Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Dejando a un lado la política, su corrupción y sus rencores, divisiones y rencillas, los colombianos no podemos desconocer la transformación que estamos viviendo con respecto al conflicto armado que nos ha aquejado por décadas. Independientemente de nuestras convicciones políticas, es imposible no reconocer que lo que está ocurriendo con el acuerdo de paz es histórico… y POSITIVO!

Analicemos los hechos como lo que son. Hechos irrefutables. En Colombia, miles de hombres que de manera ilegal empuñaban armas en contra de otros colombianos, civiles o militares, están entregando sus armas y están deseando reintegrarse a la sociedad. Que esto haya resultado como mínimo en una muerte menos, un secuestro menos, una región menos amenazada, una familia menos destruida, ya es un logro inmenso para el país. Las estadísticas desde el fin de la guerra hablan de cientos de muertes civiles y militares que se han podido evitar. Se habla de hospitales militares con muchos menos soldados de la patria heridos en combate, y se reconoce la disminución de muertes y secuestros que ocurrían debido al accionar de las FARC. Dejando de lado el debate político, es imposible no reconocer esto como una transformación muy positiva para el país, algo que estamos deseando los colombianos hace décadas, y que hoy vemos ocurrir. Independientemente de la veracidad y exactitud de la información sobre el proceso, los hechos son claros y las consecuencias de este proceso de paz, por lo menos en el inmediato plazo para el país, son positivas

Que estos hechos se conviertan en un cambio duradero y positivo para el país depende de los colombianos, no de los políticos de turno. Las FARC se convertirán en un partido político y los ciudadanos podemos rechazar con nuestros votos cualquier ideología extremista que se proponga. Esa oportunidad nos la va dar el hecho de que las FARC silenció sus fusiles y decidió participar en el proceso democrático. Si el acuerdo se descarrila, es esa misma democracia la que nos permitirá elegir a aquellos que lo enderecen nuevamente y permitan que se mantenga esa civilidad que estamos logrando y que no podemos permitirnos perder

Adicionalmente este el aspecto social, que es quizás el más difícil. Los reinsertados necesitan sentir que pueden ser parte de la sociedad nuevamente. Los colombianos necesitamos permitir esa reconciliación, absolutamente necesaria y para ello, el acuerdo debe proveer las herramientas para que Colombia sienta que no solo se logró la paz, sino que se hizo justicia. El rechazo a los reinsertados provocará que se alejen de la civilidad nuevamente y se dediquen a la violencia nuevamente. Es un proceso muy complejo, pero tan o más crítico que el acuerdo mismo y que todo lo que se ha logrado hasta ahora. Los colombianos debemos darle a la reconciliación esta oportunidad única.

(Visited 262 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Mi nombre es Adolfo Ramírez. Soy consultor y tengo un master en Diplomacia y Relaciones Internacionales. Me apasiona la politica internacional, latinoamerica y Colombia. Convencido de la necesidad de abrir siempre el dialogo a todas las opiniones.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Búsquese otra palabrita para legitimar la impunidad de los terroristas. Reconciliar quiere decir reanudar una relación de amistad, familiar, amorosa o de trabajo, por ejemplo. Cuando cayó el cilindro, ni siquiera sabíamos de donde lo lanzaron, y cuando llamaron a exigir el rescate o la extorsión, nunca habíamos visto a nuestros verdugos. Los generales Mora, Flórez, Naranjo y Alzate sí conocían a los que masacran los soldados y policías, y se reconciliaron muy fácil. Juhampa se acaba de enterar de que los terroristas tienen billones.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar