Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hace algunos años Latinoamérica era considerado el patio trasero de los Estados Unidos. La región era claramente el área de influencia de la potencia del norte y su injerencia en los asuntos internos de muchos de nuestros países era a todos los niveles. La historia está llena de intervenciones directas, golpes de estado y la guerra contra el narcotráfico, al igual que inversión económica, social, militar y política.

Hoy los Estados Unidos tiene su atención en otras regiones del mundo. Debido al terrorismo radical islámico y la lucha por mantener su estatus de potencia mundial, se ha tenido que concentrar en el medio oriente y en la región Asia/pacífico. Durante los últimos 15 años el foco de la política exterior norteamericana le ha dado baja prioridad al tema latinoamericano y lo poco que ocurre hoy se enfoca simplemente en dos temas: Inmigración y narcotráfico. El resto de las esferas de influencia que existían se han disipado a tal punto que la región cada vez escucha menos la opinión de Estados Unidos sobre los temas regionales.

De la misma manera, en estos 15 años América Latina ha surgido como una de las regiones de mayor crecimiento económico del mundo. Muchas naciones consideradas hasta hace poco estados fallidos o naciones en claro subdesarrollo tienen economías y estados vibrantes y en pleno crecimiento. Esto ocurrió de manera local y a través de políticas de integración regional y con otras áreas del mundo. Si bien es cierto que Estados Unidos sigue siendo el principal socio comercial de algunos de nuestros países como Colombia, Chile, México o Panamá, En otros casos el comercio intrarregional y con otros bloques como La Unión Europea, China o África ha reemplazado el predominio de la economía norteamericana sobre la región.

Con estos cambios, las otras potencias del mundo abrieron los ojos a la realidad latinoamericana y quieren reemplazar a los Estados Unidos en su antiguo rol en la región. Rusia Y China han llegado a la región para quedarse. Tienen gran influencia en países de la corriente socialista Bolivariana como Venezuela, Nicaragua y Bolivia, y están tratando de abrir nuevas áreas de influencia e inversión en Colombia, Ecuador, Centroamérica, Argentina y Perú. Con declaraciones como su apoyo al proceso de paz colombiano, el presidente Ruso y el primer ministro Chino quieren empezar a hacer sentir su peso político. El supuesto Canal nicaragüense que China va a construir seria, de cristalizarse, la inversión extranjera más grande de la historia del continente, y es un proyecto chino, no americano o europeo

Estados Unidos está perdiendo poco a poco la ventaja geopolítica, económica y geográfica que ha mantenido históricamente y ha desperdiciado y subvalorada por décadas. Latinoamérica es hoy una región más fuerte, independiente y, para algunos de nuestros países, más abierta al mundo. Si la revolución bolivariana hubiera ocurrido 30 años atrás, la respuesta norteamericana hubiera sido mucho más decisiva y directa. Hoy no pasa de comunicaciones diplomáticas en momentos de tensión y de básicamente ignorar lo que ocurre en estos países y su efecto en la región. Otras potencias están dándole mayor importancia y ejerciendo mayor influencia en estas naciones y por ende en el futuro de la región. Con toda la retórica nacionalista y anti-imperialista de Venezuela, Argentina, Bolivia, Nicaragua o Ecuador, lo que realmente parece ocurrir es que cambiaron de imperio, y el cambio no parece tener buenos prospectos. China solo está interesada en su crecimiento económico e inversión a cualquier precio, sin importar las consecuencias sociales, ambientales o políticas de sus acciones. Solo basta ver lo que ha ocurrido en las naciones Africanas donde la China reemplazó a los poderes europeos. Rusia está interesado en ampliar su influencia geopolítica, y demostrarle a los Estados Unidos, al mejor estilo de la antigua guerra fría, que así como los Americanos intervienen en Ucrania o Asia, ellos lo pueden hacer en Latinoamérica, pero sus políticas e ideologías dejan mucho que desear para naciones que quieren fortalecer sus democracias, no debilitarlas. Nuestra potencia regional, Brasil, que debería proteger su área de influencia de sus competidores (que son precisamente los chinos y los rusos), parece incapaz o totalmente desinteresado en ampliar su influencia económica y política en la región, y resentimientos nacionalistas y regionales también lo impiden.

Todo esto demuestra que Latinoamérica está al mejor postor y las nuevas alternativas no parecen ser el mejor camino. No podemos desconocer que la hegemonía americana no siempre fue positiva o adecuada, pero dentro de esa dualidad de valores de la política exterior de los Estados Unidos (donde los valores de libertad y democracia son el centro de su política, pero a veces sus acciones son encaminadas a lograr el efecto contrario para proteger sus intereses nacionales), Latinoamérica logró consolidar la democracia, la economía de mercado y los derechos civiles, ahora poco a poco siendo desmontados en las naciones que paradójicamente más se están alejando del circulo pro-norteamericano de la región. Algunas naciones de nuestra región han buscado que los Estados Unidos se reinserten como un actor geopolítico importante, pero en unos términos más igualitarios y con enfoque en inversión, desarrollo económico, desarrollo ambiental, infraestructura y consolidación de sistemas democráticos. A Latinoamérica le conviene tener a los Estados Unidos a su lado, en términos diferentes a los que esta relación tuvo en el pasado. Las nuevas potencias que se están asentando en la región no presentan opciones alentadoras a largo plazo. Basta ver los países de nuestra región que le están abriendo las puertas a esos nuevos imperios en donde están y hacia dónde van. La situación actual nos abre una ventana para ver el rumbo que la región tomaría con las alternativas que existen.

(Visited 154 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Mi nombre es Adolfo Ramírez. Soy consultor y tengo un master en Diplomacia y Relaciones Internacionales Tengo un website sobre America Latina www.nuevalatinoamerica.com. Visitalo

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Siempre que visito un restaurante, trato de averiguar sobre su historia y sus inicios porque me parece importante empaparme del arduo trabajo que hay detrás de lo que ahora es exitoso. Uno no puede ser irresponsable y criticar negativamente solo por una primera mala impresión, pues son muchas familias las que dependen económicamente de microempresas dedicadas a la gastronomía. Por eso, y aunque ya lo conocía, decidí volver a probar, y a escribir, sobre el ya muy conocido restaurante El Galápago, pues me molestó un comentario irresponsable de alguien que se dedica a hacer evaluaciones de comida en sitios de Bogotá y la sabana, tal vez con un poco de arribismo o de desconocimiento del tema. Adentrándonos en la carta de este restaurante ubicado en el centro de Chía (carrera 10 No 13-43), que también tienen una sede en la calle 19 No 14-08 (El Galápago Campestre ), su plato estrella es la hamburguesa al champiñón en pan blanco tipo árabe al que se le incluyen 260 gramos de carne madurada, tocineta y una salsa espectacular que, como su nombre lo indica, tiene muchos pero muchos champiñones frescos y de gran tamaño. Perfectamente se la pueden comer entre dos, y les recomiendo acompañarla con papas en casco y alguna de las muchas opciones de bebidas como limonadas, jugos de fruta natural o, tal vez, con una cerveza artesanal.  Visualmente puede que el plato no cumpla con los estándares de muchos otros, pero al probarla lo de menos es como se ve, pues el sabor de la carne y sus adiciones es delicioso.   [caption id="attachment_3503" align="aligncenter" width="1024"]Foto: Blog ¿Para dónde va? Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption]   Pero El Galápago tiene muchas más opciones cárnicas (pollo, res y cerdo) como, por ejemplo, las entradas de chunchullo crocante, morcillas y platos fuertes como las costillas de cerdo acompañadas de papa salada, arepa de queso y ensalada. Allí también podrán encontrar cortes de carne artesanal como churrasco, punta de anca, baby beef, asado de cadera, chuletas, pechugas a la plancha y otros que se me olvidan en este momento. Igualmente, hay opciones para veganos que no quieran ser relegados a la hora de salir a almorzar en la sabana de Bogotá.   [caption id="attachment_3504" align="aligncenter" width="1024"]Foto: Blog ¿Para dónde va? Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption]   Las malteadas, los postres y los helados son otro elemento destacado de este restaurante. Estos son elaborados de manera artesanal, logrando escoger el comensal entre más de 10 opciones para cerrar con un sabor dulce la visita al lugar. Finalmente, hay que resaltar que en El Galápago también son Pet friendly, un aspecto muy importante hoy en día para los que no se quieren separar de sus mascotas. Y en cuanto a los precios, los platos fuertes oscilan, en promedio, entre los treinta y los sesenta mil pesos. Pero, como lo advertí anteriormente, las porciones son generosas y, en ocasiones, con un solo pedido comen dos personas. Si van a ir el fin de semana les aconsejo que lleguen temprano ya que a veces hay fila, pero realmente los meseros son muy pilos y no hacen esperar mucho a sus visitantes. El Galápago Campestre SÍ es un buen restaurante, que tiene detrás a gente trabajadora que ha luchado mucho para lograr posicionarse, a tal nivel que ya han sido ganadores en Premios La Barra. Yo lo recomiendo ampliamente y espero que ustedes lo visiten y también le hablen del lugar a conocidos y familiares.

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. oscar.camarena.10004

    PRIMERO, COMO ESCRIBISTE “MEJICO” ESTA MAL ESCRITO ,PORQUE MEXICO ES NOMBRE
    PROPIO,ASI QUE YO NO PUEDO ESCRIBIR “COLUMBIA” POR QUE DEBE SER COLOMBIA
    QUE ES NOMBRE PROPIO .GRACIAS POR SU ATENCION

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar