Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: Un colombiano en Emiratos Árabes Unidos

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Esta sencilla fórmula (honradez + amor = prosperidad) fue la aplicada a cabalidad por el máximo líder de los Emiratos Árabes, el Jeque Zayed bin Sultan Al Nahyan, a través de innumerables actos corroborando estos dos valores esenciales en un verdadero líder.

Zayed

Zayed bin Sultan Al Nahyan (1918-2004)

El más significativo de todos estos actos lo describe la historia de cómo se crearon los siete emiratos cuando al empobrecido Jeque– en la brega de la defensa y afianzamiento de sus territorios– le fue ofrecido por los saudíes la suma de 42 millones de dólares para que desistiera de sus disputas territoriales sobre Buraimi (región petrolera), cuando el gran Jeque “escasamente tenía en sus bolsillos 100 rupias” (Fahim, 1995, p 132).

La historia registra que Zayed “orgullosamente rechazó la oferta” (ibíd). La jugosa dádiva se convirtió en la más alta suma de un soborno (de esa época) hecha a alguien según el Guiness Records.

Dicho acto fue también resaltado por Maitra (2007, p 27) quien relata que ‘‘…la integridad del Jeque Zayed fue puesta a prueba cuando los saudíes hicieron varios intentos para que apoyara su causa, a cambio de fabulosas ofertas de dinero’’.

Lo anterior sucedía alrededor de los años 50 y principios de los 60, cuando los beneficios de la bonanza petrolera no habían llegado aún a los Emiratos Árabes, especialmente a su capital Abu Dhabi, donde la gente vivía en forma primitiva en casas de bahareque, no había agua potable ni electricidad, ni hospitales.

T AD 1961

Bogotá y Barranquilla 1961

Mientras tanto en Colombia: Bogotá y Barranquilla 1961

Narra el historiador Fahim (1995, p 58) que “las mujeres morían al dar a luz incluyendo mi propia madre a quien la muerte nos la arrebató a la edad de treinta años”. Tampoco había colegios y la tasa de analfabetismo era cercana al 98%.

La ignorancia por lo tanto imperaba, y era inclusive manifiesta en el máximo líder de la época, el Jeque Shakhbut –predecesor de Zayed–, quien le tenía temor a la electricidad, y no estaba del todo seguro si era un beneficio o una maldición.

Cuando finalmente la electricidad llegó a Abu Dhabi, su palacio fue la primera edificación en tenerla, después de mucho tiempo para convencerlo de su utilidad, y de las medidas básicas de seguridad que se debían tener.

Años después, el amor del gran Zayed por su pueblo fue demostrado hasta la saciedad al invertir en su gente cada dólar que trajo la riqueza petrolera, para así sacarlos de la pobreza absoluta en que vivían, especialmente a Abu Dhabi, que se había rezagado con respecto a los emiratos de Dubái y Sharjah.

No en vano, el gran Jeque consideraba al petróleo como la posesión de toda la nación y no la posesión de ningún individuo (Citado por Maitra, 2007, p104). Y se refería al líder como solo el guardián de la nación y su riqueza (ibíd).

Emiratos Árabes, hoy, es un país joven, con solo 45 años de existencia donde su gente goza de una gran calidad de vida. Es de admirar, entre muchas comodidades, sus avanzados centros de salud donde no parece faltar nada; sus modernas, cómodas e impecables autopistas que envidiaría cualquier país del primer mundo; sus amplias zonas verdes –en pleno desierto– que invitan al esparcimiento y a la recreación; sus universidades y colegios equipados con moderna tecnología educativa; su seguridad, al ver a la gente desprevenidamente contar dinero en la calle saliendo de los bancos a plena luz del día.

No le cortan las manos a los criminales como algunos creíamos, pero las leyes son drásticas para quienes se atreven a infringirlas. Añadiría el eficiente y pulcrísimo metro de Dubái, al que cuidan como a una joya preciosa.

tfd_141114_Abu Dhabi Capt

Abu Dhabi hoy: ciudad prospera y pujante

yas-areial-view-1280x720

Abu Dhabi: circuito de carreras en la Isla de Yas, donde se realiza el gran premio de fórmula uno en noviembre de cada año.

tt twist

Dubái : paisaje urbano de formas y diseños

Este país del Golfo Arábigo tampoco escapa a problemas, pero los mismos no afectan significativamente la esencia de la calidad de vida que tiene. Los hay de diferentes calibres y naturalezas.

Inquieta, por ejemplo, que los iraníes sigan con sus pretensiones sobre Abu Musa-isla emiratí-; que los emiratos distantes estén rezagados con respecto a Dubái y Abu Dhabi; que muera tanta gente en las autopistas por abusar de la velocidad; que el nivel de educación de los colegios estatales esté por debajo de los estándares, etc. etc.

Posiblemente, la calidad de vida que los Emiratos Árabes disfrutan hoy, no se hubiese dado si su máximo líder, y quienes le sucedieron, no hubieran aplicado la fórmula: honradez más amor igual prosperidad.

Si el Jeque Zayed hubiese aceptando los 42 millones de dólares de los saudíes, habría sido el inicio de una estirpe corrupta que hubiese eternizado la miseria de los años 50 y 60. Las calles de las ciudades emiratíes estarían hoy llenas de huecos, el paseo de la muerte en hospitales sería el pan nuestro de cada día, y la detestable delincuencia política tendría a la sociedad estrangulada y desesperanzada. ¿Les es familiar el anterior cuadro?

Otro triste escenario tendría, quizás, a los Emiratos Árabes hoy como propiedad de los saudíes, sin identidad e independencia.

Ahora bien, si el Jeque hubiese sido uno de nuestros torcidos líderes en Colombia (que, tristemente, abundan), éste –profusamente salivando– le habría arrebatado la bolsa de dólares a los oferentes saudíes, antes de que éstos terminaran la indecente propuesta.

Si aplicáramos la fórmula emiratí a la inversa, dejar morir a una persona en un hospital en Colombia por falta de atención o recursos, refleja  un acto de desamor y deshonestidad por parte de quienes administran la salud. Nuestro país está plagado de penosos actos de desamor y deshonestidad,  los cuales han empobrecido nuestra calidad de vida desde que tenemos uso de razón.

Muchos dirán que es fácil que los Emiratos Árabes tengan esas favorables condiciones, por su riqueza petrolera. Muy cierto, con el agregado de que dicha riqueza ha sido canalizada para verdaderamente beneficiar el diario vivir de la gente, a diferencia de nuestras riquezas -que son muchas-, las cuales han sido mal distribuidas y depredadas por unos pocos.

Creciendo en Colombia, al lado de la cultura del insaciable saqueo de los dineros públicos, admiro enormemente, no sólo que el Burj Khalifa sea el edificio más alto del mundo –y probablemente uno de los más bellos– sino también que en su construcción se invirtieron 1.5 billones de dólares y no se los robaron.

W Burj-Khalifa

El desamor y la deshonestidad por parte de quienes han liderado a Colombia han estado enquistados en los diferentes gobiernos desde que tenemos memoria.

En solo 45 años, los líderes de los Emiratos Árabes con una fórmula bien aplicada han traído, hasta ahora, bienestar y calidad de vida a su gente. Nuestro “lideres”, por otro lado, en 200 años de una cacareada y corrupta democracia han perpetuado y propiciado una pobre calidad de vida que los Colombianos sufren día a día.

Podemos tener muchos recursos, incentivos, ideas, pero si la clase que toma las grandes decisiones no encauza toda esa riqueza con un sincero acto de amor y honestidad –para el beneficio de la gente, a lo Zayed– nada cambiará y la desigualdad seguirá reinando.

Lo anterior es corroborado por el analista internacional Moisés Naím, en un artículo titulado: ¿La deshonestidad causa desigualdad económica? cuando concluye afirmando: “sí, en muchos países la deshonestidad es la más importante causa de la desigualdad” (Naím, 2014).

El historiador emiratí Mohammed Al Fahim, en una conferencia,  se refiere con profunda emoción al gran Zayed diciendo que “…si no hubiese sido por su arduo trabajo no creo que tendríamos una federación para celebrar hoy… fue un padre de todos nosotros… el padre de toda la nación y estamos todos orgullosos… (su voz se quiebra en un sentido sollozo)… de ser sus hijos….

Debe ser un gran sentimiento (ajeno al colombiano de hoy) poder estar uno orgulloso de sus líderes, y en especial de uno con la grandeza y visión del siempre recordado Zayed bin Sultan Al Nahyan.

 

Marcelino Torrecilla N
Abu Dhabi, Julio/ 2012.

Actualización: Mayo de 2016

Referencias

Al Fahim, M. (1995). From Rags to Riches (De los Harapos a la Opulencia). London. London Center of Arab Studies.

Maitra, J. (2007). Zayed: From Challenges to Union (Zayed: De los Retos a la Unión). Abu Dhabi. Center for Documentation and Research.

Naím, M. (2014). ¿La deshonestidad causa desigualdad económica? – Moisés Naím- Columnista EL TIEMPO – Columnistas – ELTIEMPO.COM. Retrieved from http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/la-deshonestidad-causa-desigualdad-economica-moises-naim-columnista-el-tiempo/14032202

Fotos

Zayed bin Sultan Al Nahyan: www.pinterest.com

Casa de bahareque: Al Fahim M.

Dubái: http://www.architectmagazine.com/design/cayan-tower-opens-in-dubai.aspx

Burj Khalifa:www.youtube.com
Bogotá: www.carrosyclasicos.com

Barranquilla: www.a57.org

(Visited 15.075 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Docente universitario en el area de la enseñanza de idiomas (Inglés y Español) y sus usos en contextos multiculturales. Descubriendo el realismo mágico del Medio Oriente y su vecindad. Residente en los Emiratos Árabes Unidos

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

2

No soy actriz de Hollywood ni modelo, pero he conocido a varios(...)

3

Nos dejamos seducir por la imagen del “millonario” en un yate, ¿pero(...)

25 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Refrescante artículo, siempre es bueno de vez en cuanto compararse con otros, que gran ejemplo el de ese líder. Es importante también reconocer el efecto que los líderes tienen en el pueblo o comunidad que lideran, cómo sean los líderes así delinearan muchos de los comportamientos de la comunidad, muchos se plegarán a ese ejemplo y otros se rebelarán si lo encuentran reprochable. Cuando nuestros líderes son deshonestos y faltos de real preocupación por su pueblo, promueven en este último una cultura deshonesta e indiferente.

  2. flaviogaravit1120

    Esto es un ejemplo palpable de que lo que ha faltado en nuestro país es voluntad política y honradez, si los políticos no se dejan corromper no hay corruptos, que buena columna, felicitaciones.

  3. Todavía tuviéramos a Panamá, regalado por mucho menos. Todavía, los isleños fueran libres de pescar en sus propias aguas y no tener que pedir permiso a Nicaragua. Pero no, ahora en el escudo debemos cambiar el cóndor por una rata y el istmo por la sierra seca, árida y lejos de aquella estampa cual algodón de azúcar.

  4. que gran ejemplo para el mundo! es un país que uno quisiera ir a a conocer; su funcionamiento, sus leyes, sus ordenamientos, para ver como hacen semejantes maravillas! que lastima nuestra Colombia regida por las peores lacras que la sumen cada dia mas en la pobreza y la inmundicia!

  5. Magnífico artículo .Una gran historia de prosperidad y riqueza social y económica.Por qué los llamados líderes colombianos no la aplican ? Debemos aprovechar sinceramente la visita del PAPA FRANCISCO para empezar a hacerlo .Dejemos los egoísmos , la corrupción , la deshonestidad atrás. Colombia tiene inmensos riquezas pero mal repartidas .No vemos la prosperidad social .Con la sola PAZ no basta.

  6. juanvalbuena1268

    Excelente…la comparación con colombia es triste…lamentablemente aún nos matamos no como antes entre trapos azules y rojos, sino entre uribistas y santistas, siendo la misma ralea de hampones y narcotraficantes, sin ningún asomo de buenos sentimientos…sólo les interesa robar, enriquecerse y repartirse el poder entre sus familias.

  7. Gracias por compartir esta historia de vida de uno de los lideres más queridos de esa región y más admirados y respetados del mundo. Esperamos que nuestros mal llamados “lideres” colombianos lean este articulo y apliquen la fórmula.

  8. gerardoarce1123

    Que ejemplo que nos ponen para conseguir lo que se necesita , no para hacerse rico, sinó para ser feliz con sus semejante y amigos. eso es todo lo que necesitamos para seguir adelante. Aprendamos a votar por el mejor que nos indique que lo va a hacer bien. .VOTEMOS BIEN.

  9. Colombia tan rico que es en infinidad de recursos.Nos hemos perdido…Dios quiera algún día el pueblo elija alguien con ese amor verdadero por el pueblo.Lo felicito Marcelino

  10. jorgerincon0821

    deberian imprimir este articulo asi bien pero bien grande y colgarlo de la torre colpatria y de la catedral primada para que estos señores que se ofanan dizque de dirigirnos lo tuviesen todos los dias como una motivacion cuando van hacia su labor.

  11. ricardohernan0918

    Aqui hubo un ciudadano que tenía la misma filosofía, que promovía la honestidad en el manejo de dinero público, Mockus, pero la ignorancia ganó

  12. guillermocard0513

    No se porque celebramos el 20 de julio, disque el dia de la independencia, no fue tal, solo el cambio de regimen.
    La burguecia criolla se tomo el poder, con la ayuda de ejercitos conformados por el pueblo. Desde ese momento las riquezas e impuestos de nuestro pais han sido saqueadas por unos pocos (llevamos 200 Años). No hay honrrades no hay amor solo codicia, por eso los pueblos se levantan.

  13. tatin.ramirez.1

    Historias como esa enseñan que somos una sociedad ladrona y mezquina.en donde el poder repartido en unas pocas familias.son causa de la miseria social que vivimos.su egoísmo concentró la riqueza de manera insaciable y dejó en la miseria a las mayorias

  14. anaduenas0527

    se queda uno sin palabras después de leerlo… contrastar esa óptica de que lo publico debería ser sagrado y de todos, con lo que debemos vivir día a día en nuestro país y nuestra ciudad debería llenarnos de vergüenza… para otros es motivo de envidia: haya el político de turno si no roba… hasta ese principio de sacralidad de lo publico es manoseado por nuestros políticos (mockus es la prueba vergonzante de ello)…

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar