Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El guerrillero Calarcá ha negado que las Farc sean narcotraficantes, pero todo el mundo sabe que ha mentido. El narcotráfico es uno de los puntos aprobados en la agenda. Por tanto, en sana lógica, las Farc deberían rectificar esa afirmación antes de seguir adelante.

 

Hay que ser optimistas a pesar de que los últimos acontecimientos y señales aparentemente no dejan mucho margen para el optimismo. Santos les ha dado un vuelco total a muchas de las políticas del Gobierno anterior, con cuyas banderas fue elegido. Tan pronto comenzó su gestión, se reunió con Chávez, a quien declaró su nuevo mejor amigo poco después. En dos años de gobierno, desgobierno dicen algunos, parece haber borrado casi todo lo que hizo Uribe en ocho años, hasta que se embarcó en “negociar la paz”, tal como han intentado gobiernos anteriores.

 

Los primeros sorprendidos con la actitud de Santos fueron los nueve millones que lo elegimos y los dos millones de mamertos que hay en el país. Una parte de estos últimos está de plácemes, creyendo –tal vez– que Santos va a entregar el país a la guerrilla y quizás llegue a implantar aquí el socialismo del siglo XXI, que acabará (?) con la pobreza, haciendo ricos a todos los que no lo somos. Incluso buena parte de los que no son mamertos dan por sentado que la paz está a la vuelta de la esquina a pesar de que hasta el momento, por lo menos para quienes “no estamos en la pomada”, no hay señales reales que permitan vislumbrarla.

 

Por el momento, lo único cierto es que la guerrilla ha recibido de Santos y del Congreso suficiente zanahoria a través de la Ley Marco para la Paz y los contactos de su hermano, de quien dicen que es comunista, y otros delegados para sentarse a dialogar, así sea en un lugar hostil, con el supuesto objetivo de llegar a la paz. Algo es algo, peor es nada, dicen muchos.

 

¿Pero es cierto que están dadas las condiciones para iniciar un proceso de paz? Es más que evidente que la sociedad y el Gobierno están dispuestos, como siempre lo han estado. ¿Está también lista la guerrilla? A simple vista de neófito, no parece. Según Santos, la guerrilla está muy debilitada. Sin embargo, ha multiplicado su actividad terrorista y hasta ahora sólo se ha mostrado (arenga de Timochenko rematada con un desafiante “¡Venceremos!” y rueda de prensa en Cuba) dispuesta a dialogar en una forma muy similar a como lo hizo anteriormente, en el Caguán y en otros escenarios. La verdad es que no ha mostrado su disposición de desmovilizarse ni demostrado siquiera un mínimo arrepentimiento tras cincuenta años de terrorismo, secuestro, robo y narcotráfico. Ha sido prepotente y comenzó mintiendo. Negó ser narcotraficante y tener secuestrados en su poder. Habló de cese bilateral de fuego, que no está en la agenda aprobada y que es inadmisible. En clara referencia a Uribe y sus partidarios, que son mayoría, habló de “francotiradores de la paz” y se lamentó de que esos francotiradores no los estuvieran juzgando y metiendo en la cárcel. Dijo que Simón Trinidad estaría en la mesa del diálogo, a pesar de que eso es un imposible. 

 

Lo importante de un proceso de paz no es sólo iniciarlo sino culminarlo exitosamente, de manera que se obtenga un beneficio para el país y su progreso.  Ya se dieron los primeros pasos, y hay que aplaudirlos. ¿De qué depende el éxito del proceso que se inicia? Depende nada menos que del garrote que se le dé a la guerrilla en los próximos meses. El garrote debe ser contundente, devastador diría yo, y debe abarcar todos los frentes, no solamente el militar. Debe contar con el concurso de todos, no sólo del Gobierno y sus fuerzas militares y de policía. La sociedad colombiana debe manifestarse en todo su conjunto para rechazar la guerrilla y sus auxiliadores. Se debe imponer el criterio de que combatir con fuerza a la guerrilla no es guerrerismo y no combatirla no es pacifismo. Los únicos enemigos de la paz son quienes dicen lo contrario. Debe quedar claro que a la guerrilla no se le quiere, que no tiene apoyo más allá de una porción ínfima de la población. ¡No más Farc! 

 

Santos ha demostrado que es una persona poco transparente pero exitosa. Durante sus años como ministro de Defensa en el Gobierno de Uribe parece haber estado agazapado, pues que se sepa nunca reveló sus intenciones de involucrarse en una negociación con la guerrilla teniendo como garantes a Chávez y a los dictadores Castro, claramente aliados ideológicos (e incluso mucho más que eso) de ella. Si durante su campaña presidencial hubiera revelado o al menos insinuado esas intenciones, difícilmente habría sido elegido. Fundó el Partido de la U y lo puso a disposición de Uribe, para luego alejarse por completo de él. ¿Usará ese talante (y talento) calculador, jugador de póquer dicen algunos, para sacar adelante la paz? Pensándolo bien, puede suceder que así sea. Pronto veremos hasta dónde se comprometerá a dar garrote.

 

A muchos les preocupa una paz indigna que conceda a la guerrilla demasiadas ventajas y prebendas que no merece. Se habla de perdón total, cosa imposible a menos que Colombia desconozca tratados internacionales que ha suscrito. Se habla, también, de que los jefes guerrilleros pasen al Senado. Eso sería un absurdo, pero –de permitir que participen en política– dependería de que fuesen elegidos por el voto popular. Como eso es muy improbable, esa cuestión no es crucial en el ajedrez de la paz. Lo más que podrían conquistar serían algunas alcaldías de municipios secundarios. Lo que sí sería de esperar es que el Gobierno no se regalara dándoles ministerios y puestos diplomáticos tan pronto se desmovilicen, si es que lo hacen algún día. Sería totalmente ilógico permitir que fueran empleados públicos. Lo ideal sería que la guerrilla se desmovilice y entregue las armas y luego se definan los detalles de su futuro mediante plebiscito.

 

El primer tema de la agenda es el desarrollo agrario. Parece que las Farc y otros tienen en mente una reforma agraria. ¿Devolverán las Farc todas las tierras de las que se han apropiado? ¿Se comprometerán a fundar empresas agrarias? Tendremos un buen abrebocas que dará la pauta para saber si hay voluntad de paz o de exigencias y conversaciones sin fin.

 

Un asunto espinoso es el narcotráfico. El guerrillero Calarcá ha negado que las Farc sean narcotraficantes, pero todo el mundo sabe que ha mentido. Además, ese es uno de los puntos aprobados en la agenda. Por tanto, en sana lógica, las Farc deberían rectificar esa afirmación antes de seguir adelante. En todo caso, ahí tenemos otra incógnita. Si se desmoviliza, ¿aceptamos que las Farc pase a ser una organización narcotraficante similar a otras que existen? ¿Se podrá comprometer a abandonar el narcotráfico y hacer algo útil para el país y para los mismos guerrilleros desmovilizados con el dinero acumulado? 

 

La máxima prioridad para conseguir la paz es rodear a las fuerzas militares y ofrecerles condiciones óptimas para su desemempeño y misión de dar garrote. Urge el fuero militar y la liberación de los militares injustamente condenados y encarcelados. Los militares detenidos que no han sido juzgados por largo tiempo deben ser reivindicados y restituidos a las filas prontamente. Los necesitamos combatiendo. Los jueces que han proferido fallos sin fundamento probatorio deben ser destituidos. La victoria es la paz. ¡Venceremos!

 

 

  

(Visited 71 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Petúfar es Peter Ujfalussy Farkas. Soy autor de materiales para la enseñanza de la Ortografía y la corrección gramatical y lingüística. Editor y corrector de estilo, también soy ingeniero químico y matemático. Aunque nací en Hungría, me gusta el español y lo estudio todos los días. Creo que el idioma español es fácil de analizar, entender, aprender y enseñar. Yo lo aprendí y estoy dispuesto a enseñarlo desde el punto de vista de un pensador independiente.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

A través de campañas de información y concientización dirigidas por organismos(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Acabo de atender a una paciente con Hipotiroidismo que quería adelgazar.(...)

8 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Para JHON8338: Algún día regresaré con la ortografía, si Dios y El Tiempo lo quiere. Mientras tanto, tendrá que conformarse con otros temas, pues no sólo de la ortografía vive el hombre. Lea el artículo y verá que hay cosas nuevas que a lo mejor nadie ha planteado. En todo caso, gracias por su comentario.

  2. Para morazurco: Estoy muy de acuerdo con usted. El postconflicto también deberá enfrentar el tamaño, para entonces excesivo, del Ejpercito, y más si se le agrega más gente. El Ejército debe comenzar ya a capacitar soldados en oficios civiles varios y el Gobierno debe fundar una empresa de infraestuctura y desarrollo agrario que pueda emplear tanto a desmovilizados como soldados que pasen a ser civiles o se mantengan en la nómina del Ejército.

  3. Para morazurco:Estoy bastante de acuerdo con usted. El postconflicto también se complicaría por el tamaño del Ejército, que entonces sería excesivo, y más si se le agrega más gente. El Ejército debe comenzar ya una capacitación de sus soldados en oficios civiles varios y el Gobierno debe fundar una empresa de construcción de infraestructura y desarrollo agrario que los pueda emplear en el futuro.

  4. Muy difícil agregar algo a este correo tan claro y completo. Solamente opinar que este proceso de capitulación ante el terror de la izquierda empezó mal desde la campaña presidencial. Si el Dr. Lockus asustó a los votantes con el anuncio de acabar con las Fuerzas Armadas- y bien armadas que estaban con Uribe-, es fácil imaginar la estampida de votantes si JudasM. nos avisa que entregaría todas las instituciones a los desalmados, y que estábamos obligados a creerles cuando negaran que son secuestradores y narcotraficantes.
    Timochenko lo dejó claro: “este proceso representa el triunfo de los vientos bolivarianos”.
    Nada tengo que reprochar a quienes hoy se dejan embaucar con el “proceso de paz”; no me he arrepentido lo suficiente de haber consignado la Séptima papeleta confiando en la paz de Fernando Carrillo y Claudia López, que terminó en la Constitución de Pablo Escobar ( a De la Calle le sobra experiencia), y que trajo impunidad total para toda suerte de terroristas y mafiosos, y cárcel para quienes se atrevan a enfrentarlos.

  5. de pronto el presidente esto ya lo analizo y por eso lleva a la mesa de de dialogo a dos generales retirados, la solucion salomonica aunque a muchos les parezca absurda seria incorporar estos guerrilleros desmovilizados a las fuerzas militares, no todos van a aceptar y muchos talvez un 30% se devolveran al monte donde estan la caletas y rutas del narcotrafico porque saben que ahi esta la plata facil pero 8 mil soldados exguerrilleros que conocen el monte como ninguno seria una fuerza formidable no solo para capturar a sus excompañeros que se regresaron al monte si no a narcotraficantes como el grupo del loco barrera o los urabeños que por ahora el gobierno no ha podido acabar

  6. un cese de hostilidades solo le conviene a la farc y santos lo sabe , lo que el presidente no le ha dicho al pais es que va a hacer con los 10 mil o 15 mil guerrilleros que se desmovilicen, imposible que el mercado laboral los a absorba si el 98% de ellos no tienen ni terminado el bachillerato y solo saben echar plomo, y el presidente debe tener claro el fracaso rotundo de los desmovilizados del paramilitarismo, los guerrilleros no se van a conformar con un salario minimo, mantenerlos por tiempo indefinido mientras supuestamente consiguen trabajo seria una carga economica demasiado grande para el pais

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar