Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

En esa época ningún niño se pedía ser Lev Yashin. Primero porque era arquero y en ese entonces, los únicos que se pedían ese puesto eran los gordos o los negados para el fútbol y segundo, porque era ruso en plena Guerra Fría.

Hoy sería una estrella del tamaño de Buffon o de Neuer, jugaría en el PSG o el Real Madrid y seguro, seguro, confundiría a María Fernanda Cabal sobre si era ruso o de la antigua Unión Soviética. Se daría la mano con Putin y estaría casado con una modelo de senos envidiables.

Lev Ivánovich Yashin, fue un futbolista ruso, considerado por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol, algo así como el Instituto Caro y Cuervo de ese deporte, como el mejor arquero del siglo XX. No en vano fue campeón olímpico en 1956, Balón de Oro, campeón de la Eurocopa en 1960, participó en cuatro mundiales y logró cerca de 8 títulos de liga con el Dinamo de Moscú, su único club a lo largo de su carrera de cerca de 20 años.

Bien podría haber sido uno de los hermanos Karamazov o un malvado espía ruso de película de acción o de novela de Jhon le Carré, o un émulo de Yurí Gagarin, el cosmonauta ruso, pero escogió el fútbol, ser arquero y vestirse de negro. Casi, casi, termina de arbitro, pero la suerte quiso que se dedicará a evitarle sufrimientos a los hinchas de su equipo. Ágil, con el pelo engominado y pantaloneta cerca de las tetillas, Yashin pronto se convirtió en una leyenda interminable, tanto que esta semana el artista Igor Gurovich lo escogió como motivo principal del póster del Mundial de Futbol de Rusia 2018.

Su facilidad para volar de palo a palo, le valió el apodo de “La araña negra”, araña que la vio ídem por cuenta de 11 colombianos en el Mundial de Chile, que le metieron 4 goles, uno de ellos en un arepazo monumental surgido de los pies de Marcos Coll, que tiene en su haber el ser el único futbolista en marcar un gol olímpico en un mundial de fútbol. Yashin en consecuencia, ostenta el honor contrario: ser el único arquero al que se lo han metido. En Barranquilla mucho ron para celebrarlo y en Moscú mucho vodka para olvidarlo.

Si Yashin jugara hoy, tampoco los niños se pedirían ser él, tal vez porque los niños ya no salen al parque a jugar o porque para ellos solamente será una figurita más del álbum de Panini.

(Visited 643 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Gerente Circobits .

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • linkedin

Más posts de este Blog

  • Política

    Ideas y ocurrencias

    La magia de Internet me permitió conocer una polémica muy particular que hubo en México a finales de los años (...)

  • Tecnósfera

    Diatriba contra Linkedin

      Sobra decir que voy a hablar de Linkedin desde mi experiencia. Así como hay gente que obtiene silla roja(...)

  • Colombia

    Los memoriosos

        Irineo Funes, es el personaje de un cuento de Borges llamado, Funes el memorioso que relata el drama de(...)

  • Vida

    Dormir con medias

      La soledad es la decisión unilateral de dormir con medias. Y es que el estar solo o no, es(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Pensé mucho en si escribir o no este texto. La verdad, no(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

3

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar