Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hace una semana experimenté el cambio más grande de mi vida: me mudé a Colombia. Como parte de mi año en el extranjero, pasaré seis meses trabajando en Bogotá en EL TIEMPO y, después de solo cinco días, ya he notado varias características que definen a la capital. En este primer blog voy a subrayar algunas de estas peculiaridades, para que usted pueda ver Bogotá con los ojos de una británica.

 

1. El clima bipolar

Amigos que viven en Bogotá me aconsejaron empacar la ropa para cada estación. Al principio pensé que era una exageración, pero muy rápido me di cuenta de que tenían razón. A lo largo del año, ya sea verano o invierno, en la capital la temperatura alcanza alrededor de 18°C cada día, un clima agradable. Normalmente, en el Reino Unido con esa temperatura la gente lleva puestos shorts y vestidos. Sin embargo, los ciudadanos de este país tropical usan jeans, suéteres y camperas infladas. Y desde mi llegada, casi que todos los días, he visto cómo los rayos de sol se convierten en una lluvia torrencial. Como consecuencia de esto he aprendido que debo tener un paraguas y unas gafas de sol en mi bolso todo el día, todos los días. En cuanto al clima en Bogotá, se tiene que estar preparado todo el tiempo.

 

2. Uber

En esta ciudad, Uber parece ser sinónimo de viajes baratos y conductores muy agradables. En síntesis, es un salvavidas. Estaba anonadada cuando descubrí por primera vez que un viaje de 20 minutos solo cuesta el equivalente de £2. Esto me hace sentir tranquila cuando salgo tarde en la noche y busco una forma de transporte segura. Además, Uber me ha ayudado muchísimo a practicar mi español. Compartí una conversación larga con un conductor venezolano sobre su vida e incluso me compró un queso pera con arequipe, una comida que encontré un poco rara. ¡Otro conductor me ofreció una arepa antes de que comencemos nuestro viaje! Los avisos de mi madre de no aceptar nunca la comida ofrecida por los desconocidos desaparecieron rápidamente aquí en Bogotá, pues todos los que son generosos con la comida reciben 5 estrellas de mi parte.

 

3. Los hombres colombianos

Hubo un momento de mi vida en el que insistí en que mi tipo de hombre era alto, atlético y con el pelo rubio. Pero desde que desembarqué del avión en Bogotá, noté que sería imposible encontrar un hombre así aquí en Colombia. El arquetipo de los colombianos me parece evidente: bajos, con tatuajes y piercings, la piel morena y el pelo lleno de gel. ¡Cuando estoy parada al lado de los locales me siento como un gigante! Cada mujer en esta ciudad parece ser bajita y morena, entonces espero ser un cambio acogedor, pues soy una chica rubia de 173cm, para los Juan Diego, Andrés y José de Bogotá.

 

 4. El transporte público

En Londres somos mimados con varias opciones de transporte y con nuestro sistema de metro en particular. Estaba sorprendida cuando descubrí que solo hay autobuses en esta ciudad y estos son de solo un piso y a menudo abarrotados. Soy afortunada de que mi viaje al trabajo solo dura unos 25 minutos en autobús, pero cuando este método de viajar no funciona puntualmente puede ser un poco frustrante. Extraño mucho el metro, pero aquí los precios del TransMilenio son muy baratos en comparación con los del transporte de Londres. Comprendo que existe un gran deseo de los bogotanos de que se construya un sistema de metro en los años siguientes pero, por ahora, la falta del metro no es el final del mundo. ¡Siempre se puede coger un Uber!

 

5. La bondad de los colombianos

Aunque son pequeños en cuanto a la altura, los colombianos tienen grandes corazones. Agradables y acogedores, los colombianos son un cambio refrescante de los británicos. Con cada nueva persona que conozco recibo una sonrisa y parece que están siempre dispuestos a responder a mis preguntas numerosas sobre la ciudad, el idioma y sobre cómo debería pasar mis 6 meses. En Bogotá, toda la gente te recibe con un “¿Cómo estás?” y tiene actitudes ligeras. La vida cotidiana es relajante y divertida aquí en Bogotá, lo que se puede ver reflejado en los ciudadanos.

 

6. Mi confianza lingüística

Sobreviví 5 meses en París con los parisinos duros, así que me sentí preparada para todo en Colombia. No me preocupo de los errores lingüísticos, pues hablo español todo el día con la excepción de enseñar las groserías inglesas a mi colega. Mi nivel de español me ha servido y me ha permitido discutir la existencia de Dios con los colegas. Incluso, el español que aprendí en el colegio me ha ayudado a informarles cuántos hermanos tengo y si me gusta ir al cine. Encuentro que los colombianos juzgan menos que las otras nacionalidades, por ejemplo, cuando me confundí con la pregunta “¿tienes puntos?” con “¿tienes putas?”, el cajero siguió adelante la conversación rápidamente, sin choque ni repulsión. Gracias a la paciencia de los colombianos, creo que mi español va a mejorar cada vez más.

 

Así, venir a Colombia no fue la decisión más fácil y sería mentira sostener que estoy totalmente relejada y cómoda. Sin embargo, desde mi llegada hace una semana, con el final de cada día, me siento más tranquila y capaz de aprovechar al máximo estos seis meses de gran cambio.

 

En la cima de Montserrate. Foto: Clemmie Pollard

En la cima de Montserrate. Foto: Clemmie Pollard

 @clemmiepollard

 

 

 

 

(Visited 1.907 times, 2 visits today)
PERFIL
Profile image

Me llamo Clemmie Pollard, soy de Londres y tengo 21 años. Estudio idiomas en la universidad de Bath en Inglaterra y pasé los primeros meses de mi año en el extranjero en París, y ahora estoy en Bogotá. Me gusta hacer deporte y tocar el piano y la guitarra en mi tiempo libre. ¡Mi trabajo ideal sería ser presentadora en Londres!

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles(...)

3

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Espero que compartas mucho de tu civismo ingles y buen comportamiento pues como veras esto se ha vuelto un caos. Bienvenida y disfruta no solo Bogota sino Colombia sus paisajes cuidades gente fiestas etc

  2. ricardo715033

    bienvenida a bogota, gracias por tu blog aunque solo es el inicio, aprenderas y conoceras mas sobre los origenes, raices e historia de bogota y su sociedad, gracias por estar en la ciudad, te deseo buena suerte!!!!

  3. Eso son estereotipos. Yo soy de Bogota y mido 1, 83 m, soy de tez clara y no tengo tatuajes ni me engomino el cabello, y hago bastante deporte. Vivo en Toronto, y yo tambien pensaba que las mujeres rubias ojiazules eran lo mio, pero he visto muchas que no se arreglan debidamente, se visten y actuan como hombres y no con feminidad, nada de curvas, y eso hace cambiar mi opinon sobre las Brittanys, Ashleys, Jessicas y Carolines. Si hay mujeres mas altas en Londres y Toronto que en Colombia, pero tambien hay gente baja, como en todo lado. Si no te gustan los hombres de Colombia, no tienes que conseguir uno, facil.

    • clemmie712407

      Hola Leo,

      Gracias por tu mensaje. Por supuesto que son estereotipos – lo reconozco totalmente! No sostengo que todos los hombres colombianos son así, fue solamente algo que noté en mis primeros días desde mi llegada en el país. Lo siento si te ofendí! Saludos, Clemmie.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar