Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

No sabemos aún si tendremos apagón, pero por lo menos así nos lo dicen los expertos que nos asustan con el coco para que nos comamos las verduras, luego se retractan y que no, que mentiritas, para que al final todos terminemos comprando velas y velones. Lo cierto es que el Fenómeno del Niño, el desperdicio y la imprevisión, nos tienen al borde de la penumbra.

Sin embargo una cosa es que nos quedemos a oscuras y otra que se nos vayan las luces. Nuestros políticos, todos, porque todos son lo mismo así aparenten lo contrario, ofrecen soluciones que dan grima. Santos ordena apagar las luces del Palacio de Nariño después de las seis de la tarde y hace una puesta en escena de su gente trabajando. Babas, puras babas. ¿Qué sigue ahora? ¿Que los ministros se bañen en pareja? Gina y Cecilia no tendrían problema porque viven juntas, lo que cuesta imaginarse es a Cristo con Villegas o a Vargas Lleras enjabonando a la señora canciller. En fin, soluciones efectistas, fatuas, simpáticas, pero que no aportan nada.

Y no es porque sea Santos, porque si fuera Uribe estaría haciendo lo mismo o algo peor, como encender una termoeléctrica a patadas o a los gritos como hace con todo aquel que se le oponga, o Peñalosa que se sube a Transmilenio y no cede ni la silla azul, pero pasa el tiempo y los buses siguen llenos, o Petro que toma fotos de un supermercado en Venezuela y lo muestra como prueba, que la tal escasez no existe, o el Procurador que está montando su campaña sobre el miedo y el terror o Montealegre que a punta de contratos y prebendas convirtió la Fiscalía en un refugio saltimbanqui. A nuestros políticos les gusta el show, las arandelas, las frases vacías y los discursos tontos. Como con la paz, como con la economía, como con las decisiones judiciales, como con la educación. Les gusta decir cosas pero hacer poco y lo peor es que el resto mordemos el anzuelo, porque también nos da pereza ir más allá del titular o de los ciento cuarenta caracteres.

Nuestros políticos son blanditos y banales, triviales e insignificantes, ligeros y superficiales, frívolos e insustanciales. De su honestidad, mejor ni hablar, porque la verdadera penumbra colombiana es obra de ellos, que en la mañana fungen de enemigos y en la noche se dan palmaditas en la nalga. Si alguno de estos genios hubiera estado junto a Dios cuando todo era oscuridad, se habría dado mañas para montar una licitación antes del primer día y sacar alguna ventaja cuando el Creador separara el día de la noche.

Ellos se tapan con la misma cobija, que llena de rotos nos la venden como ruana. Y  lo peor es que nosotros la compramos…

Los invito a @malievan

www.lalibelula.co

www.circobits.com

(Visited 442 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Vida

    Estropicios

      Sabotaje es una de esas palabras que siempre llevan su estropicio, su ruido. Implica un plan, un procedimiento,(...)

  • Opinión

    Burócratas de secta

    La mitad de los problemas colombianos surgen de nuestra tendencia a la lambonería y al sobachaquetismo. Nuestra personalidad bipolar,(...)

  • Opinión

    Yo

    En medio de nuestra misma mismidad, todos tenemos una opinión. El problema es que sentimos que es inmejorable y(...)

  • Vida

    ¿Creer o confiar?

    Se parecen tanto, que muchos creen que son  iguales, pero son tan distintas como un chino y un japonés,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

A través de campañas de información y concientización dirigidas por organismos(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar