Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Una de las ideas que no podemos perder en el día a día de nuestro panorama de trabajo comunitario es que la resiliencia consiste en la capacidad individual o colectiva para enfrentar dificultades y salir fortalecidos. Ayer, primer martes del mes de octubre del año en curso, tuvimos la oportunidad de acompañar uno de los recorridos iniciales del componente de Resiliencia Ambiental y Gestión del Riesgo para determinar: Primero, los puntos significativos  de la comunidad relacionados con el medio ambiente para conocer su estado y su impacto en los habitantes; y Segundo, para realizar un proceso de catarsis a través de la memoria histórica sobre cómo era el territorio desde la mirada medioambiental, las acciones que han generado cambios en el entorno, y la forma en que a futuro, implementando acciones positivas, se puede mejorar lo que se ha deteriorado y disminuye la calidad de vida de la gente.

 

Tierradentro es un corregimiento rural que está situado a más de dos horas del  municipio de  Montelíbano. Para llegar hay que atravesar casi la totalidad del Municipio de Puerto Libertador, del que está relativamente cerca, pero pertenece a Montelíbano. Podríamos pensar que la distancia es un asunto de kilómetros y vías destapadas, pero resulta mucho más determinante que eso, pues por décadas su población no ha tenido la atención suficiente, y muchos menos, las condiciones de vida a las que se tiene acceso en la cabecera municipal.

 

Si nos remontamos en el tiempo a través de los relatos de las personas más antiguas que han vivido allí, las historias narran asentamientos en un espacio bordeado por fuentes hídricas transparentes, ricas en peces, aptas para el consumo humano; además de estribaciones verdes como antesala a las primeras faldas del nudo del Paramillo. Si nos situamos en el presente , reconocemos un lugar aún verde, pero adornado con los desechos que a diario salen las casas de las gente y están perjudicando enormemente a las personas de los barrios: Alcides Fernández – 26 de Octubre, y No Hay Como Dios, priorizados por el Programa ANDA desde el año 2015.

 

Realizar el ejercicio con las y los profesionales de la Fundación Sahed, operador del Componente de Resiliencia Ambiental y Gestión del Riesgo para Global Communities, suscitó reflexiones que es importante mencionar: Los problemas de contaminación que viven comunidades como las de Tierradentro ameritan acciones inmediatas, que más allá de una iniciativa ambiental, requieren un proceso integral de intervención, en el que la comunidad tiene un papel fundamental pues no se trata sólo de un asunto visual de acumulación de basura, sino de cómo esta basura está acabando con las fuentes hídricas; sumado al  sinnúmero de enfermedades que se pueden producir por el mal manejo de los residuos; y de cómo la ausencia de un centro de concentración convierte cualquier lugar en un espacio para los desechos.

 

A Tierradentro desde sus inicios han llegado personas con diferentes motivos y orígenes. Petrona Hernández que con machete en mano se encargó de abrir espacio para las primeras casas, el cura Alcides Fernández que con su avioneta revolucionó los imaginarios de los campesinos,  o incluso,  como Julio Guerra, que buscó refugio en tiempos de violencia partidista y se encargó de darle el nombre que lleva en conmemoración a su pueblo natal Tierra Adentro Cauca.

 

Yo llegué hace 18 años cuando nos sacaron de la vereda el Barrancón, que bordea el Río Manso, que después desemboca en el Sinú por Tierra Alta. Cuando llegamos, porque teníamos una tía que nos brindó parte de su pedacito de tierra, aquí corría el agua con fuerza en las quebradas El Pilón y San Cipriano; ahí la gente se bañaba, cocinaba, cogíamos pescados, incluso lavábamos ropa; pero ahora ya no da, todo está muy sucio, Asegura Deyanira Montiel, integrante del Comité de Gestión Comunitario y del Sub Comité de Resiliencia Ambiental y Gestión del Riesgo que se ha conformado para hacerle frente a dichas problemáticas.

 

El recorrido por la comunidad se trazó a partir de la visita a 9 puntos. En cada punto, además del impacto visual y las reflexiones frente a lo que significa vivir en dichas condiciones, la historia de lo que fue algún día cada espacio, la historia del por qué se deterioró, y de lo que ocurre en temporadas de invierno cuando la corriente que inunda las casas lleva consigo toda la basura que queda a la deriva; el equipo de profesionales registró con GPS las coordenadas que servirán para hacer un trabajo cartográfico ambiental y social. Si los acontecimientos negativos y los recuerdos no son puntos de referencia para generar cambios, quizá los datos y los impactos medibles puedan ayudar a que se tome conciencia y se realicen acciones puntuales que permitan el llamado de atención que se requiere para la recuperación.

 

Si se mira abiertamente la dificultad principal identificada no es un asunto sólo de Tierradentro o de sus comunidades vecinas, lo preocupante es que es el inicio de una cadena de caudales que llegan con la sumatoria de desechos al cauce del río San Jorge que posteriormente se encuentra con el río Sinú, y que atraviesa al departamento; lo que termina convirtiéndolo en un asunto de interés general en el que todas y todos debemos tomar parte.

 

Terminado el recorrido, retornamos al punto de partida en el barrio Alcides Fernández, en donde la actividad continuó con la elaboración de mapas ilustrados en los que se recreó el pasado, el presente, y lo más importante, la proyección del futuro ambiental que las personas que participaron de la actividad quieren para su comunidad. Eso es lo más importante, debido a que se ha dado un primer paso, se están dando reflexiones, y se están analizando posibilidades para comenzar un accionar concreto para mitigar y generar resiliencia ambiental.

 

Será un proceso de largo aliento en el que todas y todos debemos comprometernos, pero que con seguridad, con apoyo de la Fundación Sahed como operador del componente para el Programa ANDA, implementado por Global Communities y con financiamiento de BHP Billiton Sustainable Communities, con pequeñas acciones lograremos Grandes Cambios que permitirán nuevas y mejores condiciones de vida para las nuevas generaciones de Tierradentro y del Sur de Córdoba.

(Visited 130 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

El Programa ANDA es una iniciativa implementada por Global Communities y Financiada por BHP-BSC Billiton Sustainable Communities que trabaja por disminuir la pobreza y mejorar la calidad de vida de población víctima en el Sur de Córdoba. Una de las acciones en el territorio ha sido la conformación de 43 colectivos de comunicación comunitaria. Hombres y mujeres desde los 18 años se han formado en generación de contenidos escritos, orales y audiovisuales, han implementado periódicos murales, sistemas de información masiva (emisoras sin frecuencia), y redes sociales; con los que están sumando visibilidad de las metas alcanzadas en sus procesos comunitarios. Ellos serán los autores de las historias apoyados en el equipo de comunicaciones del Programa, que también ha ido recopilando historias y trazando huellas en el camino.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

2

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa y(...)

3

Por comer la clara y botar la yema muchos sufren de mala(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar