Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Cada vez que se pone una
tilde, ¿se aporta algo importante? Esta es la pregunta que quizá muchos se
harán cuando escuchan de la campaña: «Póngale tilde a todo».

En el mundo de las
comunicaciones, donde tienen más relevancia las cuestiones de la política, la
sociedad, la farándula, los deportes y otras cosas más, menos la ortografía,
pensar en la difusión de una campaña para poner tildes podría carecer de
sentido. Pero señores, la cuestión de la ortografía puede implicar otras cosas.

Cuando sugerimos cambiarle
la tilde a una palabra que debe llevarla y a quien se lo sugerimos lo acepta,
podemos ver que mediante una sugerencia ortográfica pretenderíamos la
convivencia pacífica. A veces soportar al otro se torna difícil, pero aceptarle
que me corrija un error de ortografía, una simple tilde, significa poder
compartir el mismo cielo que nos alumbra. Uno de los defectos más recalcitrante
de la especie humana: la soberbia, puede empezar a decrecer cuando aceptamos
que otro nos corrija que nos ponga la tilde donde debe ir.

El «ponerle la tilde a todo»
se puede emparentar también con el aprecio hacia el otro. Cuando el papá
corrige a su hijo lo hace por el infinito amor que le profesa y porque no
quiere nada malo para él. Ojalá pudiéramos ver que si nos corrige alguien que
se nos pasa por la vida, lo hace es porque le importamos, porque significamos
para él. Por eso cuando se piensa corregir un error ortográfico, se muestra un
aprecio hacia el otro. El amigo verdadero es aquél que no solo nos acompaña
cuando el camino está bien pavimentado, sino que va con nosotros cuando la vida
va por una trocha. El amigo verdadero es el que nos corrige, entonces, veamos
al que nos pone una tilde como un amigo que se interesa por el otro.

De otro lado, creo que los
buenos resultados en la vida se logran mediante la exigencia; exigir predispone
el mejor resultado. Exigir que se escriba bien, exigir que se pongan las tildes
donde se deben poner, es pensar en el mejor resultado de lo que se escribe, de
lo que se dice, de lo que quiero enterar al otro a través de la escritura.

Sí claro, muchos dirán, pero
eso no es importante, lo importante es comer, trabajar, vestirse, festejar,
amar etc. Por ejemplo, uno de los requisitos para amar a alguien no es la buena
ortografía, además, si así fuera, sería simplón amar. Pero no me digan que una
expresión de amor bien escrita no sugiere un sentimiento agradable.

Finalmente podríamos pensar
en el cuidado ¿Quién no cuida lo que quiere? En este mundo donde cuidamos poco
la naturaleza, la vida humana, los animales, nuestras ciudades, en fin, donde
cuidamos poco los bienes compartidos de la humanidad, pensar en cuidar la
ortografía puede ser un buen comienzo para cuidar, para cuidarnos. Así, quien
escribe y pone la tilde donde debe ir, cuida del patrimonio que representa la
lengua. Ésta es nuestro albergue, donde nos expresamos, donde somos, por eso
quien cuida de su aviso publicitario cuida de sí mismo y de los demás; quien
cuida del anuncio de su institución cuida de la imagen que ella ofrece. Quien
no cuida una simple tilde de su aviso, de su logotipo, de su escudo, de su
trabajo escrito, ¿cuidará de sí mismo?

Por: Pepe Medina

(Visited 42 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Soy profesor de filosofía y literatura, me llama la atención el uso del idioma desde que leí en un poema de Neruda: “se llevaron el oro pero nos dejaron el oro”. El poeta aludía al español como una herencia valiosa, en la que escribo estas líneas. Era niño cuando eso, desde entonces trato de leer y escribir bien.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La primera temporada de su segunda etapa deja un título de(...)

2

Los grandes éxitos siempre vuelven a la pantalla con la misma(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar