Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Foto PrensaUn mínimo de personas que trabaja como escolta cumple o intenta cumplir las normas propias de su deber.

Los demás se comportan como paramilitares, con actitudes mafiosas propias de repúblicas bananeras donde violar la ley por quienes tienen poder o dinero está a la orden del día.

El caso más reciente resalta la actitud del grupo de escoltas de Luis Carlos Sarmiento Angulo – no requiere presentación este personaje – a quien su nutrido grupo de escoltas le va abriendo camino a las malas mientras transita por las calles de Bogotá atestadas de autos y trancones.

Para él, los demás somos simples mortales que debemos esperar horas en medio del tráfico. Él no. Y seguro le da órdenes a este grupo escolta para que despeje el camino como sea. Aquí la ley no es para todos.

Este incidente se dio a conocer por el Secretario de Seguridad de Bogotá, Daniel Mejía, quien ya había tenido otro incidente similar. Hay una luz de esperanza en esta alcaldía con funcionarios como él que trabajan para que todos cumplamos la ley. TODOS.

 

Peñalosa también se pronunció:

¿Qué se necesita para trabajar como escolta en este país? ¿Bachillerato y ya? ¿Manejo de armas? ¿Pasado criminal? No en vano, cientos de estos guardaespaldas privados se dedican a este trabajo porque fueron expulsados de las filas de las Fuerzas Armadas por actitudes ‘non sanctas’.

Este policía obstruye ilegalmente el acceso a la carrera 30 en Bogotá, para dar paso a su protegido.

Este policía obstruye ilegalmente el acceso a la carrera 30 en Bogotá, para dar paso a su protegido.

Los hay por montones en las calles, detienen ilegalmente el tráfico en beneficio de sus protegidos. Parquean en lugares prohibidos pues sus protegidos –entiéndase senadores, alcaldes, magistrados, procuradores, generales, empresarios, mafiosos, etc- son tan ‘pobres’ que no tienen cómo pagar un parqueadero. Manejan y actúan como cerdos.

El que se atreva a enfrentarlos sufre insultos o – lo que claramente es una amenaza de muerte – les empuñan un arma como sinónimo de la ley del más fuerte. Actitud paramilitar. Lamentable e ilegal espectáculo que también hace la Policía Nacional y el Ejército con su grupo de escoltas.

Personalmente hace unos años me reuní con el señor Andrés Villamizar, director en ese momento de la Unidad Nacional de Protección, UNP, para quejarme. Y la respuesta de siempre: Tomaremos medidas. Nada pasó. La guerra contra los escoltas se perdió hace rato. Se han hecho innumerables campañas contra este abuso. Una de ellas por la Revista Soho.

http://www.soho.com.co/web/articulo/campana-contra-abuso-escoltas-y-carros-publicos-carros-diplomaticos/21563

Nada, nada pasa. Todo queda en lo mismo. ¿Esta vez será igual?

Otra herencia del narcotráfico, aunque decir herencia es una falacia pues el narcotráfico aún existe. Es más una manía de mantener ese falso estatus de poder traqueto. Dime cuántos escoltas tienes y te diré qué tan ‘importante’ eres.

Muchos escoltan no respetan espacios públicos como las estaciones asignadas al SITP.

Muchos escoltas no respetan espacios públicos como las estaciones asignadas al SITP.

Es cierto que muchos simplemente obedecen las órdenes de su patrón. Quien claramente no pide favores sino que da órdenes. Se excusan en los riesgos de seguridad del protegido.

¿Pero no que en Colombia, o por lo menos en las grandes ciudades, la seguridad ha mejorado? ¿Cuántos atentados o intentos ha habido hacia personajes poderosos en los últimos años?

Hace 20 años se podría justificar el uso desmedido de estos personajes. Ahora no, salvo algunas excepciones.

Hay que recordarle a la fuerza pública y a otros escoltas privados que según la legislación vigente el único grupo de escoltas autorizado a detener el tráfico es la caravana presidencial. Los demás estamos bajo la ley. Senadores, expresidentes, traquetos, clan Úsuga, usted y yo.

Escenas diarias de la actitud ilegal de los escoltas, con total tranquilidad por parte de la Policía Nacional, Ejército y organizaciones privadas.

Los demás simplemente violan la ley con la más absoluta impunidad porque adivinen quién es el encargado de sancionar estos comportamientos en las vías: Sí, la Policía Nacional.

Y bueno, tú me ayudas, yo te ayudo. Corruptos tapándose entre ellos. Haga un derecho de petición solicitando el dato de cuántos escoltas han sido sancionados por este comportamiento. Cero.

Saltará alguien de la Policía -¿Palomino, eres tú?- a decir que los buenos escoltas son más. Entonces hagamos efecto placebo y pensemos: Los buenos somos más. Los policías buenos somos más. Los escoltas buenos somos más. Los taxistas buenos somos más. Los colombianos buenos somos más.

¡Ya viene la paz!

¡QUÉ LEJOS ESTAMOS!

Sobre el autor de este blog:

LuisÉ Quintero
En Twitter @donluiseduardo
En Instagram @DonLuisEduardo
En Facebook http://www.facebook.com/donluiseduardoquintero

Otras entradas de este autor

¿Son los ciclistas la nueva plaga vial?
UBER es para cobardes
Soñé que era alcalde en el Día sin Carro. ¡Qué pesadilla!

La peor epidemia del ¿usted no sabe quién soy yo? El caso Nicolás Gaviria
Bogotá, la peor enemiga del carro particular
Lo más bonito de Colombia es su gente: El caso del toro de Turbaco.
Hijo de magistrado sale gommiyuppie
El Ice Bucket Challenge y el helado corazón de muchos colombianos
Starbucks y el chovinismo idiota colombiano
Colombia, campeón mundial en exigir respeto. ¿Y en darlo?
¡Prohibido ser colombiano!
A votar sin botar. Esperanza en medio de la basura.
Los peligros de recoger gente extraña en la carretera
¿Prima navideña? Yo por allá no voy señor taxista
Un mal hincha
Las mujeres de Andrés
Justin Bieber, ¡Píntameeeeeee la carita!
Un presidente indignado… pero poquito
La regulación colombiana vive en el ‘Space’
Un pobre concejal incomprendido
¡¡¡Nos robaron la corona del país más feliz!!!
La cultura de la trampa en el país de las abejas
(La entrada de blog más leída en la historia de eltiempo.com (Más de 500.000 visitas)
El asesino del Audi que no quiso serlo
El valor de un muerto
Dime qué cargo tienes y te diré qué tan inmune eres
La justicia colombiana, un peligro para la sociedad
Los últimos 1.127 gritos de la moda

 

(Visited 5.784 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Algunas encuestan dicen que somos el país más feliz, con dos océanos y las mujeres más lindas. Llenos de recursos naturales. Miles de especies en flora y fauna. La gente más linda, amable, trabajadora y frentera. Tenemos todo el potencial para ser un país avanzado. Para estar más cerca de ser una sociedad incluyente, igualitaria, desarrollada y sobre todo en paz. Entonces ¿por qué estamos tan lejos de serlo? En este blog encontrará parte de la respuesta. No apto para chovinistas, personas con enfermedades cardiacas o quienes todavía viven en una burbuja azul. Si lo lee y desea insultarme, hágalo con buena ortografía, por favor. Estoy en Twitter @donluiseduardo Y en Facebook facebook.com/donluiseduardoquintero

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El covid-19 ha sido el tema más hablado, informado y controvertido(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. terminator70

    Creen que por cuidar a un rico..son igual a el..,, no son nada..,, los pisotean..los mandan a comer m..,ierda y hay obedientes..pero eso si bravos en las vias

  2. terminator70

    Los escoltas son los seres mas reprimidos y fustrados..con todo tipo de problemas familiares..ninguno es educado.. y por eso se creen los duros.. cuando no son ni siquiera perros..obedientes..cualquier dia su patron los hecha y no son nadie

  3. Totalmente deacuerdo, a mi hace algunos años en la calle 26 vibiendo del aeropuerto fuí chocado por detrás por una camioneta de escoltas que siguió su camino como si nada y cuando kogré alcanzarlos sacccaron un arma por la ventana. Ni siquiera se detuvieron. Son unos verdaderos matones sin ley.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar