Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En alguna ocasión que el papá de mis hijos cambió un pañal y recibió todo tipo de elogios. “Pero qué padre tan bueno es!”. Me miraron admirados por la suerte que tenía de estar casada con un hombre así. Era como si hubiera llevado a cabo un acto heroico ¡Por cambiar un pañal!

Yo había bañado a los niños, los había vestido, había preparado la comida, les había lavado la ropa y los había llevado al parque. Nada de eso contaba para una expresión de aprecio. Eso es lo mínimo que hace una “buena mamá”.

No sólo se da por hecho que esa es la obligación de la mujer, sino que se espera que lo cumpla a cabalidad, todos los días sin falta y sin quejarse. Y es juzgada si tiene fallas o es considerada una mala madre.

La lista de las “obligaciones” domésticas impuestas exclusivamente a la mujer desde siempre es eterna. Hay que ser mujer y ser mamá para saberlo. No alcanzan las horas del día para llevarlas a cabo y nunca terminan.

Se sobreentiende que el cuidado de los hijos y el manejo de la casa le corresponde a la mujer. No importa si la mujer trabaja fuera o no. Las tareas domésticas siguen siendo nuestra responsabilidad. Eso no se considera trabajo, no es remunerado, no es apreciado y en la gran mayoría de los casos, no es compartido.

¿Hasta cuándo vamos a seguir pensando así? ¿Hasta cuándo vamos a enseñarle a nuestras hijas que deben aprender a cocinar y a limpiar, mientras sus hermanos no están siquiera obligados a levantar el plato de la mesa?

Conozco mujeres que caen en su propia trampa y piensan que ellas lo hacen mejor que sus esposos y se cargan con todas las obligaciones del cuidado de los hijos y las labores del hogar porque “ellos no lo saben hacer”.

No hay que ser científico de la NASA para aprender a cambiar un pañal o preparar una comida. Hay que querer hacerlo. Hay que apreciar que el tiempo y el esfuerzo de la mujer vale lo mismo que el del hombre. Que tenemos el mismo derecho de descansar y de tener tiempo para nosotras.

Otras lo hacen porque están cansadas de pelear y prefieren evitar conflictos y hacerlo todo resignadas, convencidas de que no hay posibilidad de negociar, de que nada va a cambiar de todos modos.

¿Cuándo vamos a dejar de pensar en la mujer como el caballo de carga de la familia? La administradora-cocinera-cuidadora-encargada de la limpieza-coordinadora de horarios-chofer-tutora-etc-etc-etc? Podría escribir mil etc más.

Cada vez hay más mujeres profesionales con posiciones de responsabilidad y cumpliendo horarios de trabajo extenuantes. Pero cuando llegan a la casa, regresan a la Edad de Piedra. La mujer se pone el delantal y asume su posición de sierva mientras el hombre se relaja.

Conozco muy pocos casos donde hay igualdad en la repartición de las tareas domésticas. Reconozco que hay algunos, pero son muy pocos. Y en cuanto a la manera como se posiciona el asunto, se dice que el hombre le está “ayudando” a la mujer. Yo me acuerdo que le pedía al papá de mis hijos “ayuda” con el tono más dulce posible (no era muy dulce), como si en realidad todo el trabajo fuera mi responsabilidad y él estuviera “dándome una mano”. Cayendo en un paracaídas de vez en cuando en mi territorio: la casa y los niños.

¡No es así! Esto que voy a decir es demasiado obvio, pero al parecer no para muchos: las tareas de la casa y los hijos son responsabilidad de la mujer y del hombre (si hablamos de una pareja heterosexual). Limpiar, hacer las compras, mantener la casa, cocinar, criar hijos, vestirlos, bañarlos, darles de comer, hacer las tareas, en fin, todo, absolutamente TODO es obligación de las dos partes. No entiendo cómo esto no es la norma y la regla. ¡Estamos en el siglo XXI!

No hay ninguna evidencia científica que compruebe que la mujer está mejor equipada para las tareas del hogar y la crianza de los niños. Es una tradición con la que hay que terminar si queremos construir una sociedad más justa y equilibrada. Y es la única manera de lograr parejas que funcionen y familias felices.

(Visited 243 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Matilde Suescún trabajó como actriz de cine y televisión en Colombia. Actuó entre otras, en la película Crónica de una muerte anunciada y en la telenovela Tuyo es mi corazón. Desde hace varios años Matilde trabaja como periodista y vive en los Estados Unidos.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Vida

    La guerra contra el cuerpo es una batalla perdida

    Estoy en guerra contra mi cuerpo desde antes de la adolescencia. Siempre he querido tener un cuerpo diferente. He(...)

  • Opinión

    Reinventarse sin pena

    El tener que reinventarse y buscar maneras diferentes de ganarse la vida es una realidad para muchos hoy en(...)

  • Vida

    Día de la Mujer ¿todos los días?

    Estoy de acuerdo en que no debería haber un día de la mujer, que deberían ser “todos los días”,(...)

  • Vida

    Oda a las histéricas y las locas

    [embed]https://www.youtube.com/watch?v=whpJ19RJ4JY[/embed] El último comercial de Nike, que debutó en los premios Oscar, ya tiene más de seis millones de(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

No se trata de una Edge más. Tras bambalinas estuvo la(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Tampoco es un acto heroico el lavar los platos, el barrer la casa, lavar la ropa, etc. No es un acto heroico, el salir a la calle a trabajar para llevar la plata para el desayuno, para el almuerzo y para la cena, y para todos los demás gastos. Y jamás quejarse por esto, ni por el hecho de que muchas veces uno ni siquiera se queda con el consuelo de que se lo reconozcan.

  2. Felicitaciones mamita usted es lo máximo, lo hace todo bien, usted está por encima de los demás seres humanos por ser mujer, el mundo entero le reconoce el trabajo del cuidado de un ser humano. Eso era lo que quería? Ahí tiene.

    PDTA: Una feminista con hijos? De por Dios cómo se rebajó tanto?

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar