos digitales que faciliten la participación de la comunidad colombiana en el exterior. La tecnología nos puede permitir superar las barreras que producen una histórica abstención. Veamos cómo es la abstención para la Cámara de Representantes de los Colombianos en el Exterior por periodo legislativo: 76% en 2002-06, 87% en 2006-10, 88% en 2010-14, 92% en 2014-18 y 91% en 2018-2022. Si bien es cierto que para las últimas elecciones de 2018-2022 se presentó un crecimiento significativo de votaciones y de inscripciones de cédulas, los niveles de abstención se siguen manteniendo en niveles preocupantes. Según los históricos electorales proporcionados por la Registraduría para dichas elecciones votó el 9,62% de la población habilitada, es decir que la abstención se mantuvo por encima del 90%. Se propone de manera inicial centrar la implementación de la tecnología blockchain en mecanismos de democracia digital para los colombianos en el exterior. Se trata de retomar las iniciativas de democracia digital para los colombianos en el exterior que se hundieron en la última reforma político electoral de 2017. La comunidad colombiana en el exterior tiene significativas dificultades para acceder al sistema democrático. De más de cinco millones de connacionales por fuera del país, menos del 20% hacen parte del censo electoral porque no tienen su cédula inscrita en sus respectivos consulados; y de ese censo, la abstención está entre el 85% y 90% aproximadamente para las elecciones presidenciales y al Congreso. Con la puesta en marcha de mecanismos de democracia digital con tecnología blockchain se promoverá la transparencia y se superarían las barreras geográficas, de costos y de tiempo, aumentando el censo electoral con la inscripción digital de cédulas y fortaleciendo la participación ciudadana con el voto digital y la firma digital para iniciativas ciudadanas desde el exterior. Sin duda Colombia sería líder mundial para la actualización de la democracia.   Twitter @JavierUrreaC   |   Facebook Javier Urrea

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

No quiero rememorar escándalos viejos, ni evocar los sufrimientos que terminaron(...)

3

"Hace unos días un amigo me invitó a una cena en(...)

12 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. El historico acuerdo con el M-19 no freno esa barbarie y menos la corrupcion, fue todo lo contrario, la estimulo. Por favor no hablemos de paz, hablemos de fin de conflicto con la legitimacion de un cartel, ya que muchos no se acogerán y otros se crearán y la paz habrá fracasado. Será que este holocausto contra nuestra institucionalidad? Traerá paz, siendo un acto legislativo que ni siquiera el pueblo en ejercicio de su poder constituyente primario en el futuro podrá modificar.

  2. gustavomartin0517

    La paz no se dá en la misma forma como se resuelve un problema matemático o un ejercicio geométrico, no es como soplar y hacer botellas, ni con solo firmar, la paz puede obtenerse de muchas formas, que no son fáciles pero sí variadas, mediante diálogos como el actual, o guerras, como en otras épocas en que él que se imponía ese era el que hacía la paz, pero existe otra forma de hacer la paz y es la que proviene de Dios.

  3. alvaro869414

    Según el parroquiano como existe impunidad, en el proceso de paz cabe la injusticia y pensar lo contrario es odio y tener mente cuadrada. La paz hay que construirla atacando la corrupción, la desigualdad social y la injusticia, imponiendo orden y creando fuentes de trabajo. No con esquemas sacados del sombrero por los profesores que sean.

  4. Desafortunadamente las FARC no son democraticas, se comportaran como tales mientras llegan al Poder luego vendran los juicios revolucionarios, las Purgas y la represion y finalmente la Dictadura Socialista de la HEGMONIA NACIONAL POPULAR omo sucedio en venezuela (averigue que es esto, ilustrese e informese). en un pais corrupto electoralmente las farc tienen suficinete Dinero para comprar los votos necesarios. O usted es un periodista mermelado o es un ingenuo total por no decir un Idhioohta Util

  5. En su perfil del blog no dice una palabra de su relación con el gobierno Santos. Usted ha trabajado y sigue trabajando para el presidente.
    En este blog en particular usted utiliza la táctica santista de satanizar a aquellos que consideramos que éste proceso ha sido muy mal llevado, diciendo que somos personas que preferimos la violencia. Por eso llevan el plebiscito a una pregunta simple, quiere la paz, sí o no?. Las farc han sido por muchos años un grupo delincuencial, que no creen en la democracia y quienes no se arrepienten de nada. Entonces por qué igualarlos al estado?. No es cierto que ellos existan por la desigualdad y la corrupción, ellos las han alimentado. Digame un solo peso de la inmensa fortuna de las farc que haya servido en alguna zona del país para disminuir la desigualdad?.
    Entonces por qué no liberamos a todos los asesinos y delicuentes de Colombia pues la mayoría se criaron en un ambiente de desigualdad.
    Es falso además que en Colombia tengamos una guerra civil. Las farc, el eln, las bacrim, los paras y demás grupos, no representan a ningún colombiano. Son grandes bandas criminales y punto.
    Y por último, es un chiste que usted hable de corrupción trabajando para un gobierno corrupto que para mantenerse ha comprado politícos y prensa y que para ser reelecto debió venderse a Ñoños y demás personajes siniestros.

  6. gracias por este tipo de análisis muy buen blog, y la tan manida idea de que es que quieren paz sin impunidad esta mandada a recojer, nada es perfecto, tenemos mas problemas pero por algo debemos empezar y desarmar a uno de los actores del conflicto es un muy buen comienzo, el resto es desarmar los corazones y aunque tengamos ideas opuestas las miremos con respeto, que tengamos responsabilidad para sacar a delante al país y sus ciudadanos con solidaridad llegaremos lejos esta paz es la cuota inicial

  7. grosver.ibarra

    No es cierto que quienes no estamos de acuerdo con el proceso de mas queremos continuar la violencia. Lo que pasa es que la forma con se maneja éste es injusta y ademas tampoco es cierto que en colombia las victimas esten pidiendo el perdon. Porque todos los colombianos hemos sido victimas del violento pensamiento de las farc. Muy triste que usted señor urrea justifique todos esos crimenes para imponer la impunidad de quienes han causado tanto horror y peor aun argumenta que como en nuestro pais siempre ha habido impunidad entonces otra mas no importa. Le cuento yo voto por el NO PORQUE QUIERO LA PAZ.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar