Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

En estos tiempos que nos corren, la apariencia termina siendo el elemento capital para sobrevivir en una sociedad en la que el aspecto, la forma, los modos, la fachada, la envoltura, el estuche, como dicen Los Aterciopelados, son los muros que separan lo bueno de lo malo, las verduras de los postres  y la opulencia del sobrepeso.

Por eso, maquillamos los defectos, embellecemos las averías, retocamos los estragos, hermoseamos las desgracias, acicalamos las desdichas, porque parece ser que la imperfección está mal vista y termina siendo políticamente incorrecta. A mi edad, me declaro mamado de la diplomacia, de decir lo que no creo, de las sonrisas fingidas en busca de la aprobación, de los perfiles de Linkedin llenos de hazañas del pasado y de profesiones calculadas en pos de un algoritmo, de las fajas y las siliconas, del botox y los casos de éxito, de las habilidades blandas y la simpatía a la medida, de las fotos retocadas y del querer caerle bien al mundo entero . Estamos presos del modelo Cosmopolitan donde hay guías para todo: para presentar una entrevista, para conquistar a la pareja, para caerle bien a los suegros, para no ser la oveja negra de un grupo, para vestirse adecuadamente, para seguir las normas de etiqueta, para verse pulcro y agraciado y para encajar en una sociedad prefabricada en la que nos guste o no, los feos somos más.

“Dentro de nosotros existe algo que no tiene nombre. Y eso es lo que realmente somos.” — José Saramago

Hoy por hoy todo el mundo habla de  “marca personal”, un concepto que nació como una técnica para conseguir trabajo. Se le atribuye a Tom Peters, un escritor norteamericano, especialista en empresas, a raíz de la publicación de un artículo en la revista Fast Company, en 1997. El consideraba que las personas eran una especie de empresas, que podían gestionar la imagen que los otros podían tener de ellas. Pero no nos echemos cuentos: Marca personal era lo que las abuelas de antes llamaban carácter y personalidad, lo que nos definía como personas, seres de carne y hueso que intentaban hacerse su camino aún, por encima de su propia fealdad. Antes, uno únicamente  tenia que ser. Hoy nos debemos gestionar. Y aunque fantoches y petardos siempre ha habido, la imagen era algo secundario.

Y es que no se trata de regodearse en la verruga o chasquear mientras se come, o de quererse a raticos que es como llorar debajo del agua,  sino de asumirnos como somos, con defectos y virtudes, con posibilidades y carencias, con sombras y luminiscencias, con alegrías y tristezas, entender de una vez que con el  paso de los años se pierde pelo, paciencia y pericia y que lo que nos trajo hasta acá, tal vez ya no nos sirva para llegar hasta allá…

Algunas veces no se trata de cambiar la mentira sino de mejorar la estrategia…

Como todo hay que decirlo, en el mundo de hoy, el que no entra en ese juego, tiene pocas posibilidades de competir. De alguna manera hay que “venderse”. ¿Quién no ha inflado un poco su hoja de vida cuando se presenta a una entrevista de trabajo?¿Quién no ha exagerado sus virtudes cuando conoce a alguien que le interesa? ¿Quién no ha puesto una sonrisa pública aunque su vida esté deshecha? La marca personal está asociada con lo que hemos definido como éxito: reconocimiento, fama, gloria y dinero, como si el fracaso, el anonimato y el estar jodidos no hicieran parte de la vida misma. Por eso la relación con las personas se ha convertido es una batalla de pequeños egos, donde la lucha se concentra en ver quién vende más su cuento y cuál de los humos es más grueso, porque hay gente que confunde un ataúd con una cámara de bronceo.

El problema está en que la realidad, como la justicia, tarda, pero llega. Por eso, tal vez, de lo que se trata es de preocuparnos menos por la marca personal y más por ser auténticos, porque a las personas hay que conocerlas por dentro y  lo difícil siempre será decidir por dónde entrar…

Sígueme en Instagram. mailievano

 

 

(Visited 630 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Vida

    La aldaba

    Las casas antiguas tenían una aldaba en la puerta de la entrada. Era una forma elegante de avisar nuestra(...)

  • Bogotá

    ¿Y mientras tanto qué hacemos?

    Faltan menos de 15 días para que sepamos quién va a reemplazar a Enrique Peñalosa, a quien tal vez(...)

  • Vida

    La cara que merezco

    Las reuniones de  exalumnos de cualquier vaina suelen ser espacios de confrontación con uno mismo, porque de alguna manera(...)

  • Economía

    Atardescentes

    Soy de esa generación  que sabe y tiene claro que nada será igual, pero todo estará bien, una generación(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. milkas.busca669676

    No me convences con tu cuento. ¿Estas jugando a ser el abuelo rebelde y pendenciero feliz de que los demás Carven tus miasmas para evitar ir a la ducha mientras por eso te alaban?

    Mientras estés en el mundo, alimentes un blog, publiques novelas y revistas todo al final es una fachada o ¿donde dejar tu nariz y gafas de payaso con que aquí te presentes?

    Eso también es solo apariencia o simple hipocresía para poder dormir tranquilo y reconfortado en las mañanas.

    SANTURBÁN

    A todos toca – conciencia ciudadana.

    Hablan de oponerse
    a quién busca en Santurbán el oro
    a cambio de entregar agua envenenada
    desolación – muerte programada.

    Todo es cosa de dólares
    una vez dada su extracción
    Partiran a sus tierras lejanas – desoladas
    Más llenas de oro negro
    que les importa a estos jaques nuestros hijos
    sí pueden llenar aún más sus bobedas
    y dejar algo en los bolsillos
    de corruptos y ciegos mendicantes entregando
    suelos – frailejones – fauna y aguas
    que no llegaran a las gargantas de cien generaciones
    por venenos muriendo en mal vivir
    si es que al humano corresponden esos tiempos
    Allá podrá – tal vez – haber una nueva arca
    Partiendo de la tierra para dejar vacío el planeta.

    la madre tierra si aún existe
    se encargará de repoblar lo un día fecundo
    otras especies tomarán nuestro lugar
    donde no habrá tiempo al asombro
    ante la descomposición sinuosa y sin fin de los escombros
    Cual huella imborrable de nuestro paso por el mundo
    transitado sobre barbechos de conciencia en poderosos
    Que Como en Santurbán se encuentra desolada.

    Para ellos todo vale así todo en realidad no valga
    y no vale cuando el bien
    es y viene de ancestros Dispuesto a todos
    que ahora se busca defender marchando
    con nuestros pasos corriendo a estrellarse
    con barreras de poder que todo pueden
    Sin importar el porvenir de aún no nacidos
    Orgullosos de vernos en un plantón de carnaval el veintidós por evitar
    cómo se pretende
    clavarle a Santurbán mortal puñalada.

    CIBORG MR

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar