Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

Después de ver las imágenes de Paloma Valencia desaforada y vociferante con los ojos casi desorbitados junto a la verborrea histérica del exministro Fernando Londoño durante la convención del Centro Democrático, no pude menos que acordarme de la serie Aquarius. En ella se relata la vida de Charles Manson, un cantante de dos pesos, exconvicto alucinante, que a punta de labia y locuacidad logró formar una masa de seguidores, capaz de dar la vida por él, sin importar la causa o el propósito, al extremo que a punta de carreta y palabreo, los indujo a cometer el asesinato de la actriz Sharon Tate y otros vejámenes. Lo mismo hicieron años después los llamados Davidianos, que se dejaron inmolar en un rancho de Waco por defender a su líder David Korresh y antes, los seguidores del reverendo Jim Jones en la Guyana.

Alvaro Uribe, qué duda cabe, es un personaje impresionante, un comunicador excepcional, que logró reencauchar el estilo de Jorge Eliecer Gaitán, de León María Lozano, el viejo pájaro de la época de la violencia colombiana y del no menos célebre Monseñor Builes, para convertirse, contra tirios y troyanos, en el político colombiano que partió nuestra historia en dos, con su discurso apasionado e incendiario. A él se le atribuye, con razón o sin razón, todo lo bueno y todo lo malo que pasa en el país. De alguna manera, él resume todo lo que somos: trabajador, esforzado, obstinado, emprendedor y por supuesto, fantoche, ventajoso, egocéntrico, vanidoso, carretudo, individualista, petulante y presumido. Así somos. Y así es. Sus discursos, sus tuits y en general sus comunicaciones son variaciones de un mismo discurso que a unos les gusta y a otros les disgusta. Uribe habla para sus seguidores, para darles gusto, para enardecerlos, pero evade el diálogo y las opiniones que no se acomoden a lo que él piensa.

Como si con Uribe no alcanzara y gracias a él o en respuesta a él, nuestros políticos, nuestros pastores y nuestros curas se han encaramado en una carroza populista llena de frases sin sentido, vacuas y vacías, pero virales como dicen los gomelos de hoy en día. Son discursos para encender la galería, para aguijonear los ánimos, para atizar los corazones, para excitar los odios anteriores, para aupar a los demás a matarse e insultarse. Como lo hizo Trump y como lo hacían Manson, Korresh, Jim Jones y el Ku Klux Klan.

La ideología no interesa, porque en Colombia ser de izquierda o de derecha es una pose (o que lo diga Angelino o Roy Barreras). Todo nos sirve o todo nos afecta, dependiendo de lo que necesitemos y nos beneficie. Ni siquiera depende de lo que creamos. Insultar, ultrajar, vilipendiar, pordebajear, rebajar, denigrar, mentir, falsear, distraer, embaucar son verbos que nuestros políticos y líderes religiosos han optado por conjugar todos los días. Y para eso nada valen los colores. Está probado, que esa forma de entender la vida trae resultados. Para completar, nuestra justicia es débil por lo que  poco importa  decir sin tener pruebas, ya que al final, una patrasiada, termina por bastar.

El problema está que de insulto en insulto vamos a incendiar lo poco que nos queda. En Alemania hicieron popular a Hitler y en Colombia aún no terminamos de llorar los muertos que dejó la violencia partidista. Tal vez, por el bien de todos, es mejor que estos pájaros reencauchados se vayan a volar a otra parte.

(Visited 684 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Ecléctica .

Más posts de este Blog

  • Deportes

    Pague por ver

    Parece ser que el canal premium de fútbol no tiene reversa y obviamente las voces en contra se han(...)

  • Economía

    La tragedia nacional

    La seriedad de un país se mide por la calidad del pan que se come. Al final, en todas(...)

  • Opinión

    Irrevocable

      En un país serio, la frase “renuncia irrevocable”  es  una redundancia. En Colombia, en cambio, funciona de una(...)

  • Deportes

    El héroe triste

    Los  uribistas, los ángeles y Messi no se ríen. Unos porque viven con  la malparidez a cuestas, otros como(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

El marketing digital es un concepto que, en términos relativos, puede(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. anaduenas0527

    bien dicho…. todo superficial… y les profundizan un milímetro y les desaparece el encanto y la verborrea…. falsos profetas que llaman!!!

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar