Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

Mis primeras semanas en Colombia fueron difíciles. Nunca había ido a América Latina, y no sabía de las costumbres y normas de la sociedad colombiana. Antes de salir de Inglaterra, mis compañeros de clase y yo tuvimos muchas charlas con nuestros profesores en que nos advirtieron del “choque cultural’’ y del hecho de que es mucho más que solo la diferencia en comida. Pero a mí estos avisos no me importaban. No creí que sufriría del choque cultural -había ido a Francia, España e Italia, por lo que ya conocía otras culturas y costumbres. Sin embargo, es diferente vivir en un país al otro lado del mundo. Antes del periodo ‘Honeymoon’ de las primeras dos semanas, me enfrenté al choque cultural. Me sentía fuera de lugar, no entendía las referencias a la cultura pop, el sentido del humor, y el hecho de que en Colombia comen mucho a la hora del almuerzo.

La primera cosa que me di cuenta fue del comportamiento de los colombianos al subirse al Transmilenio. Es costumbre en Inglaterra dejar salir a los otros pasajeros antes de subirse. Pero en Colombia, no. Aquí es una ‘barra libre’. La gente se empuja y a nadie le importan los demás. La primera vez que intenté entrar a un Transmilenio, no pude. No obstante, esta costumbre es una contradicción dado que los colombianos tienen una reputación de ser muy tranquilos, mientras que los ingleses son más ‘irritables’. En Inglaterra, nos preocupamos de cosas estúpidas, y nos enojamos rápidamente. Pero, lo que es único de los ingleses es que nunca decimos nada cuando estamos enojados. Por ejemplo, si un inglés está en una fila en el supermercado y otra persona se cuela, el inglés estará furioso, pero no dirá nada. La única cosa que haría es un ‘tut’ (es decir chasquear la lengua). Sin embargo, los colombianos parecen mucho más explosivos, y si están enojados, dirán algo.

La comida

Otra cosa es la comida. Los colombianos están orgullosos de su comida. Cuando llegué a Colombia, mis amigos me alimentaron a la fuerza con arepa, bandeja, arroz con pollo y más. Y entiendo por qué están orgullosos de su comida, es rica, pero en Inglaterra nunca concebiríamos mostrar nuestra comida nacional a un extranjero (aparte de fish and chips o roast dinner que son deliciosos). Es que en Inglaterra la comida es insípida. No tiene sabor, es simple. En Inglaterra no comemos mucha comida inglesa, nos encanta la pizza, la comida china y el curry (en 2001, el secretario de asuntos exteriores declaró el Chicken Tikka Masala- algunos aseguran que el nacimiento de este plato proviene de la India británica el plato nacional de Inglaterra gracias a su popularidad entre los ingleses).

Sobre el tema de la comida, en Colombia, todo es diferente. La leche viene en bolsa, el ron y el aguardiente vienen en cartón y el queso… pues uno de mis platos favoritos es un ‘cheese toastie’ con queso cheddar. Pero aquí, es casi imposible encontrarlo -esto es algo que me da mucha tristeza.

El ritmo

Tambíen tengo que mencionar el ritmo musical que tienen los colombianos. ¡Esta gente puede bailar! Y lo realmente sorprendente es que, ¡no necesitan alcohol para hacerlo! En general, en Inglaterra, solo bailamos después de haber tomado mucho alcohol, y cuando bailamos es horrible. La gran mayoría de los ingleses no tiene ritmo, pero acá, hay algo en la sangre. Muchos colombianos y latinos han intentado enseñarme bailar, pero es inútil. Soy demasiado inglés. La salsa es una parte de la cultura, y algo muy importante para la identidad nacional de los colombianos (aunque me dijeron que los bogotanos no saben bailar, pero me parece que son bailarines profesionales cuando bailan en los bares).

En los últimos meses, encontré muchas más diferencias entre Colombia e Inglaterra, pero las que acabo de mencionar son las que más me llaman la atención. Aunque me he ido acostumbrando a la cultura colombiana, todavía encuentro diferencias que no entiendo, pero el sentimiento de choque cultural desapareció y ahora me siento muy cómodo en Colombia.

 

(Visited 6.720 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Practicante internacional de la Unidad de Redes Sociales de EL TIEMPO.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Medellín en los ojos de un británico

    En 1988, según la revista ‘Time’, Medellín era la ciudad más peligrosa del mundo. Sin embargo, hoy la ciudad ha experimentado una transformación increíble, que se ve reflejada en el metro que atraviesa el corazón de la ciudad. Por eso, este no solo conecta la ciudad físicamente, desde las afueras hasta el centro moderno, sino también parece que conecta el pasado con el futuro. Además de representar cómo la ciudad se mueve a la velocidad de un rayo, muestra la rapidez de su desarrollo con innovación en cuanto a la arquitectura, los espacios públicos y la educación.

    A través del video vemos una gente que aprovecha estos espacios: cómo comen por las calles, cómo utilizan el transporte público y cómo salen por la noche. Hacia el final del video, hay un enfoque en los niños, quienes claramente representan el futuro de la ciudad. El mural del niño muestra el uso de la cultura, del arte y de la música como nuevas maneras de recordar el pasado y encontrar nuevas formas para que los jóvenes no causen violencia en las calles y así, utilicen su energía diferente. Lo más importante para la gente de Medellín es que enseñan a los jóvenes sobre el pasado violento de la ciudad para que no pase otra vez.

     Lo más importante para la gente de Medellín es que enseñan a los jóvenes sobre el pasado violento de la ciudad para que no pase otra vez.

    El carnaval de la Comuna 13 al final no solo es la última expresión de la energía de la ciudad, sino también representa a los viejos y a los jóvenes bailando juntos. Es un momento emblemático de la transformación experimentado por la ciudad. Es una representación del nuevo estado de Medellín, una ciudad que respeta y entiende su pasado mientras que mira el futuro.

  • Opinión

    Bogotá en los ojos de un británico

    La última semana, cogí mi cámara y decidí documentar dónde he vivido en los últimos dos meses. Es difícil argumentar que Bogotá tiene un paisaje bonito, pues su belleza viene de su gente. Vivir y trabajar aquí me ha permitido estar inmerso en su cultura y entender completamente lo que le da vida a la ciudad. Aparte de la gente, es una ciudad de contrastes llamativos. El clima nunca es el mismo por más de diez minutos, un minuto llueve y el próximo está soleado. En un momento estás en la cima de Monserrate donde el único sonido que puedes oír es el del sacerdote de la iglesia. En el otro, tienes tus dedos en tus orejas intentando bloquear los chillidos del tráfico en la calle.

    El contraste más notable es que dos días aquí nunca son lo mismo. Un día vemos la rutina constante y pulsante que junta la ciudad capital. Vemos a la gente que trabaja en las tiendas, por las calles y en la estación de Policía. Cualquier persona que vive aquí sabe del estrés de la congestión y del viaje hacia el trabajo, está familiarizado con la imagen emblemática de Bogotá: el hombre que corre entre el tráfico para saltar al autobús que nunca se detiene.

    Al otro día, la ciudad rompe su rutina. Fui afortunado de asistir a la gran marcha estudiantil por la educación el 10 de octubre, observé el poder de unas personas unidas. Notablemente nublado, el día fue como muchos aquí en Bogotá, sin embargo, no se siente menos lleno de vida. Ya sea que sus opiniones políticas estén alineadas o no con los motivos de los estudiantes, es imposible negar la increíble escena de tanta gente caminando junta por una causa. Desde las mujeres que alientan desde sus ventanas hasta las personas que agitan sus banderas desde los puentes sobre la avenida Caracas, todos comprenden la profundidad de este momento. Lo que algunos podrían ver como desorden, otros podrían verlo como un momento raro de unas personas perfectamente sincronizadas entre sí. Por lo tanto, durante dos días y de dos maneras totalmente diferentes, somos testigos del poder de esta ciudad caótica y palpitante.

     

  • Sin categoría

    El Valle del Cauca en los ojos de un británico

    https://youtu.be/u4JsC-VeLTg Este fin de semana visité Cali y San Cipriano. Uno es un centro cosmopolita en el suroeste de(...)

  • Entretenimiento

    La Tatacoa en los ojos de un británico

    Al final de mi primera semana acá en Bogotá y trabajar como practicante en El Tiempo, dos amigos ingleses y yo escapamos de la ciudad para el Desierto de la Tatacoa. Con este video, he intentado crear una experiencia sensacional de inmersión tanto del desierto como del viaje. Quería mostrar el impresionante paisaje del viaje, ya que a tan solo cinco horas de Bogotá atraviesas montañas, ríos y vegetación deslumbrante en todas partes. Poco a poco, los ricos colores verde y azul del paisaje son reemplazados por los amarillos y marrones de un paisaje más árido, pero igual de hermoso.   Al llegar a la Tatacoa, en el camino lleno de baches y el ritmo rápido del viaje de repente se siente a un mundo de distancia, cómo te olvidas completamente de la ajetreada vida de la ciudad. Esto era algo que quería retratar en el video, con los contrastes entre los ruidos fuertes de las calles de Bogotá en hora de tráfico y el sonido vacío del viento, junto con los distantes chillidos de las águilas que recorrían el desierto.   Pasamos las dos noches durmiendo en hamacas, lo que significa que no necesitábamos una alarma para despertarnos, ya que el amable gallo lo hizo por nosotros a las 3 a.m. A pesar de no tener sueño, esto significó que pudimos experimentar la magia de un amanecer en el desierto. Su luz fue algo que también me llamó la atención. No solo la hermosa manera en que iluminó el paisaje tanto al amanecer y en la puesta del sol (como se puede ver en los planos de apertura y cierre), sino también a la completa falta de contaminación lumínica que hace posible ver la Vía Láctea por la noche, incluso para un astrónomo aficionado como yo.  En un lugar donde la electricidad es escasa, utilicé los planos hacia el final de la película para presentar la belleza del desierto por la noche, la única luz que hay es de los autos que pasan. Esto proporciona un cambio muy necesario de las luces siempre brillantes de Bogotá en la noche. La luz, los colores y los sonidos del desierto se unen para crear un ambiente mágico. Para cualquiera que desee un poco de calor y un descanso del bullicio de Bogotá, recomiendo encarecidamente un viaje al Desierto de la Tatacoa.

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

2

Una buena opción para maratonear...

Hugh Grant será el encargado de darle vida a Thorpe, un reconocido político en ascenso, que hará lo necesario para evitar que el secreto de su relación con el joven Norman (Ben Whishaw), salga a la luz y arruine su carrera. Hay que tener en cuenta que ser homosexual era un delito que se pagaba con cárcel en la Inglaterra de los años 60. A Very English Scandal, fue una de las miniseries del 2018 que por sus grandes actuaciones, lo fluido de la historia y la forma como está narrada, ganó el reconocimiento de la crítica, que la nominó a mejor actor, mejor actor de reparto y mejor miniserie en los Golden Globes y Critics Choice del 2019. De entrada se puede decir que es una buena opción para maratonear en el fin de semana. Así que bienvenido a otro #TiempoDeSeriesByCats, póngase cómodo y dele play al video. Recuerde darle like, comentar y compartir con su familia, amigos, vecinos y, en general todos, todos, todos. Conversemos en: YouTubeTiempo de Series By Cats  Facebook: Tiempo de Series by Cats Twitter: @CatsDeChocolart Instagram: @CatsDeChocolart-->

En los años 70 un escándalo conmocionó el establishment británico. Jeremy Thorpe, el hombre más joven en dirigir el partido Liberal de Inglaterra y un miembro del parlamento, se convierte en el primer político en ser procesado por intento de homicidio en este país. Esta es la historia  que nos presenta A Very English Scandal, la miniserie de la BBC, protagonizada por Hugh Grant y Ben Whishaw.

Una buena opción para maratonear...

Hugh Grant será el encargado de darle vida a Thorpe, un reconocido político en ascenso, que hará lo necesario para evitar que el secreto de su relación con el joven Norman (Ben Whishaw), salga a la luz y arruine su carrera. Hay que tener en cuenta que ser homosexual era un delito que se pagaba con cárcel en la Inglaterra de los años 60. A Very English Scandal, fue una de las miniseries del 2018 que por sus grandes actuaciones, lo fluido de la historia y la forma como está narrada, ganó el reconocimiento de la crítica, que la nominó a mejor actor, mejor actor de reparto y mejor miniserie en los Golden Globes y Critics Choice del 2019. De entrada se puede decir que es una buena opción para maratonear en el fin de semana. Así que bienvenido a otro #TiempoDeSeriesByCats, póngase cómodo y dele play al video. Recuerde darle like, comentar y compartir con su familia, amigos, vecinos y, en general todos, todos, todos. Conversemos en: YouTubeTiempo de Series By Cats  Facebook: Tiempo de Series by Cats Twitter: @CatsDeChocolart Instagram: @CatsDeChocolart

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar