Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Había pensado ponerle a este texto «confunde y reinarás», pero me di cuenta de que el confundir se queda corto para describir las acciones de nuestro megalómano de opereta preferido. Ayer, Petro anunció orondo en su medio de comunicación favorito que «El Huffington Post, uno de los portales más importantes del mundo, me ha considerado el 6o mejor alcalde del planeta».

Sin embargo, lo que reportó el popular portal de AOL y Arianna Huffington era una lista (que no un escalafón) de «los alcaldes que, a través del mundo, transforman sus ciudades». ¿Y qué destacan del Luis XIV del Palacio Liévano? Que fue guerrillero, que ha chocado contra el establecimiento político del país, que fue destituido por el Procurador, que quiere facilitar los diálogos de paz con las FARC y que muchos (incluyendo quien escribe estas líneas) lo criticamos y lo queremos fuera. Una vez san Gustavo anunció con bombos y platillos que había sido nombrado el sexto mejor alcalde del mundo, al portal norteamericano le tocó aclarar que no había hecho un escalafón. ¿Se rectificó el show mediático del burgomaestre zipaquireño y sus fanáticos? No, por una simple razón: no le conviene. Tiene que mostrarse con algún tipo de validación, así induzca a error a sus fácilmente alienables fanáticos.

Segundo error de comprensión de lectura: una hora después, el dueño de Bacatá anunció que Bogotá era «una de las mejores ciudades para vivir» según The Economist, lo que fue replicado, como siempre, por sus repetidoras de turno. Lo que dice realmente el escalafón de la revista británica es que Bogotá ascendió en su índice de calidad de vida. Buen logro, es cierto, pero no extraña ya que la superación de Bogotá ha sido constante durante años, incluso con la carencia absoluta de gobierno y sensatez en el mandato del Querido Alcalde. Sin embargo, quiero arruinar la alegría de los petrobeliebers. Les voy a dar algunas ciudades que nos superan en calidad de vida. ¿Londres, París, Nueva York, Beijing, Dubai? No: Asunción, Nouméa (en Nueva Caledonia), Johannesburgo, Belgrado y Túnez. Ahora bien, ¿a quiénes superamos? Entre las estudiadas por The Economist destaco algunas que están peores que Bogotá: El Cairo, Kiev, Caracas, Trípoli, Damasco, Lagos y Harare. Señor Petro, no se eche flores. Superar a ciudades que están sujetas a guerras civiles, a inflaciones obscenas y a situaciones económicas extremas no es un logro. Si acaso, esa superación es una victoria pírrica de proporciones bíblicas.

Cada vez me queda más difícil creerle algo al Querido Líder que finge gobernar a Bogotá mientras convierte a sus seguidores en una secta manipulada. Me da tristeza que, por un cálculo político por parte de algunos líderes y por la dilación leguleya que hizo el alcalde -junto a sus eminencias grises- de los procesos de revocatoria, la ciudad que resucitó de las cenizas con Castro, Mockus y Peñalosa tenga que caer en las fauces de la izquierda y su silencio ante la corrupción. Primero, el dipsómano Luis Eduardo Garzón. Luego, Samuel, Iván, su cartel y el silencio poderoso de su partido. Ahora, Petro y su escuadrón de porristas pagados y pagadas. La única opción es evitar que la izquierda continúe alienando al votante bogotano y que este no cometa la estupidez máxima: entregarle el gobierno a otro de los mal llamados dirigentes de izquierda (sin excepción, radical o moderada, han sido una constante enfermedad en el desarrollo bogotano) que han arruinado la Atenas suramericana.

Voyeur: Petro no roba, pero deja robar por las esquinas. Y no moverá un dedo para evitarlo.

En los oídos: Kончится Лето [Konchitsja leto/El verano acabará pronto] (Kино/Kino)

@tropicalia115

(Visited 298 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Profesional en Estudios Literarios de la Universidad Javeriana. Profesor universitario, escritor y poeta. Coautor de Casas de La Merced (Bogotá, 2015) y autor de artículos sobre educación y literatura publicados en Colombia y España. Cuando no escribe dedica su tiempo a observar, escuchar, leer, cocinar y caminar. El autor cree firmemente que el mundo es un montón de retazos unidos por el pensamiento, el cual los seres humanos no han comprendido en su cabalidad. Las opiniones del autor en este blog no comprometen a las instituciones donde trabaja, estudia y publica.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Ni la muerte del abogado Javier Ordoñez a manos de agentes(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Un error que comete el señor andres sanchez … petro no es zipaquireño … por otro parte … la izuierda de petro (muy vacio) , samuel (el ladron), lucho (el mamerto) … dieron al traste con la oportunidad historica de decifrar el poder para que ?, lamentablemente quien perdio fue bogota y por ahi derecho quienes habitan la ciudad .. la politica tradicional (corruptos de turno) a los pseudo izquierda (hacer nada de lo que debieron haber hecho … y hacer de lo mismo y peor que la derecha … robar)

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar