Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

*  Para pensarlo 2 veces: los investigadores concluyen que un conductor puede considerarse experto cuando ha recorrido por lo menos 100.000 kilómetros; los jóvenes son vulnerables a la influencia del grupo de amigos ”corra más, tómese un traguito, siga derecho que no viene nadie…..¿sabe realmente cómo maneja y a que velocidad anda su hijo en esos viernes en los que usted se queda tranquilo?

Por más responsable que sea su hijo al volante se puede estar exponiendo, como leerá adelante, porque a la mayoría de los conductores considerados jóvenes, entre los 18 y 24 años, les es casi imposible haber acumulado 100.000 kilómetros de experiencia. Si la gente mayor aún la acumula en el diario ”batallar” y nunca termina… así, cuando los jóvenes afrontan situaciones de riesgo, pueden tomar decisiones equivocadas.

Esa falta de experiencia juega a favor de un potencial y grave accidente, si adicionalmente es de los que tiene ”doble personalidad” y con el papá anda como una ”sedita”, pero le fascina correr cuando va solo o con los amigos o la novia. Y si además es de los que no hace bien un pare, se pasa los semáforos en amarillo, o adelanta donde arriesga demasiado porque es prohibido, las condiciones de visibilidad son riesgosas, o el auto no acelera lo suficiente, juega a la ruleta rusa y cree que nunca va a pasar nada, porque la percepción de riesgo es por naturaleza inferior en la gente de su edad.

La alta velocidad es mortal si se viaja así, como, y donde no se debe. Recuerdo hace muchos años cuando hubo 4 o 5 jóvenes muertos en la calle 122 de Bogotá, cuando otro vehículo los embistió al parecer por el costado y todos quedaron aprisionados; en otro accidente, una madre llorando desesperada, cuando su hijo (supongo que era él porque no me atreví a acercarme más a indagar en semejante escena donde murió) se incrustó en su Fiat 147 debajo de un camión varado sobre la autopista norte también en Bogotá.

Otro joven en un BMW, falleció cuando volaba por detrás de Unicentro en 2009, y terminó incrustado contra una de las torres de Multicentro, rompiendo una línea de gas que de inmediato desató un incendio, en fin……tras estos malos recuerdos, éste servidor quiere compartir con ustedes un excelente artículo de los amigos de Cesvi Colombia, para invitar a todos los padres a que estén atentos y analicen si realmente están poniendo en riesgo la vida de sus hijos cuando les prestan el carro, si se comportan como creen, o son otras personas al volante cuando salen de casa y no sólo atentan contra ellos sino contra muchas otras personas de su entorno:

”  Cesvi Colombia explica cuál es el significado de la madurez al volante y su relación con la edad

La madurez como conductor se va desarrollando de acuerdo con la experiencia y responsabilidad que tenga frente al volante. Estas actitudes están ligadas a la edad del mismo, es decir, que la madurez se adquiere cuando un conductor determina a partir de situaciones de riesgo, nuevas formas positivas al conducir.

Madurez se puede definir como aquel estado en el cual la persona alcanza su plenitud de vida y es responsable de todos sus comportamientos. Dicha connotación encierra muchas características y circunstancias que, aplicadas a la conducción, están ligadas con la edad y su experiencia.

Dentro del contexto estadístico mundial, un conductor es considerado joven como aquella persona que oscila entre los 18 y los 24 años, aunque en realidad existan conductores con menor edad (16 a 18 años), los cuales estarían siendo llamados “preconductores” por no estar dentro de la media de edad para la obtención de la licencia. Cabe recordar que en Colombia basta con haber cumplido 16 años para poder aspirar a la licencia de conducción.

Una gran ventaja de los jóvenes conductores es tener excelentes cualidades de tipo psicológico y físico para la conducción. Es muy raro que padezcan enfermedades que perturben una buena conducción como, por ejemplo, la disminución de la visión o la audición. Por el contrario, los jóvenes tienen algunas cualidades psicológicas como excelente capacidad de anticipación o una buena coordinación bimanual (volante, cambios), lo cual los hace especialmente aptos para desarrollar con eficiencia la tarea de conducir.

La experiencia en el conductor

La experiencia en las personas está definida como el hecho de aprender o conocer por sí mismas. Esta definición, aplicada en la conducción, contradice el perfil del conductor joven porque estos carecen de ella por su edad. Por lo tanto, la probabilidad de afrontar situaciones de riesgo y tomar decisiones correctas está reducida por su misma condición.

Los jóvenes difícilmente han desarrollado los suficientes “reflejos” que les permitan aprovechar adecuadamente sus capacidades naturales. Es muy frecuente confundir tiempo de reacción con reflejos.

De hecho, se suele decir que los jóvenes tienen buenos “reflejos” porque sus tiempos de reacción y su velocidad de anticipación son especialmente buenos. Pero la realidad es otra porque los reflejos son el resultado de la experiencia consolidada, los cuales permiten que la situación de riesgo que se percibe confronte con el acumulamiento de conocimientos y experiencias del conductor y, en consecuencia, este pueda tomar la decisión correcta.

Sin duda el tiempo de reacción es importante porque acorta el lapso necesario para la toma de decisiones, pero esta depende en gran medida de la experiencia. Ante una eventualidad, un conductor joven, por ejemplo, al ver un ciclista atravesándose sobre la vía puede tardar ¾ de segundo en visualizarlo, tomar la decisión de pisar el freno y pasar el pie derecho del acelerador al freno.

Para una persona adulta el tiempo normal de reacción puede llegar a ser de un segundo, lo cual no garantiza que el joven tenga menor probabilidad de evitar el atropello frente a la persona madura, porque la mejor opción hubiera podido ser eludir al ciclista con una fuerte acelerada, acompañada de una maniobra evasiva al volante y, todo ello, en un segundo.

Por lo anterior, los investigadores coinciden y concluyen que un conductor no puede considerarse “experto” hasta que no haya conducido por lo menos 100.000 kilómetros como mínimo.  Surge entonces la pregunta de si se debe corregir a los conductores jóvenes para que lleguen a la madurez en la conducción o simplemente dejar que solos vayan ganando experiencia.

Actitudes del conductor experimentado

Las actitudes que identifican al conductor joven y al conductor maduro comienzan por entender que los jóvenes son como son, con toda la carga de valores positivos y negativos, pero su inexperiencia sólo se corrige con experiencia, la cual se adquiere conociendo las normas y practicando y recorriendo muchos kilómetros hasta adquirir los hábitos y reflejos condicionados que definen al conductor seguro, como la advertencia del peligro.

El grupo externo, como su círculo cercano y la sociedad circundante, juega un papel fundamental en el conductor joven, porque éste es una persona vulnerable a las influencias de los amigos con quien convive, quienes pueden llevarlo a efectuar acciones peligrosas en la conducción como el aumento de la velocidad, ingerir alcohol mientras conduce o no cumplir las normas de tránsito.

Por lo tanto, reflexionar sobre sus consecuencias lo llevará a ser autónomo en sus decisiones y mucho más seguro en la conducción. Un conductor maduro y experto es aquel que es consciente de la problemática de la accidentalidad y que asume su conducción con responsabilidad.

En consecuencia, siempre se debe pensar en los demás usuarios de la vía, luego es importante actuar con prudencia respetando en todo momento las señales de tránsito. En conclusión, la madurez en la conducción está directamente relacionada con la experiencia, pero es importante entender que un conductor, cuando está en su etapa de aprendizaje, debe adquirir buenos hábitos que reflejarán en el futuro una conducción segura.

Es importante entender que, aunque se tenga experiencia en la conducción, no se pueden olvidar los peligros a los que se está expuesto en la vía. Por lo tanto, el exceso de confianza puede ser contraproducente”

*Cesvi Colombia escribió la interesante nota

@MASERAGRANTURI

CORREO italianties@yahoo.com

 

 

(Visited 2.628 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Estudié ingeniería automotriz, y siempre he sido un apasionado número uno de los autos. Domino el idioma Inglés, hice especializaciones en inyección electrónica de combustible, suspensiones, y frenos. Estudié, estudio, y seguiré estudiando siempre sobre este maravilloso medio de transporte, mientras Dios me dé la oportunidad. Uniéndose a toda la teoría aprendida hasta el día de hoy, está la práctica, la ensuciada de las manos que a regaña dientes de mis padres inicié en unas vacaciones de bachillerato, en el taller de unos conocidos. Ésta primera experiencia, despertó en mi aún más las ganas de leer y estudiar, -mi padre que ya no está en éste mundo, me decía el loco carros- pues lo que estaba palpando, o poniendo a punto en el taller, era lo que me hacía llegar a casa -con apuntes tomados a veces- a confrontar la teoría con la práctica. CORREO italianties@yahoo.com

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

2

De abundantes carnes, muy abultado y corpulento, que excede del grosor corriente(...)

3

Maria Paula Navas, bióloga, ambientalista y creadora de Sanacomilona y yo, coach y(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. albertoramire0609

    Todos hemos sido jóvenes y no medimos consecuencias a esa edad como al conducir, hablar mucho con los hijos con amor para que piensen mejor lo que hacen.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar