Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La nueva frase, el nuevo rótulo que los medios y la comunidad internacional le endilgan a nuestra región es sencillo pero profundo: Latinoamérica despertó. Y es gracias a las protestas sociales en Ecuador, Chile, Bolivia y Venezuela, donde los pueblos de estos países rechazaron, en muchos casos de manera violenta, a sus gobernantes y a los altos niveles de corrupción, desigualdad, inseguridad y negligencia del estado. Es importante entender que los movimientos de protesta son en contra de los que ahora ostentan el poder, no en contra de la democracia o los sistemas políticos de estos países, quizás con la excepción de Venezuela, en donde los derechos y valores democráticos han sido debilitados por el régimen de Nicolas Maduro.

Al parecer, ya no había otra salida para los pueblos de Latinoamérica que reaccionar de manera radical, decisiva y en algunos casos violenta contra el establecimiento político, para poder lograr un cambio. Sin embargo, Colombia le demostró este domingo a la región y al mundo que si había otra salida. Las elecciones regionales en nuestro país, literalmente, revolcaron el ambiente político. Los lideres de las fuerzas políticas mas radicales de izquierda y derecha sufrieron una apabullante derrota. El país les cobró su polarización y su manipulación de la política en el país. Les cobró sus campañas sucias, tratando de anular a aquellos que no se alineaban con sus influencias y poder político. Figuras asociadas con caciques electorales, apoyadas en corrupción y en las viejas practicas clientelistas de la política corrupta tradicional, fueron aplastadas por independientes, que surgieron de movimientos nuevos como el Partido Verde, o directamente del pueblo, sin el aval de los partidos tradicionales de gobierno y oposición.

Hubo casos tan dramáticos que hasta las encuestas no habrían podido estar más alejadas de la realidad, ciegas frente a lo que la sociedad colombiana estaba preparando para esta jornada electoral. Los colombianos tenían una revolución diferente en mente, la de la democracia. Parecía como si los mismos de siempre iban a continuar ostentando el poder, usando su caudillismo y sus prácticas antidemocráticas para asegurar su victoria en las elecciones, En algunas regiones lo lograron, pero en la gran mayoría del país, y sobre todo en sus centros económicos y políticos más importantes, la derrota fue apabullante, y con ello nació la esperanza de una clase política mejor, diferente, que abrió sus puertas en un país que ya no veía salida a un ciclo vicioso de poder y corrupción.

Si bien es cierto que esto solo es el comienzo, y que las fuerzas tradicionales de poder en Colombia siguen vivas y seguramente darán la pelea para no dejar quitarse el poder, e intentarán aplastar a quienes les quitaron sus posiciones de control y buscarán aferrarse a sus viejas prácticas, ya tendrán que convivir con una nueva clase política que hará las cosas de manera diferente y sobre todo, con una sociedad vigilante que ya les demostró que no está dispuesta a tolerar ese tipo de política. Estos hechos pueden generar cambios positivos en todo el sistema político del país. La esperanza es que todos aquellos independientes, aquellos que fueron elegidos con la responsabilidad de representar un cambio, así lo hagan y comiencen, en las regiones y pronto en las instituciones nacionales, a transformar una clase política que cada vez está más desprestigiada. Los resultados están por verse.

Por ahora, lo más importante es que Colombia con esto le demostró a la región y al mundo que en una democracia, cuando se tienen las instituciones para protegerla, las protestas y la demostración de inconformismo son legítimas y necesarias, pero el arma más poderosa que tiene el pueblo es el simple, pero fundamental acto y deber ciudadano que le da razón y sentido a este sistema político: El voto libre, consciente y responsable. Es por ello por lo que la defensa de ese derecho debe ser una prioridad en toda la región.

(Visited 3.279 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Mi nombre es Adolfo Ramírez. Soy consultor y tengo un master en Diplomacia y Relaciones Internacionales. Me apasiona la politica internacional, latinoamerica y Colombia. Convencido de la necesidad de abrir siempre el dialogo a todas las opiniones.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Una de mis grandes sorpresas y fuente de felicidad durante estas(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. juanmanuelpineros

    Totalmente de acuerdo; Colombia despertó democráticamente hablando. Los partidos políticos nos valen huevo, ahora importa es la preparación técnica del candidato y su imagen construida en el pasado

  2. Que buen comentario. Estoy de acuerdo de que la gente esta despertando en Colombia, particularmente en las ciudades y estan sacando del poder a los extremistas y a los que apuestan a jugar una politica sucia y llena de mensajes de odio. Es definitivamente un punto de esperanza que la gente este aprendiendo a distinguir los horados de los corruptos, los delfines de los ciudadanos mas capacitados. En Bogota ya se habia mostrado esa tendencia desde hace como dos decadas, pero verlo suciediendo en otras cinco o seis ciudades del pais muestra que tenemos futuro. La meritocracia y la honradez es lo que ha creado las grandes historias de progreso en la historia. Oajala sigamos en el mismo camino.

  3. albertolopez257489

    Los de izquierda no han triunfado en ninguna parte del mundo, acaban con paises prosperos como venezuela, argentina, y ahora lo estan intentando con Chile. Aca en colombia arrodillaron a santos, como el crimen arrodillo a los mexicanos. Los de derecha han conocido periodos de felicidad por lo menos.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar