Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Cuando el emirato de Abu Dhabi se reducía a un triste caserío, en medio de  un inmenso desierto, los niños de la época no tenían muchas opciones de juguetes. Les tocaba entonces a sus padres, y a los mismos infantes, ingeniárselas para crear los propios.

Erase una vez Abu Dhabi

Erase una vez Abu Dhabi

RECREO

Niños de Abu Dhabi: ¡ Recreo !

Fue entonces cuando nacieron los primeros carritos de petróleo. Los hacían con latas desechadas que, algún día,  contuvieron derivados del crudo. Los carritos eran halados a altas velocidades por niños como Ahmed Ali, hoy adulto y  residente aún de Abu Dhabi; él junto con sus amiguitos de duna se divertían de lo lindo en incansables carreras que –en el inmenso desierto , literalmente,– no tenían fin.

T carrito

Carritos de petróleo: la diversión arranca

Corrían los tiempos en que la bonanza petrolera se asomaba con pasmosa lentitud a Abu Dhabi. Para la época, en la imaginación de los niños, los carritos de petróleo se codeaban con los verdaderos carros que ya comenzaban a llegar a los Emiratos Árabes Unidos. Volviendo a años atrás, se recuerda que uno de los primeros carros importados fue un sedán, y se trajo especialmente para el jeque Shakhbut bin Sultan Al Nahyan, gobernante de Abu Dhabi en esos tiempos. Le tocaba al  gobernante andar con un séquito extra de asistentes, que lo ayudaban a desatascar el carro de las pesadas arenas del desierto. Así es: a Abu Dhabi llegaron primero los carros que las carreteras.

road

Vía principal: el camino del atasco

Cuenta el historiador emiratí, Mohammed Al Fahim, que hasta al propio jeque se le vio más de una vez  empujando el inmenso vehículo, con su eterno conductor, Mohammed  Al Khurashi, maniobrando la salida (Fahim,1995). Andaban más rápido los carritos de petróleo de los niños y además era divertido, especialmente cuando se hacían competencias interdunas, que alegraban la monótona vida de la entonces soporífera villa de bahareque.

Operación rescate

Hoy los niños como Ahmed Ali, ahora mayores y que disfrutaron las diferentes generaciones de los carritos de petróleo, no quieren que sus juegos y juguetes pasen desapercibidos al estante de la  historia lúdica emiratí. Otro ejemplo de esos niños, con altas calificaciones, lo encarna un gozón permanente de la vida llamado Obaid bin Sandal. El viejo Obaid, hoy con setenta y dos años de edad, se da a la tarea de visitar colegios en los Emiratos Árabes Unidos promoviendo la preservación de los juegos de antaño.

En realidad, nunca crecí– dice el entusiasta Obaid, con una mirada vivaz–, y soy el niño más viejo de los Emiratos Árabes Unidos.

Obaid

Obaid bin Sandal : jugando al rescate

El abuelo de los juegos de antaño, como también se conoce al dicharachero Obaid, ha compilado 60 juegos para niños en un libro acompañado por un sinnúmero de juguetes. Esta batería lúdica está alojada, desde el año 2000, en su museo permanente en Sharjah, emirato ubicado a 170 kilómetros de Abu Dhabi, la ciudad capital.

Alguno de los juegos

Los juegos: puesta en escena

Puesta en escena

La muestra lúdica resalta juegos como el Al Tabba, que es parecido al hockey, en el cual se golpea una bola de madera; el Al Zabout, que lo conforma una serie de trompos; el Al Jaheef , que es una rayuela con rectángulos en vez de cuadrados. Caracoles de mar se usan en un juego llamado  Al Marr, en el cual los niños adivinan cuantos caracoles hay en una mano cerrada.

Al marr

Adivina adivinador

Otra forma de diversión se llama Tila y se juega con canicas o bolitas de uñita como se les conocen en el Caribe colombiano.

tila

El niño vuelve y juega

Otros juegos populares, especialmente entre niñas emiratíes, lo conforman el Al Laqfa en el cual las niñas se sientan en un circulo con 10 piedritas de mar.Una piedra grande se lanza al aire y con la misma mano usada para tirar la piedra, se recogen piedritas antes que la piedra mayor caiga.A la versión colombiana de este juego se le conoce como yas.  Otro juego es el Al Aarees, que reúne a niñas alrededor de ropa y accesorios para hacer muñecas y luego coronar a la más bella como la novia para el matrimonio. Un último juego que aquí describimos es el Al Maqana –conocido en Colombia como la gallina ciega en el cual a un niño o niña se le vendan los ojos y debe identificar a sus compañeritos en un espacio reducido. Los juegos están también clasificados de acuerdo con la región de donde proceda el niño o la niña, por lo tanto podemos encontrar juegos del desierto, del mar y de la montaña.

Con tristeza, el maestro Obaid se da cuenta que los jóvenes de hoy no le siguen mucho el juego,  muy a pesar de los beneficios que ellos podrían obtener a través de la imaginación, el ejercicio y el trabajo en grupo. Sin embargo, frente a tan descorazonador escenario, su trabajo nunca desfallece.

Los nietos  de la generación que antecedió a la bonanza petrolera en los Emiratos Árabes Unidos, llegan hoy a sus oficinas en Dubái y Abu Dhabi serpenteando modernas calles y autopistas en lujosos Maseratis y  BMWs. No tienen memoria de los carritos de petróleo (ni de los juegos de antaño) con los que, muchos años atrás, sus padres y abuelos se divertían de lo lindo en vertiginosas carreras cuando las calles eran pesados caminos de arena.

Detour-1

Dubái : autopista Zheikh Zayed

Marcelino Torrecilla N. (matorrecc@gmail.com)

Abu Dhabi (EAU) noviembre de 2015

Les pregunto a mis amables lectores cuáles eran sus juegos y juguetes favoritos cuando niños?

Referencias

Al Fahim, M. (1995). From Rags to Riches (De los Harapos a la Opulencia). London. London Center of Arab Studies.

Fotos

Mohammed Al Fahim

Niños de Abu Dhabi, la ciudad y sus inicios

Jeff Topping (Staff Photographer for The National in Abu dhabi)

El carrito de petroleo

Juegos

Obaid bin Sandal

Otras

http://heartofsharjah.ae/traditional-games-house.html (puesta en escena de los juegos)

alturatheng.net (Autopista)

(Visited 4.507 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Docente universitario en el area de la enseñanza de idiomas (Inglés y Español) y sus usos en contextos multiculturales. Contando historias de un Medio Oriente (ir)real. Residente en los Emiratos Árabes Unidos

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Mundo

    Detrás de las cosas (microrrelato)

    No oí el estruendo. Solo vi unos cristales sobre el piso y en la mitad una pequeña esfera de(...)

  • Mundo

    El limpiador de dagas

    En algún paraje del desierto arábigo, la conversación entre reyes, emires y sultanes giraba alrededor de las proezas deportivas(...)

  • Entretenimiento

    La realidad de una ficción

    Estimados lectores: Con inmenso placer los hago a todos partícipes de mi libro Historias del mágico Medio Oriente, que reúne mis relatos, fruto(...)

  • Mundo

    Relatos sin salida

    En la biblioteca de Alejandría, en Egipto, un escritor de fábulas iniciaba un experimento para interesar a lectores, convirtiendo(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

Luego de casi seis años de haber ordenado el inicio de(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. alejandrinamar

    El juego de las niñas , que yo misma jugué muchísimo, y que aún se consigue en algunas piñaterías, se llama, en Colombia, yas. Puede ser una derivación del nombre original, o del nombre en inglés, pero el hecho es que aquí, toda la vida ha sido Yas.

  2. Armar y elevar cometas. Las escondidas. Saltar la cuerda. Qué lástima que todos esos juegos han quedado relegados por la tecnología. Ojalá en los colegios intentaran rescatarlos. Felicitaciones al señor Sandal.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar