Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Se parecen tanto, que muchos creen que son  iguales, pero son tan distintas como un chino y un japonés, como tres tristes gatos y veintiún vidas sin sentido. Una  trata de la fe y la otra de la esperanza. Sin embargo, a veces las confundimos y así nos va.

La fe, es creer en algo que no se ve y por eso no necesita comprobación, sino la íntima convicción que  está ahí, como un poder maravilloso que toca nuestras vidas. Los que no creen, tienen otra visión de la vida, tan válida y posible como la de los que sí.

Uno cree – los que creemos- en  un dios, cualquiera que sea la idea que tengamos de él o cualquiera sea el nombre o la versión que queramos darle. Uno cree – los que creemos-  en una fuerza suprema que de alguna manera  da sentido a la existencia, una autoridad perfecta poseedora de todas las respuestas, cuyos tiempos son precisos, no necesariamente alineados con los nuestros. Por eso los que tenemos fe, esperamos un milagro, así tengamos la mierda al cuello. La fe no tiene que ver con una iglesia o con una religión, que no son más que interpretaciones discursivas o narrativas un tanto marketeras de una forma de ver esas deidades, porque una cosa es Dios y otra sus ejecutivos de cuenta.

No es lo mismo desconfiar que no creer.

La fe es excluyente, como un embarazo o los talentos. Se tiene o no se tiene y me arriesgaría a decir que es vitalicia, lo que no quiere decir que nazca con nosotros necesariamente. Es casi un nudo ciego que puede a veces refundirse, puede  a veces ser negada, rechazada u objetada, pero nada la confirma más,  que un problema no resuelto o un avión fallando.

La confianza en cambio, tiene que ver con la esperanza y por eso cuando uno confía, no mira para arriba sino mira para el lado, porque esperar, tiene más de deseo que de credo, tiene más de datos que de dogma, tiene más de información que de creencia. El que sabe, confía, porque el que confía sin saber es un ingenuo, casi  que un suicida. Al fin y al cabo, las grandes decepciones son esperanzas a las que les faltaron fundamentos. El que desconfía sabiendo, está condenado a la tristeza, a la propia y a la de las personas que rodea.

La confianza es como la virginidad

La confianza nunca es ciega, si acaso miope, porque parte de la perfectibilidad del ser humano, de la posibilidad del error, de la eventual desilusión. Por eso, tal vez, uno no necesita que le tengan fe, sino que le tengan confianza, porque esta última, parte del conocimiento de lo bueno y de lo malo, de los riesgos y de las posibilidades, pero sobre todo, de la decisión libre y espontánea de esperar el por venir y asumir sus consecuencias.

Cuando uno confía y se ‘descacha’, es porque de alguna manera no se leyó bien la situación o se cruzó la raya indeleble que separa la esperanza de la fe. Otros, por el contrario, se aferran a la desconfianza como un bote que los salva y puede que se ahorren muchas lágrimas,pero también se asegura la angustia de estar solo. ¿Puede un hombre vivir sin fe? Científicos, agnósticos y ateos opinan que si. ¿Puede un hombre vivir sin confianza? Seguramente no, porque hasta un ermitaño espera que le lleven bien su domicilio.

 

Sígueme en Instagram: mailievano

 

 

(Visited 894 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Vida

    Estropicios

      Sabotaje es una de esas palabras que siempre llevan su estropicio, su ruido. Implica un plan, un procedimiento,(...)

  • Opinión

    Burócratas de secta

    La mitad de los problemas colombianos surgen de nuestra tendencia a la lambonería y al sobachaquetismo. Nuestra personalidad bipolar,(...)

  • Opinión

    Yo

    En medio de nuestra misma mismidad, todos tenemos una opinión. El problema es que sentimos que es inmejorable y(...)

  • Vida

    ¿Creer o confiar?

    Se parecen tanto, que muchos creen que son  iguales, pero son tan distintas como un chino y un japonés,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

@francamaravilla Le contaba a Daniela Kammoun, creadora de Project Glam, que me(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar