Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

La soledad es la decisión unilateral de dormir con medias. Y es que el estar solo o no, es algo subjetivo, ya que cada cual decide si su nivel de interacción con los demás es suficiente. Cortázar, por ejemplo, decía que el tema de la soledad generaba un desgarramiento en él, porque por un lado era por naturaleza solitario, se sentía bien solo y podía vivir largos períodos de esa manera, pero por el otro, sentía una cierta responsabilidad con su prójimo, y no le gustaba aislarse desmesuradamente. De alguna manera para él, la soledad era una especie de maldición, pues como ser humano se sentía comprometido a relacionarse con los otros.

Como sea, la soledad se ha convertido en un sello indeleble de nuestra sociedad como una cruel paradoja para un mundo hiperconectado. Las redes sociales absorben nuestras vidas. Tenemos relación con más personas pero conocemos menos gente. El whatsapp ha reemplazado los afectos porque las conquistas y las despedidas se hacen a través de mensajitos de texto para evitarnos la molestia de defraudarnos en la cara. La soledad es un fenómeno que ha crecido exponencialmente, como la corrupción y la gordura, al punto que muchos hablan de una epidemia moderna, conectada con la salud física, mental y social.

 

Algo va de un solitario a un solo…

 

Algunos, sin embargo, parecen disfrutarla, porque el silencio y los monólogos interiores tienen su encanto en esta época de ruido y estropicios. Encerrarse un poco, discutir con uno mismo, tal vez pensar en Dios o en nada, soñar con ese amor ausente, con esos tiempos anteriores o futuros, con esa guerra irresoluta, suele ser gratificante, porque al fin y al cabo cada quien es dueño de sus miedos y de sus masturbaciones. A eso, lo llaman solitud, que es una de esas bellas palabras extraviadas que significa la decisión de ir en busca del silencio perdido. La soledad, en cambio, es un sentimiento de vacío que se construye a cada día: un poco de timidez, algo de arrogancia, egos no resueltos,miedo a que te vuelvan a hacer daño, gotas de amargura y malparidez y un poco de rebeldía, lo que se traduce en el hecho simple de no ser indispensable para nadie. La soledad nos la ganamos, porque usamos a las personas que tienen algo que ofrecernos, pero eso se devuelve y cuando los otros se dan cuentan que no tenemos nada que darles, nos dejan y se van.Y tal vez me pongo de primero.

 

“Ahora estoy solo, francamente solo y siempre cuesta un poquito empezar a sentirse desgraciado”

Mario Benedetti

 

Nadie se queda solo de un día para otro. Como en el poema de Benedetti, la culpa es de uno. Es un desierto que se amasa suavemente, casi en forma imperceptible, como una especie de ahorro a cuentagotas pero en sentido contrario porque en esta época de narcisos, vanidad y egolatría, de dudas sobre las personas que queremos, la soledad nos estalla en la cara en forma irremediable, cuando llorar sirve de poco, arrepentirse menos y pedir perdón apenas alcanza para conciliar el sueño después de tres horas dando vueltas en la cama.

Aquí no hay tal que como dice Saramago “todos terminamos llegando a donde nos esperan”. No. La soledad, es casi, casi, un hecho irreparable como el Alzheimer, un impuesto temporal o un gol cuando el partido acaba, ya que hay que entender que no es lo mismo un solitario que un solo, porque uno está sin compañía y el otro está necesitado. Las palabras y los hechos tienen su tiempo al igual que los afectos, los perdones y por supuesto, los temores . Todo deja huella y cicatrices imborrables y cuando uno quiere, tal vez ya no se puede. Hay gente que rueda con suerte. Otros, como yo, no tanto, por lo que no queda más remedio que dormir con medias con la secreta esperanza que al morir alguien encuentre en nuestro corazón, los nombres de las personas que nos han amado y que lo nuestro haya sido tan solo, un error de apreciación.

 

 

¿Y si se pasan por allí?

(Visited 6.702 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Gerente Circobits .

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • linkedin

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Entre el espasmo y la bobada

      Los animales andan sueltos. El individualismo  camina exacerbado. El egoísmo circula desprolijo y vivimos presos en nuestra misma mismidad.(...)

  • Opinión

    Cuando los papás vintage lloran...

    A Juanita y a Manuela… Ser papá nunca ha sido una tarea fácil. Sin embargo, en estos tiempos, tener un(...)

  • Colombia

    Robar poquito

    Somos un país muy particular, no hay duda. Que hagamos una votación para que no nos sigan robando es algo(...)

  • Vida

    La cincuentañez

      Se calcula que la esperanza de vida de los hombres colombianos ronda los 75 años, mientras que la de(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por: Cristian Torres Rodríguez La población envejece a una velocidad dramática y(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

3

¿Cómo se siente obsesionarse con el ejercicio? Mal. Porque obsesionarse con cualquier(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. jaimetorres0930

    Excelente, me encanto, el titulo superbien. Es cuestion de temperamento, no? Algunos se recargan interactuando con otros, dejando que el ritmo del mundo entre; otros imponiendole su ritmo personal al mundo. A mi me encanta la soledad…

  2. laopinionvale

    O como dirian por ahí: Es mejor estar solo que mal acompañado.
    Y cuando llegamos a cierta edad esa soledad es merecida, despues de que nos dedicamos a la familia, padres, parejas e hijos, es bueno encontrarse con uno mismo.

  3. rociomontana0818

    Muy buena narrativa pero en el afan de no caer en el “dequeismo” omite el “de” que si es necesario y entonces la frase pierde el efecto deseado y la narracion se quiebra. Esto hace que el lector, al menos uno como yo, se tropiece a cada rato porque tiene que devolverse a enmendar lo narrado.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar