Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En Venezuela el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó se ha autoproclamado Presidente interino de la República. En Colombia, el gobierno ha decidido tras un atentado terrorista salvaje, romper los compromisos y protocolos que dieron pie al inicio de las negociaciones de paz con el Eln y exigir su captura y extradición inmediata al país para que sean juzgados como autores intelectuales del ataque terrorista contra la Policía Nacional de Colombia

Precedente riesgoso para la institucionalidad

Estas dos decisiones, estemos o no de acuerdo con ellas, están sentando un precedente riesgoso que puede debilitar la institucionalidad y la legitimidad de ambos estados. En el caso de Venezuela, si bien es cierto que buena parte de Latinoamérica y la comunidad internacional no reconoce a Nicolás Maduro como presidente legítimo, y por ello el fin de su régimen debe ocurrir lo más pronto posible, que alguien se auto-declare presidente interino de los Venezolanos sin que el pueblo de esta nación tenga la oportunidad de elegir quien quieren que lidere la transición a un estado democrático, libre y respetuoso de la ley y las instituciones, representa el riesgo de crear un gobierno, por temporal que sea, casi tan ilegítimo como el que se pretende reemplazar.

El hecho de que varios países latinoamericanos y los Estados Unidos hayan reconocido a Guaidó como presidente, representa un movimiento peligroso que puede debilitar aún más la democracia y la institucionalidad en ese país.

La Unión Europea ha tomado una posición algo más sensata al exigir convocatoria a elecciones inmediatas y transparentes, sin Maduro como candidato, antes de reconocer a un nuevo jefe de estado. El éxito de esta transición liderada por Guaidó sería más transparente si no se hace a nombre personal, sino liderado por el poder legislativo entero, legítimamente elegido en Venezuela, que debe hacer una declaración inmediata a elecciones, una vez Maduro abandone el poder. Solo así se lograría dar legitimidad a este proceso ante los ojos de una nación que está dividida políticamente, pero que sufre casi de manera uniforme los errores de un régimen incapaz, dictatorial y destructivo. Quien gobierne a Venezuela en la transición debe ser elegido libremente por el pueblo venezolano. Es la única forma en que la democracia puede salir fortalecida de todo esto.

Los protocolos no son una política del gobierno de turno

En Colombia el gobierno ha cancelado las negociaciones de paz con el Eln, de manera más que justificada frente al terrorismo ejercido por este grupo, que envió un mensaje muy claro de guerra, inhumanidad y de irrespeto al pueblo y las instituciones de Colombia. Sin embargo, el Estado colombiano, representado por el gobierno anterior, acordó protocolos muy claros, firmados por las partes y custodiados por garantes internacionales, que indican que debía hacerse en caso de que esas negociaciones se cancelaran.

Esos protocolos son política de estado, aprobada a través de los mecanismos legales que existen en la institucionalidad del País. No son una política del gobierno de turno. Son como acuerdos internacionales que deben cumplirse una vez firmados, sin importar que gobierno los negoció o los firmó. El gobierno actual argumenta que el Eln violó esos protocolos al perpetrar el ataque terrorista contra la policía nacional en Bogotá, y siendo un argumento válido, debemos recordar que ese grupo nunca ha respetado la ley o las instituciones. Pero es el gobierno, el Estado, quien debe hacerlo porque de ello depende su credibilidad y legitimidad.

Es por ello que los compromisos adquiridos deben cumplirse por dos razones fundamentales. La primera es que no cumplirlos es prácticamente cerrar la puerta a cualquier negociación de paz futura, porque el Eln o cualquier otra organización no van a creer en la palabra de un estado que no honra sus compromisos. La segunda, y quizás la más importante a futuro, es que se va a debilitar la imagen del estado colombiano a nivel internacional como una nación donde los acuerdos se respetan, y donde la institucionalidad y la ley son el eje central de la política nacional e internacional del país. Colombia ha tenido una tradición de respeto a los acuerdos firmados, y si deben ser cambiados o cancelados, se debe hacer de la manera correcta, a través de los órganos y métodos adecuados para que ello ocurra.

En muchas ocasiones situaciones extremas como una dictadura o un ataque terrorista parecen justificar el alejarse de la institucionalidad y la legalidad, pero debemos recordar que nuestras democracias y nuestras naciones se basan en la legitimidad que el pueblo y su compromiso con la ley les dan. Si esto desaparece, por justificado que pueda ser, estamos posiblemente poniendo en riesgo lo que precisamente estamos tratando de salvar: nuestras democracias

(Visited 584 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Mi nombre es Adolfo Ramírez. Soy consultor y tengo un master en Diplomacia y Relaciones Internacionales Tengo un website sobre America Latina www.nuevalatinoamerica.com. Visitalo

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. es increible que ante el fracaso histórico del comunismo todavía haya estultos, ignorantes, despistados, cínicos, mentirosos e idiotas que defiendan dictaduras como la castrista y madurista y que defiendan diálogos eternos que solo favorecen los intereses de los narcoterroristas. no los del estado y pueblo colombiano. el autodenominado eln ha dialogado con todos los gobiernos anteriores al actual, ¿y para que? para avanzar cualitativa y cuantitativamente en su proyecto criminal, para reorganizarse, rearmarse, etc. en resumen, se han burlado de toda colombia. las mentiras de este blog las desvirtúa, entre otros, hernán gonzalez rodriguez en su ultima columna de el espectador. y respecto a lo de venezuela, primero, guaidó y la asamblea no han hecho nada ilegal. segundo, ¿es que al autor de este blog le parece muy legitimo el dictador maburro y su mafia en el poder?. ¡por Dios! que falta de dignidad la de los opinadores de izquierda.

  2. Se le olvida que el presidente Duque retiro a los negociadores y que para iniciar el dialogo con el ELN les exigió detener toda actividad terrorista contra el estado y la infraestructura petrolera, secuestro y liberación de secuestrado, por lo tanto el actual gobierno nunca inicio dicho dialogo y esos protocolos dejados por Juan Manuel Santos NO SON VALIDOS y menos ante la respuesta demencial del ELN

  3. francisco531350

    dice usted, ….”que alguien se auto-declare presidente interino de los Venezolanos sin que el pueblo de esta nación tenga la oportunidad de elegir …., representa el riesgo de crear un gobierno, por temporal que sea, casi tan ilegítimo como el que se pretende”
    Pues bien, nada mas falso que esa acotación. pues desconoce usted los mecanismos establecidos en la Constitución venezolana para enfrentar esos casos, le sugiero se documente adecuadamente antes de opinar semejante barbaridad. Con todo respeto, Francisco Rodríguez

  4. fernando130759

    El Art. 233 de la Constitucion de Venezuela facultó al Tribunal Supremo de Justicia para declarar la nulidad de las elecciones donde Maduro se eligió con evidente ilegalidad. Eso constituye falta temporal, ante la cual el Presidente de la Asamblea DEBE encargarse de la Presidencia y llamar a elecciones. No hay nada inconstitucional. Alguna duda ???

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar