Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El odio es físico culillo, es ese tonito que nos da una superioridad moral de creer que los demás están equivocados y que la única opinión que vale es la nuestra y de las otras, solamente aquellas que se acomoden a nuestros intereses. «El narcisista es ciego a la hora de ver al otro»,  dice  el filósofo Byung-Chul Han.

El odio es la salida fácil para ahorrarnos el debate, para evitar la discusión acerca de una idea, la disputa de argumentos y porque siempre será más fácil minimizar a los contrarios que enfrentarlos, porque en el fondo, tenemos miedo de terminar convencidos. Por eso, ha hecho carrera la idea, de que el que no odia es un pendejo y tal vez es todo lo contrario. Y no es que uno no se pueda enfurecer con el estado de las cosas o con las injusticias que pasan cada día, pero una cosa es el empute y otra el odio vitalicio.Tampoco implica que no se tenga una posición, porque a la larga, es mejor ser de bordes que de extremos.Y esa, es una posición.

«El narcisista es ciego a la hora de ver al otro», Byung-Chul Han

Tipos como Trump, Bolsonaro, Maduro, Uribe o Petro, por nombrar algunos pocos, han hecho del odio una manera de ser, es decir que quien no está de acuerdo con ellos, necesariamente está en su contra. Algunos  son brillantes, sin duda, tanto, que han logrado cultivar fanáticos, que los defienden a capa y espada y se pueden hacer matar por sus ideas, porque su fe es tan sólida y tan fuerte, que ya la quisiera Jesucristo. Se comportan como secta y por eso es difícil encontrar que acepten algo bueno de los otros. Son monocromáticos porque todo lo ven en blanco y negro y lo peor, es que también son monotemáticos porque para ellos no existe nada más, ni siquiera el humor ni mucho menos el amor, que termina siendo una afiliación ideológica a lo que piensa uno de los dos. El resto no les sirve.

Se comportan como una secta con una fe tan sólida que ya la quisiera Jesucristo.

Odiamos por recuerdo. A una persona, porque la asociamos con algo que nos pasó. A una raza, porque la coligamos con una situación particular. A un libro o a un autor,  porque nos evoca a alguien que nos hizo daño. A un grupo, a una ideología, a una parte de la sociedad, porque en nuestro absurdo trasegar, sentimos que el odio nos salva de la odisea diaria de mirarnos a la cara.

Odiar, declararse anti algo per se, es aceptar que el otro ganó, porque de alguna manera le entregamos nuestra vida, lo hacemos dueño de nuestras opiniones, que sesgamos, mutilamos y torcemos, todo con tal de tener la tranquilidad espiritual de estar matriculado con uno de los bandos. Anti, es un prefijo y no un adjetivo por más que lo queramos y si bien, todos tenemos un prejuicio          ( pre- juicio), la verdadera opinión y posición debería derivar de la confrontación de varias versiones con la propia, para sacar una, que por lo demás también estará en permanente  construcción.

Por eso, tal vez la clave está en lo que decía Bruce Lee:

“No te establezcas en una forma, adáptala y construye la tuya propia, y déjala crecer, sé como el agua. Vacía tu mente, sé amorfo, moldeable, como el agua. Si pones agua en una taza se convierte en la taza, si pones agua en una botella se convierte en la botella, si la pones en una tetera se convierte en la tetera. El agua puede fluir o puede aplastar. Sé como el agua, amigo, el agua que corre, nunca se estanca; así es que hay que seguir fluyendo”.

www.atardescentes.com

Síguenos en Instagram: atardescentes

Síguenos en twitter:@atardescentes

Síguenos en Youtube: atardescentes 

(Visited 496 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Reflexiones de a pie de un ciudadano en bus. Notas cotidianas con humor y sobretodo con dolor. Periodista, escritor de libros y novelas, Creador de Atardescentes .

Más posts de este Blog

  • Política

    El ratón Pérez

    La política es sin duda uno de los grandes males modernos y lo peor, es que hemos aprendido a(...)

  • Colombia

    La manada

    Que siete tipos presencien y hagan parte de un crimen atroz y repudiable sin que ninguno haga nada para(...)

  • Vida

    Los remiendos

    Hay tres cosas que estos tiempos de pandemia han puesto en evidencia: la necesidad de sentirnos productivos, el afán(...)

  • Vida

    Lo que falta y lo que sobra

    La vida es la eterna decisión entre lo que nos falta y lo que nos sobra. Y es que(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Soy costeño. Hablo fuerte, digo malas palabras, carezco de diplomacia y(...)

2

Cuando hablamos de Diomedes Díaz, rebautizado por Rafael Orozco como el(...)

3

Circula por las redes sociales un video muy divertido de Héctor(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. gilberto256813

    Rabia inmensa -como la producida por el cruel asesinato de George Floyd a manos de un policia gringo en la supuesta » Mayor Democracia del Planeta»-, debería producirnos en Colombia el conocer la autorización vulgar e irrespetuosa del Cerdo Inepto al permitir el ingreso de tropas norteamericanas.

  2. No leo casi nunca comentarios de blogueros. Y creí que el título de éste me traería alguna reflexión. Pero cuando uno descalifica con el odio con que lo hace este señor a todo el mundo y cree que el mundo debe girar alrededor de su criterio, ¡Qué decepción! Este escrito es un tiro en un pie.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar