Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Una amiga, aquí en Estados Unidos, decía que poder hablar con gente en español representa para ella el mismo alivio que se siente cuando uno llega cansado de una fiesta y se quita los zapatos. De alguna u otra manera, casi siempre quienes vivimos fuera de nuestro país, buscamos a los nuestros para compartir costumbres, intercambiar ideas, hacer networking, conseguir comida o hacer pachangas. La emoción que uno siete de oír a un paisa en sitios inimaginables como Milwaukee, Wisconsin, es increíble. Solo quienes lo han vivido me podrán entender.

Por eso es muy común que se organicen fiestas para celebrar el 20 de julio, para oír y bailar nuestra música y comer tamal o empanadas. Con frecuencia estas fiestas las planean los consulados o embajadas. Pero es aún más meritorio cuando las organizan colombianos entusiastas, movidos por las más diversas razones.

Como he expresado en este blog en otras ocasiones, el estar lejos le mueve a uno el amor patrio y algunos, más allá de buscar reunirnos o pasarla bien, se han empeñado en crear agrupaciones con el objetivo de mostrar, como lo decíamos en México, que “Colombia es mucho más”.

Hoy en día, con el uso de las redes sociales se encuentran grupos por todas partes del mundo. Encontré, por ejemplo, uno en Pittsburgh, EE. UU. Colombia en Pittsburgh se formó hace 18 años con la idea de promover la cultura colombiana en esa área. Lo hicieron estudiantes de la universidad Carnigie Mellon. Desde el comienzo la idea era la integración entre los compatriotas, además realizan actividades para promover que los colombianos hagan parte de la vida cívica de la ciudad y han participado en eventos culturales y académicos que dejan en alto el nombre de nuestro país. Son, como quien dice, embajadores sin sueldo que se organizaron y constituyeron como un grupo oficial, que además se han sabido mantener, crecer y evolucionar, y eso merece un aplauso y reconocimiento.

Así mismo, este grupo de colombianos ha creado una red de apoyo para la gente que llega nueva y han promovido labores de solidaridad. Ahora, justo con la pandemia, han apoyado a gente latina en la ciudad de Pittsburgh y lograron enviar unos mercados para gente necesitada en Colombia. En palabras de Ella Serrato, uno de los miembros de su junta directiva: “hoy en día para nosotros es importante poder mantener nuestras tradiciones y cultura, pero además poder apoyar a quienes lo necesitan.”

En Filadelfia, Lili Daliessio, muy dinámica y activa, tiene un grupo local con el que busca atraer a líderes con la intención de “educar, empoderar, inspirar y traer esperanza a nuestra comunidad”. Ella también tiene un grupo en Facebook que reúne a los colombianos a nivel nacional. Colombianos en Usa tiene 13000 miembros y en él la mayoría de personas comparten sus negocios, posts de empoderamiento, noticias de Colombia y chistes. Daliessio continúa trabajando para lograr que más colombianos se unan.

Y es que los colombianos estamos por todas partes, y afortunadamente siempre encuentra uno alguno que venda empanadas. Pero más allá de eso, el hacer comunidad es importante. Aquí en El Paso, TX, el grupo El Paso de Facebook, formado por una periodista entusiasta, Cristina Zapata, con la idea de conocer colombianos, tiene ya 838 miembros y ha resultado tan variado en el intercambio que hasta una pareja se conoció virtualmente allí y ahora están casados.

Otros han surgido con ideas puntuales, como la de traer un consulado móvil y también han terminado organizando eventos culturales. Ese es el caso de colombianos unidos del Bordeplex que logró movilizarse, recoger firmas y así traer al consulado para beneficio de todos. Su presidente, el Doctor Juan Escobar, inicialmente sin mucho arraigo por el tema patrio, pues ha vivido fuera casi toda su vida, cuenta cómo no solo logró interesarse por la idea al conocer más colombianos aquí en El Paso, sino que también, gracias a la organización, ahora se siente más colombiano, orgulloso de sus raíces e, incluso, ha viajado a Colombia con mayor frecuencia para visitar a su familia.

Emigrar es de valientes, sin duda, y muchas veces uno se encuentra con barreras al llegar al país extranjero, como el idioma o las diferencias culturales.

Carina Planamente, uruguaya, salió de su país en busca de oportunidades y con un plan de vivir por fuera un año, el cual ya va en 18. Primero llegó a Italia en donde trabajó en un restaurante, y luego pasó a España en donde conoció a su marido con quien vive en Alemania desde el 2003. Siempre inquieta y activa, Carina trabajó como secretaria bilingüe en varios proyectos, pero un buen día, estrenando la maternidad, resolvió escribir un blog que se llama Hispamamis desde Hamburgo con el cual ha logrado miles de seguidoras, inicialmente con la idea de reunir información para las latinas en un solo lugar.

Con su blog y su grupo, Carina se dio cuenta que muchas mujeres se sentían identificadas con sus temas y le pedían ayuda, por eso hizo un curso y hoy en día es “coach” . “Hoy me dedico a ayudar a mujeres en el extranjero a lograr sus sueños, seguir avanzando y sentirse seguras, realizadas y felices en su país de acogida», asegura. También, con esa idea, y con la de agrupar a más hispanas inmigrantes por el mundo, creó el grupo Club de las Fenixianas y entre los dos ya cuenta con 7000 seguidoras, que a través de sus posts y conexiones buscan ideas para empoderarse fuera del país y seguir los sueños. “Lo más lindo cuando creas una comunidad es ver cómo los miembros con el tiempo se identifican tanto con el nombre que lo utilizan para llamarse a sí mismas así”, afirma Carina.

Así como el ave Fénix emigramos muchos, y nos entusiasma poder compartir con aquellos que tienen experiencias similares. Por eso, que vivan aquellos que tienen poder de convocatoria y que con sus iniciativas y el poder de las redes sociales nos conectan para crear comunidad, promovernos, compartir información, reinventarnos, y muy importante poder ayudar y servir a quienes nos necesitan. Aun mejor, si son nuestros compatriotas.

(Visited 594 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Periodista por vocación, profesión, herencia y designio, quien se tuvo que reinventar cuando se casó y se fue de Colombia, primero a México y después a Estados Unidos. En Colombia dirigió programas de Tv como ‘Pilísimo’, ‘Debates Caracol’ y ‘Personajes’. Hoy en día, vive en El Paso, Texas con su esposo y sus dos hijas. Es propietaria de una franquicia muy exitosa que ofrece clases de arte para niños, que la mantiene ocupada y feliz. Proviene de una familia de periodistas, la mayoría mujeres de esas que se adelantaron a su tiempo. Creativas y de carácter fuerte. Es alérgica al ajo y a los lagartos.

Más posts de este Blog

  • Sin categoría

    ¿Patria para qué?

    ¿Me pregunto para qué sirve el patriotismo? De acuerdo con el diccionario de la Real Academia de la Lengua,(...)

  • Vida

    Cuando los hijos se van

    Solo se escucha el ruido del silencio. No se oyen carcajadas, ni gritos, ni música a todo volumen, ni(...)

  • Vida

    Conexiones con amor patrio

    Una amiga, aquí en Estados Unidos, decía que poder hablar con gente en español representa para ella el mismo(...)

  • Vida

    Celebraciones que rejuvenecen

    Antes quizá llegábamos con el regalo en la mano, nos sentábamos en un sofá, departíamos con los demás, nos(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="attachment_100" align="aligncenter" width="300"] Foto de Diana Hirsch[/caption] Creo que uno(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. mauriciomendo0515

    Así es! Unidos en el destierro. Es como un cordón umbilical para sentirse conectado con la patria. Mantenerse en contacto da seguridad y apoyo cuando más hace falta. Es como tener parientes a la mano para no sentirse solo.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar