Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Como celador de la casa, Rómulo tenía la tarea de cerrar con candado las puertas, en especial  la de la entrada, la que gozaba –en su reja– del mejor candado, el más seguro.

Era la noche de un primero de enero. Rómulo se disponía a cerrar la puerta de entrada  y no encontró el más importante candado en el calado* donde siempre debía estar. Todos lo buscaron con afán, pero no dieron con él.

El calado daba al oscuro patio de un vecino, y pensaron que el candado había terminado allí, en ese espacio baldío que el vecino usaba para guardar objetos sin uso.

calado

El candado ausente

Cansados como estaban iniciaron la búsqueda. Había esperanza: eran cinco en un patio más bien pequeño. El candado, de un bronce fino, debía brillar en medio de tanta chatarra junta. El rastreo fue rápido, pero sin éxito.

Esta noche dormiremos… sin el candado mayor– dijo Rómulo con su voz apagada.

A todos se les cerró la garganta y una sensación de desamparo se apoderó de la familia. De inmediato a manera de barricada a la puerta le arrumaron una pila de objetos, y a la pila le encimaron un nutrido juego de calderetas*, de estruendo infalible y caída fácil. Terminado el parapeto de seguridad se fueron a dormir…

En realidad, aquel fue un momento de angustia infundado: la noche de ese día, primero de enero, el candado siempre estuvo en la puerta principal. Rómulo lo había puesto en las primeras horas del nuevo año.

El primero de enero es el único día en el cual no se sale de la casa, por lo tanto nadie quitó el candado, ni pudo haberlo llevado  a su lugar habitual. La poderosa fuerza de la costumbre  llevó a Rómulo al calado  y a creer  en una pérdida que nunca ocurrió.

Cosas que pasan en ese umbral entre el último y el primer día del año, cosas del llamado día cero.

Marcelino Torrecilla N. (matorrecc@gmail.com)

Abu Dabi, Diciembre de 2018

*Calado: Decoración hecha con perforaciones que permiten pasar la luz.

*Caldereta: En la costa Caribe colombiana: un tarro o una lata.

Cómo le pareció esta entrada?

(Visited 302 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Docente universitario en el area de la enseñanza de idiomas (Inglés y Español) y sus usos en contextos multiculturales. Contando historias de un Medio Oriente (ir)real. Residente en los Emiratos Árabes Unidos

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Mundo

    Detrás de las cosas (microrrelato)

    No oí el estruendo. Solo vi unos cristales sobre el piso y en la mitad una pequeña esfera de(...)

  • Mundo

    El limpiador de dagas

    En algún paraje del desierto arábigo, la conversación entre reyes, emires y sultanes giraba alrededor de las proezas deportivas(...)

  • Entretenimiento

    La realidad de una ficción

    Estimados lectores: Con inmenso placer los hago a todos partícipes de mi libro Historias del mágico Medio Oriente, que reúne mis relatos, fruto(...)

  • Mundo

    Relatos sin salida

    En la biblioteca de Alejandría, en Egipto, un escritor de fábulas iniciaba un experimento para interesar a lectores, convirtiendo(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Twitter: @jeroriveracine Quentin Tarantino es, sin lugar a dudas, uno de los(...)

3

A través de campañas de información y concientización dirigidas por organismos(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar