Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

En un país serio, la frase “renuncia irrevocable”  es  una redundancia. En Colombia, en cambio, funciona de una manera muy particular por dos razones básicas: una, porque somos sanguíneos, inmaduros, apurados, pasionales y febriles y por eso vamos diciendo y haciendo lo primero que se nos viene a la cabeza y otra, porque somos poco serios, faltos de palabra y nos encanta recular. Somos culiprontos, ladinos e insidiosos. Nos  gustan las promesas, porque tenemos claro que nunca  las vamos a cumplir.  Nos movemos al vaivén de lo que pasa y de lo que nos conviene.

Acá renunciamos o decimos que nos vamos, como una forma de amenaza, para solidificar nuestra posición, para que nos rueguen que nos quedemos, para que nos acepten  con todo y nuestras mañas, para que nos digan que sin nosotros, imposible, para darnos un toque de glamour que no tenemos, para tapar nuestros errores, para medirles el aceite a los demás, para presionarlos y salirnos con la nuestra.

Hay renuncias que se esperan, que se lamentan o que incluso se les rapa de las manos a quien las sugiere.

Una renuncia o un adiós no se le niega a nadie, porque sabemos, que como dice Alberto Casas en La W, “ nos asiste el derecho a la mamada”, es decir que podemos decir y hacer lo que queramos porque siempre existe la oportunidad de echarnos para atrás. En palabras de  Juan Manuel Santos, “sólo los imbéciles no cambian de opinión”,pero es que acá exageramos.

Como nada nos cuesta echarnos para atrás, lo que digamos siempre está en suspenso, en constante revisión, en perfecta vaguedad, ya que aunque nos hayamos apresurado o seamos poco confiables, siempre tendremos la oportunidad de decir que bueno, que nos quedamos por el bien de la patria, por los niños, por la empresa, por la afición que nos reclama, porque nos entendieron mal, que hay que leer bien porque el verbo estaba conjugado en futuro condicional o pospretérito, que nos quedamos un ratico más.

Después de una renuncia, no queda más que irse.

¡Seamos serios! Si decimos que nos vamos, nos vamos, porque debe ser consecuencia de que lo hemos pensado bien, porque sentimos que nuestro tiempo ya pasó, porque las circunstancias nos obligan a irnos, porque somos como un motel de pueblo chiquito, es decir de una sola pieza, porque nuestros principios y valores así lo obligan y por eso, después del anuncio no queda más que las despedidas, los mocos y las lágrimas si se quiere, los buenos recuerdos y el adiós. Y si decimos que nos vamos con la intención de quedarnos, con mayor razón debemos irnos por faltones, manipuladores, desconsiderados y casi, casi, despreciables. El resto es cuento. O amenaza vana.

Por eso, cada día somos más inviables, porque una sociedad que no cumple  ni siquiera los adioses, está condenada a la desgracia.

 

Sígueme en Instagram: mailievano

(Visited 411 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Por favor, no me jodan…

      Hoy por hoy,  en Colombia, sacarle el bulto a  una discusión política suele ser una tarea de titanes,(...)

  • Vida

    Estropicios

      Sabotaje es una de esas palabras que siempre llevan su estropicio, su ruido. Implica un plan, un procedimiento,(...)

  • Opinión

    Burócratas de secta

    La mitad de los problemas colombianos surgen de nuestra tendencia a la lambonería y al sobachaquetismo. Nuestra personalidad bipolar,(...)

  • Opinión

    Yo

    En medio de nuestra misma mismidad, todos tenemos una opinión. El problema es que sentimos que es inmejorable y(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Algunos quizás vieron hace unos años (más exactamente en 2009) aquella película llamada "He's(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. pilar885430

    Así es, a esta pobre Colombia no la cambia nadie. Hay que ver a los que alguna vez amenazaron con renunciar y acabaron fue atornillados al cargo, claro por el bien de la patria.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar