Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La distancia social nunca se ha ido, pero ahora está de moda. Se ha vuelto cool, casi indispensable. No es el virus, no es la pandemia. Somos nosotros.

Siempre hemos sido una sociedad desigual, pero ahora se nos apareció la excusa perfecta. Punto y apártate. No sé si será como dice el filósofo Slavoj Zizek, que «la pandemia es  un golpe letal al capitalismo de un mundo sin fronteras y una gran oportunidad para reinventar el comunismo», o como indica Byung-Chul Han, que «el capitalismo continuará con pujanza, y millones de turistas seguirán pisoteando el planeta» o como  afirma Yuval Noah Harari , que «los gobiernos más poderosos del planeta, actuarán  más globalmente que nunca y con responsabilidad», todos filósofos al parecer muy importantes, que vine a descubrir hasta ahora, porque no me las voy a tirar de intelectual y tendrán que perdonar mi ignorancia descarada.

Somos un mundo desigual, donde algunos estamos mejor colocados que los otros y otros, mejor colocados que nosotros».

Pero pensándolo bien desde la comodidad casi, casi impúdica, casi obscena, casi ridícula  de no faltarme techo, comida, ni Netflix, lo único cierto es que esta pandemia lo que ha hecho es desnudarnos las costuras, porque  mientras muchos de nosotros a partir de la banalidad de nuestras redes nos quejamos del aburrimiento, de lo largas que son las misas con el Papa, hacemos memes y piruetas, nos subimos de peso y hacemos reuniones por Zoom o por Skype, jugamos al Tik Tok, sentamos cátedra y posamos de personas sin rencores, afuera, hay un mundo de personas que no saben qué comer, no porque les sobre, sino por todo lo contrario, mujeres golpeadas, hombres maltratados (sí, también los hay) niños mirando las estrellas por el hueco de sus techos, que no saben de pandemias ni de virus, ni de cuarentenas ni cuaresmas, porque han crecido con fiebre, mocos, tos seca y dolores en el cuerpo. No es que no lloren por los médicos que se mueren, sino que para ellos, la medicina son los remedios que receta el señor de la farmacia de la esquina, o las agüitas aromáticas que preparan las mamás. Nadie niega que debemos reactivar la economía, pero como nada está seguro, probemos entonces con los pobres: los “rusos” de Usme, Ciudad Bolívar o Soacha, que salgan a las obras en el norte. Si el experimento sale bien, seremos genios. Si sale mal, pues algo se intentó y a los pobres que se mueran, los olvidaremos con el fútbol  o con otra cosa tonta que nos pase.

Los pobres, serán como siempre, los conejillos de indias de un experimento que nadie sabe a dónde va».

Somos un mundo desigual, donde algunos estamos mejor colocados que los otros y otros, mejor colocados que nosotros. Y eso no va a cambiar, porque tomar distancia de los otros no es de ahora, es de siempre. Apártate y punto. Los pobres sólo nos sirven para echarnos un discurso libertario, porque a todos nos gusta la igualdad, pero siempre y cuando no se metan con la parte que nos toca y nosotros, tan de clase media, tan de estrato tres y cuatro, tan de comer mierda y eructar sushi, tan de tarjeta Codensa, tan de deudas hasta el cuello, no existimos para nadie. Y los ricos, son los ricos en Cuba, Colombia, Estados Unidos o en la China y por eso, cuando se acabe la pandemia, muchos no tendrán siquiera el riesgo del contagio para que los volteen a mirar.

Guardaremos las distancias, pero ahora tendremos la disculpa…

www.atardescentes.com

Síguenos en Instagram: atardescentes

Síguenos en twitter:@atardescentes

Síguenos en Youtube: atardescentes 

(Visited 403 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Vida

    Palíndromos y capicúas

    Creo en Dios todos los días, en el poder inagotable de la risa, en la fuerza misteriosa del silencio,(...)

  • Opinión

    La parla

    Somos expertos de un día. Para cada situación tenemos un compendio, una teoría, una solución ideal, una filosofía profunda,(...)

  • Política

    Los pisapasito

    El mundo se divide entre fantoches y pisapasito. Los unos gritan y los otros, joden. De los primeros hablamos(...)

  • Política

    La vida es bella

    Está claro que la línea recta no siempre es el camino más corto entre dos puntos, pero los colombianos(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Todos necesitamos saber hacer presentaciones efectivas. No importa tu profesión o(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. libardo936962

    El Mundo ha sido, es y será, uno en el que las gallinas de arriba se cagan en las de abajo. Los filósofos son como la apéndice, sabemos de ellos cuando al mundo le duelen las entrañas. No son tendencia los filósofos, para eso están James, Maluma, Londoño Hoyos, Joséodulio, Cabal y la señora Arango, la polifuncional ministra.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar