Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La ortografía no es tan difícil como mucha gente piensa. Muchas veces se puede deducir con poco esfuerzo y aplicando algo de lógica mientras se escribe. Resulta que las palabras están agrupadas, en su gran mayoría, en familias léxicas, y esas familias tienen, por regla general, la misma ortografía. Luego, si conocemos la ortografía de un miembro de esas familias, utilizando lo que se puede llamar nuestra inteligencia ortográfica, podemos deducir la ortografía de otras palabras en que tengamos dudas.

 

1. Formas verbales y sus compuestos

Si conocemos la escritura de cualquier forma verbal, automáticamente sabemos la de muchas otras formas verbales y parientes correspondientes a formas compuestas. Por ejemplo, si sabemos que tuvo se escribe con v, podemos deducir fácilmente que tuve, tuviste, tuvisteis, tuvieron también se escriben con v, al igual que las formas compuestas mantuvo, entretuvo, contuvo, obtuvo, retuvo, sostuvo, se atuvo y se abstuvo (Ortografía de Petúfar, p. 188). Todo el mundo sabe que trabajar (dibujar, bajar, manejar, aconsejar, etc.) se escribe con j, pues no hay otra posibilidad. Luego, nadie debe fallar en la escritura de trabaje, trabajemos, trabajen, trabajé, pues todas sus formas verbales, incluyendo las que contienen je o , se esciben con j (Ortografía de Petúfar, p. 65).

 

2. Derivadas de un sustantivo

Las palabras derivadas de o afines con un sustantivo tienen su misma ortografía. Ejemplos: Si sabemos cómo se escribe necesidad (c y s), no debemos fallar en la escritura de necesario, innecesario, necesitado, necesitar ni necesitaremos (Ortografía de Petúfar, p. 188). Como paradoja y aguja se escriben con j, deducimos que paradójico, agujero, agujerear y agujita también se escriben con j (Ortografía de Petúfar, p. 65).

 

3. Derivadas de la misma raíz latina o griega

Muchas palabras tienen un mismo origen latino o griego. Sin necesidad de conocer la palabra latina o griega, se puede intuir que ciertas palabras pertenecen, por esa razón o por proximidad de significado, a una misma familia. Ejemplos: Sabiendo que valer se escribe con v, podemos deducir que valor, valía, valedero, plusvalía, valorizar, valorización, desvalorización, vale, valorar, valuar, avaluar, revaluar, valeroso, valiente, valentía, valentísimo, valentón, envalentonado, válido, inválido, validar, invalidar, validez, validación, evaluar, evaluación, convalidar, equivaler, equivalencia, convalecer, prevalecer, valencia, prevalencia, ambivalencia, valeriana, Valeria, Valentín, Valentina, Valencia también se escriben con v (Ortografía de Petúfar, p. 197). Por otra parte, si sabemos que presión es con s, no deberíamos dudar de que impresión, compresión, depresión, expresión, opresión, represar, represión, supresión, presionar, impresionar, impresionante, impreso también se escriben con s (Ortografía de Petúfar, p. 223).

 

4. Transformación de letras

La regla general es que las letras claves que determinan la ortografía de las palabras se conservan en otras palabras de la misma familia. Sin embargo, hay casos en que en la escritura se manifiesta alguna característica propia del idioma en virtud de la cual ciertas letras se transforman en otras. Algunos ejemplos de esto son:

4.1  t > La t de algunas palabras muchas veces se convierte en c en otras de su familia léxica. En particular, si hay una palabra terminada en –to, –tor, –torio o –tivo, su pariente terminado en el sonido /sión/ se escribirá con c, no con s: atento > atención, extintor > extincióntransitorio > transición, distintivo > distinción, etc. (Ortografía de Petúfar, p. 86). También se convierte en c la t de algunas palabras en sus parientes terminados en /sial/: Marte > marcial, parte > parcial, demente > demencial, etc. (Ortografía de Petúfar, p. 84). No obstante, la t se convierte en s en algunas palabras que terminan en el sonido /sía/: poeta > poesía, hipócrita > hipocresía; pero no en todas: mercantil > mercancía.

4.2  z > La z también se convierte en c ante e o i: luz > luces, lucir; cabeza > cabecear, cabeciduro; cruz > cruces, crucifijo, crucificar, crucial; empezar > empecé, empiece, empecemos, etc. (Ortografía de Petúfar, pp. 79 y 80).

4.3  c > zc  Algunas formas de los verbos cuyo infinitivo termina en –cer o en –cir cambian la c en zc: nacer > nazco, nazcas, nazcamos, renazca, etc.; traducir traduzco, traduzcas, traduzcáis, tradúzcanse, etc. (Ortografa de Petúfar, p. 88).

 

 

(Visited 91 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Petúfar es Peter Ujfalussy Farkas. Soy autor de materiales para la enseñanza de la Ortografía y la corrección gramatical y lingüística. Editor y corrector de estilo, también soy ingeniero químico y matemático. Aunque nací en Hungría, me gusta el español y lo estudio todos los días. Creo que el idioma español es fácil de analizar, entender, aprender y enseñar. Yo lo aprendí y estoy dispuesto a enseñarlo desde el punto de vista de un pensador independiente.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

A través de campañas de información y concientización dirigidas por organismos(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar