Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Para conseguir la gloria deportiva no basta con gastar dinero en figuras. El PSG intentó conseguirla por la vía rápida e hizo el ridículo.

Un año después del Barcelona 6-1 Paris Saint Germain, 400 millones de euros y la compra de una de las grandes promesas del fútbol contemporáneo, el equipo parisino está en el mismo lugar. De nada sirvió inflar el mercado, entrar en problemas con el Fair Play financiero y encontrarse en octavos de final de la Champions League con el Real Madrid más débil de los últimos cinco años, pues Cristiano Ronaldo y compañía dieron un repaso táctico en ambos partidos del cruce. Hoy, eliminados de Europa, con la liga francesa (torneo regular sentenciado a su favor) y con su figura de 222 millones de euros lesionada, el PSG puede anunciar otra temporada de fracaso. Quiso ser equipo grande y se quedó a medias.

Primero que todo, les faltó humildad. La confianza no debe confundirse con la prepotencia. Antes de la eliminatoria, el equipo estaba demasiado convencido de que iba a eliminar al Madrid. El mal momento blanco, sumado a las engañosas goleadas del PSG en Francia, alimentó más el ego de los dirigidos por Emery. En vez de pelear para decidir el lanzador de faltas y penales, o de ocultar las rumbas de Neymar, en París deberían haber estudiado al Real como el bicampeón vigente que es. Como si eso no fuera suficiente, tras la derrota 3-1 en el Santiago Bernabéu, Emery y compañía confiaron en que su estadio les daría la victoria, casi por ósmosis, como si ganarle 2-0 al Madrid en Champions fuera tarea sencilla. Tan mal les fue que se encontraron con un equipo fuerte que les anotó cinco goles y les enseñó la diferencia entre jugar la liga francesa y la Champions League. Es la primera vez que oigo a un entrenador decir que está “seguro” de la clasificación de su equipo con un 3-1 en contra. Faltó bajar la cabeza y entender la situación.

Pero, en todo caso, no se puede esperar que entiendan el momento si en la cancha solo evidencian falta de experiencia. Desde el joven Kylian Mbappé hasta el veterano Daniel Alves, el equipo se mostró inocente como conjunto. Mbappé tuvo la oportunidad de ser el asistidor de Edinson Cavani (como lo fue hace un año de Radamel Falcao) cuando el partido estaba 0-0 en París, pero prefirió definir él y desperdició la oportunidad de descontar la eliminatoria. Como esa tuvo varias, quizá menos cruciales, en las que pudo escoger bien y no lo hizo. Lo mismo le pasó a Alves, pero con un final fatal. Ya había perdido varios balones en el inicio de la jugada y había salido impune. Pero Marco Asensio dijo basta y le robó el balón a Alves, corrió y centró a Ronaldo, que anotó como el crack que es. A todo esto se le sumó la falta de definición, la imprecisión de pases y la sensación de que el Real Madrid tuvo el partido de vuelta controlado en casi todos los tramos. El PSG jugó como un equipo chico: sin garra ni jerarquía.

Sin embargo, dejando el cruce con el Real Madrid de lado, en lo que más falló el PSG fue en creer que podía meterse en los grandes del fútbol en un par de años con solo dinero. El proyecto en sí, es válido (siempre y cuando se resuelva el asunto del Fair Play financiero), pero requiere tiempo y muchas frustraciones, porque en este deporte influyen miles de factores. El fracaso está en creer que, para ganar la Champions, solo hacía falta una plantilla con estrellas. Esta teoría es tan frágil como el pie de Neymar, que demostró lo insignificante que son 222 millones de euros al lado de un factor de suerte como la lesión del brasileño. El fútbol hizo justicia al eliminar a este equipo, porque sería muy triste ver campeón de Europa a un conjunto que basa su poder solamente en el dinero.

No se trata de decir que el capital no importa, pero poner en él todas las esperanzas fue un error. Equipos que han optado por esta vía, como Manchester City, hasta ahora ven los frutos de su inversión porque, además del capital, han cosechado un trabajo y un progreso. Así es el fútbol y así será siempre. Ahora, el PSG debe ganar liga y copa local para no empeorar el ridículo. Tampoco puede dejar que Neymar se vaya, aunque sería un cucharada de su propia medicina. Por ahora, repito, están igual que hace un año.

Lea mi último artículo en Hablaelbalón: Las 4 conclusiones del fin de semana

(Visited 3.987 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista Deportivo. Está terminando Derecho con Opción en Periodismo en la Universidad de los Andes. Escribe para la revista deportiva Hablaelbalón, con la que cubrirá el Mundial de fútbol 2018. Amante del deporte, la música y la lectura. Se graduó del colegio Gimnasio la Montaña.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

2

¿Cómo evitar el robo con escopolamina o burundanga?, sus peligros y todo(...)

3

Un artículo reciente de El Tiempo nos compartía cuánto gana un Youtuber(...)

8 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. carlosalirio991542

    Cada vez que veo a alguien decir o escribir algo como lo que el autor dice en este escrito me da la sensación que deben ser simpatizantes (o pseudohinchas) de algún barcelona, madrid, bayern, united, juventus, etc, y que les molesta que otros equipos con igual o mas presupuesto los reten a nivel europeo. Ademas, todos los títulos y “grandeza” de esos famosos equipos se han conseguido con base en dinero.

  2. fabioandres134099

    déjame decirte una cosa para infortunio el fútbol de hoy en día si esta comprado esa es la triste realidad o si no mira en los historiales partidos comprados,arbitrajes comprados y FIFA gate quieres un ejemplo año 2009 estadio Stanford Bridge Chelsea se enfrentaba al Barcelona y el arbitraje pésimo y golazo de Andres Iniesta y mano de pique en el área y no pita penal y ese partido quedo 1-1 y clasifico Barcelona y con arbitraje recontrapolemico y tu dices que el futbol no se compra?señor columnista ahi estas mal.

    • Precisamente por eso es que aplaudo la eliminación del PSG. Imagínese que a todo eso se le sumara un campeón así… todavía queda luz en el deporte. Lo de FIFA Gate ya está en manos de la justicia y sobre el ‘escándalo’ de Stand. Bridge le recomiendo no hablar de dinero al menos que pueda probarlo.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar