Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
El mito sobre la cultura que tal vez más define nuestra vida, sin que nos demos cuenta, es este: permanentemente se nos está trazando una línea entre lo que se considera cultura, y lo que se tiene por entretenimiento. No nos damos cuenta de hasta qué punto vivimos bajo ese precepto. 
Tan es así, que la queja más reciente al respecto la hizo Mario Vargas Llosa, quejándose de cómo esta se ha convertido en una sociedad volcada hacia el entretenimiento. Esa misma queja la hicieron, mejor configurada y enfocada en un asunto ligado directamente a nuestra vida, los situacionistas; en especial Guy Debord, autor de «La sociedad del espectáculo».
Vargas Llosa dice que la cultura ha perdido terreno, en pro de una serie de manifestaciones vulgares que lo que hacen es embrutecernos (todo esto haciendo un burdísimo resumen). En lo práctico es cierto, pero el error está en pensar que todo eso hace de nuestra cotidianidad una sarta de sandeces no pertenece a la cultura, siendo que la cultura es el cúmulo de toda la información que generamos.
¿En dónde está la diferencia? Para empezar, si consideramos cultura todo aquello que nos rodea, podemos empezar a entender de una forma más amplia el mundo en que vivimos. En segundo lugar, podemos empezar a aprender más fácilmente de todo lo que nos rodea. Podemos, sobre todo, abandonar la idea de que existen barreras imaginarias dividiendo el mundo que conocemos. Parte de la denuncia de los situacionistas radica en que los gobiernos (ahora más que todo las corporaciones) usan el espectáculo como una forma de adormecer nuestras mentes. Es una división imaginaria que puede y debe ser derribada, para empezar por reclamar el poder que debemos ostentar sobre una cultura que nos pertence
Pero sobre todo es un asunto de estrato. La cultura es importante políticamente en la medida en que es el lugar al que vamos, a no tener clase alguna, a ser iguales a todos. Claro, hay cosas que nos gustan más que otras y hay cosas que detestamos. Pero configuramos el mapa de nuestra vida a partir de las cosas que nos gustan, y así tendemos puentes con los demás seres humanos. Cuando entendemos el mundo términos de la cultura alta o baja estamos creando una división, cerrando nuestra vida a todo tipo de posibilidades, en cualquiera de los dos lados de la barrera. La mejor forma de ganar la lucha de clases es no pelearla y eso solamente es fácil en la cultura, que en estos días ya es toda de fácil acceso, sea por internet o en una caminata por el centro de la ciudad.
Por eso mi propuesta final es que empecemos a entender de una vez que estamos sumergidos en la cultura. Que no se trata de algo que haya que buscar. Que si bien hay que trabajar porque su calidad crezca y podamos tener acceso a mejores producciones creativas, también es importante que sepamos respetar cada una de las manifestaciones de este sub universo que nuestra mente jamás logrará abarcar por completo. A partir de esta visión es posible construir muchos mundos mejores al que tenemos ahora.
(Visited 179 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Artista plástico sin diploma, actualmente ejerzo como: presentador de TV, crucigramista para periódicos en Barranquilla, organizador de fiestas, diseñador gráfico, columnista, profesor de dibujo, escritor de libretos y parte del equipo de El Pequeño Tirano.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

3

Si hablamos de logros importantes a lo largo del tiempo, de(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar