Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La vida es sagrada. Pero no, en las calles de Bogotá vale un celular.

El lunes pasado Omar Rodríguez Barón, de 22 años, perdió su vida a cambio de su celular, en el barrio 20 de julio en la localidad de San Cristóbal. Se unió a la lista que, según la Policía del Distrito, cada treinta segundos se roban un celular en la ciudad y en lo que va del 2018 más de 770.000 celulares han sido hurtados.

Justamente ese mismo día, el exalcalde Gustavo Petro, hoy aspirante presidencial, a través de los medios de comunicación defendió su propuesta de que los ladrones de celulares no deben tener cárcel. Una mezcla de sentimientos, estoy seguro, para millones de colombianos, no solo para mí, escuchar esto; las madres, tías, amigos de quienes han perdido su vida por el robo de un celular, total indignación. Como también innegable alivio para aquellos que se los roban, porque sabrán que con Petro estarían seguros ellos y no sus víctimas.

Ambas noticias me hicieron recordar que hace tres años Santiago Blanco, compañero de apartamento y amigo, a sus 22 años, también perdió su vida en estas mismas circunstancias. A la investigación, tan prometida por la Fiscalía, ni le han asignado fiscal responsable. Y todo sigue como si nada.

Aunque en la Constitución, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en otra cantidad de papeles dice “la vida es sagrada”, en las calles de Bogotá sigue valiendo un celular. Esta semana asistí a una misa en su nombre. Mientras el país no se desconcentra de los debates presidenciales, alias “Guacho”, la Consulta Anticorrupción, bla, bla, bla yo recordaba a este costeño alegre, que soñaba con ser alcalde de su natal Cartagena.

Lo mató un país que nos duele en las entrañas. Su luz la apagó una historia que se repite una y otra vez como si no fuese un disparate. Pedir justicia es elemental, otro desatino más sería la impunidad. Ahora, no puede cesar allí la indignación. En Colombia donde lo absurdo se confunde con lo normal, y Petro propone no cárcel a los victimarios y las víctimas terminan más expuestas, la moraleja debe trascender una condena judicial. ¿Que caminar de noche en Bogotá, en Medellín, Cali o en cualquier otra ciudad colombiana es imprudente? ¿Que Santiago “dio papaya”? Me niego a aceptar tales comentarios. La necedad no es de quien camina en las calles de su ciudad a la hora que le venga en gana.

Lo inconcebible es que no se pueda hacer, que Bogotá esté corroída por el delito y que los delincuentes sean premiados en un mercado negro que funciona como el más legal de los negocios, ¡y a los ojos de todos! Si la sociedad no se rebela contra la ilegalidad, los homicidios persistirán. Aquí las instituciones y los ciudadanos saben bien dónde se venden los bienes robados, el celular de Santiago.

Si el Estado no decide desmantelar las mafias y la gente insiste en adquirir elementos hurtados, el crimen se mantendrá incólume. Por suerte caerán algunos de sus actores, pero el sistema seguirá campante. En memoria de Santiago la legalidad nos debe convocar a todos. Colombia no puede seguir arrodillada ante el delito ni debe permanecer sumergida en la desigualdad social. ¿Cambio de tema? No, el ‘coste’ murió víctima de la ilegalidad, pero también de un mal que hace décadas padece este país, y que bien describió su madre, doña Sofía: una juventud sin esperanza.

El colegio que se cae, el desayuno que falta, el hogar sin padres, la casa de ramas, la droga y el alcohol, piezas de una crónica triste, que encierran la vida de miles de jóvenes colombianos, de jóvenes como esos que sin parpadear, y sin mayor dificultad, le quitaron la vida a Santiago.

Pedir justicia penal a los que cometieron el delito es un deber. Clamar justicia social para quienes están en el límite de ejecutar estas atrocidades es una obligación. Como lo señaló doña Sofía con profunda sabiduría: “El golpe más contundente a las fuerzas del mal —que le arrebataron a su hijo— sería las oportunidades que pudieran dársele de verdad a la juventud nacional, oportunidades que hoy no encuentra”. Pasan y pasan los días y todo sigue igual.

La frase que se repitió nuevamente esta semana, como hace un tiempo, se sigue escuchando con frecuencia en toda Colombia: “Descansó en paz a otro joven con sueños”.

Petro seguirá con su propuesta de no cárcel para los ladrones de celulares, para los victimarios, pensando que se convierta en votos. Los que tengamos un celular quedaremos aún más expuestos. Y así, todo sigue tan campante. Ramplonamente campante.

@josiasfiesco

(Visited 385 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Joven firme. Voté NO en el Plebiscito. Creo en una #BogotáSeLevanta #SinJuventudNO #Transmilenio24Horas #NOAlaDosisPersonal

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Bogotá

    ¿Marchar el 7 de agosto? Caer muy bajo

    Pongamos las cosas en contexto. Ya casi se cumplirá un mes desde que Petro, su populismo, arrogancia y sus socios(...)

  • Bogotá

    No son corruptos, son "anticorruptos"

    No son corruptos, son “anticorruptos” Se tomaron la foto sus promotores y el país entero los vio. Exfuncionarios de Samuel(...)

  • Bogotá

    ¡En hora buena!

    Menos de 20 días llevamos los colombianos con el electo presidente Iván Duque, y Marta Lucía como la Primera mujer(...)

  • Bogotá

    ¡Cesó la horrible noche!

    Con 10.373.080 votos, Iván Duque se convirtió en el nuevo Presidente de la República. Los colombianos votaron por un país(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa y(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. carlosvergara0819

    que va a meterlos a la carcel si este idiota es de la misma calaña de esas ratas; si se acuerdan que creo los camad? para darles mas bazuco a los criminales del bronx;ahi esta pintado.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar