Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La segunda nueva ola que se da en nuestro folclor vallenato, la cual no es sino un movimiento liderado por un grupo de jóvenes rebeldes e irreverentes que se atreven a desafiar el folclor clásico o tradicional e incorporarle ingredientes pocos ortodoxos, y mucho más juveniles, tales como melodías “rockizadas” o “achampetadas” y letras mucho más universales y menos provincianas que las del vallenato clásico, irrumpió en el medio nacional en las postrimerías de los años 90 y su principal y más destacado mentor fue indiscutiblemente el inmortal Kaleth Morales. Ojalá estos jóvenes, cantantes extraordinarios casi todos, no se dejen deslumbrar por la utópica idea de pasar a la Historia como los gestores de la muerte del vallenato clásico.

En la música universal han existido muchos movimientos con este nombre de nueva ola: en Europa y en Argentina por los años 50 y en Chile por los años 60, cuando emerge un tocayo de Peter Manjarrés cuyo nombre artístico era Peter Rock y luego vinieron grupos como los Ramblers, Los Carr Twins, Budy Richard, Cecilia, quien en 1965 ganó el festival Viña del Mar; todos ellos hicieron historia en Chile y revolucionaron la música en su época; lograron también como los nuestros, vender miles de copias, pero al igual que nuestra nueva ola, fueron ácidamente criticados y censurados por ir en desmedro de la real música chilena y fueron tildados de extrajerizantes, entrando posteriormente en la consabida decadencia y muerte. No creo que sea el pensamiento de estos nuevos artistas, que no lograrían más que entrar en el ostracismo lógico de los que tratan ilusamente de acabar con las raíces musicales de un pueblo.

La primera nueva ola nuestra, fue aquella que se atrevió por los años 60 y 70 a grabar guarachas, charangas y pachangas con acordeón, caja, guacharaca y por supuesto otros instrumentos; sus exponentes más destacados fueron Aníbal Velásquez, Alfredo Gutiérrez, Calixto Ochoa, entre otros; fueron ellos tan lejos que se atrevieron a innovar y crear aires como el Pasebol, una singular mezcla entre paseo y bolero, y no por ello se ha descalificado a Alfredo Gutiérrez; todo lo contrario: se mantiene como el más grande acordeonero de la historia del vallenato, ni a Calixto Ochoa a quien se le reconoce ser un juglar de nuestro folclor.

La nueva ola actual tiene la responsabilidad histórica de encausar el río musical vallenato hacia la preservación de nuestras verdaderas raíces y creo que lo viene haciendo bien, pero debe acelerar el paso; cuando escuchamos cantar a Silvestre Dangónd canciones como La Fama, de Luís Enrique Martínez o Carmen Gómez, de Rafael Escalona o escuchamos cantar a Peter temas como Alma Enamorada de Colacho Mendoza, El Vallenato de Romualdo Brito, sabemos que la tendencia debe encaminarse hacia allá.

El río debe reencausarse y tomar su sendero original de manera gradual, pero con paso firme y decidido; estos muchachos que mueven masas, que son y deben ser ejemplo de un pueblo, no se pueden dejar arrastrar por los efímeros, galantes y fugaces tentáculos de la fama y el dinero; deben pensar mucho más en aportes reales a la historia de nuestra música, que en sus beneficios personales; por eso mi exhortación consiste en que en sus nuevos trabajos, continúen incluyendo clásicos, (ojo, no me refiero exclusivamente a reencauches) la cosa es muy simple, averigüen si todavía compositores como Leandro Díaz, Sergio Moya, Romualdo Brito, Roberto Calderón, Gustavo Gutiérrez, Adolfo Pacheco, por solo mencionar unos cuantos, tienen canciones inéditas y están dispuestos a entregarlas para grabación ( hecho que yo doy como seguro).

Definitivamente, soy un convencido de que el mejor y más grande legado que le puede dejar la segunda nueva ola a nuestra música vallenata consiste en encaminarla a retomar su glorioso y más preciado valor, que es indudablemente su originalidad, costumbrismo y arraigo a los valores locales.

Lo universal fácilmente se desvanece y se lo traga la llegada de otros géneros musicales, nuevas modas y costumbres, el mundo esta ávido de conocer, nuestra cultura y ¿qué mejor manera que llevársela que cantada en vallenato? Pero lo lógico es que sea en vallenato clásico.

COLOFÓN: La semana pasada anuncié mi voto y me lamenté de no vivir en mi región para poder votar el Domingo por candidatos que realmente propugnen por un cambio en las nefastas costumbres políticas de mi hermosa tierra, hoy debo afirmar categóricamente que si estuviera en mi natal Loma de Calenturas votaría el Domingo por Efrén Augusto Gómez Ruiz (así se haya retirado) para la Alcaldía de El Paso y por Cristian Moreno Payares para la Gobernación del Cesar. La esperanza y la ilusión del cambio no pueden perderse, porque no hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista.

Web:www.jorgenainruiz.com
Email: jorgenainruiz@gmail.com

(Visited 157 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Abogado. Especializado en Derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo, docente y candidato a magister en docencia.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

De mojigato no tengo un pelo. Soy malpensado, mal hablado, me(...)

3

Este no es el momento para que Carlos Queiroz renuncie a(...)

9 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Doctor JORGE NAIN RUIZ DITTA. No debemos perder de vista que en esto de la «NUEVA OLA», las casas disqueras juegan un papel importantisimos. Resulta que en los últimos años, a alguien se le ocurrió volver a mencionar esa frase y se volvió a pegar. Es dificil que los artistas de la «NUEVA OLA» puedan atender su exhortación, teniendo en cuenta que los directores artísticos de las empresas grabadoras, son quienes a la postre, seleccionan a los compositores y ellos obedecen al interés comercial de sus patrones, a quines solo les intereza el lucro que le produce los que está de moda. Acaba de morir JOSE BENITO BARROS PALOMINO quien decía que tenía cientos de canciones ineditas y nadie se interesaba por ellas; igual cosa dice Rosendo Romero. Es la verdad, a los artistas solo les interesa de los compositores clásicos, sus canciones famosas para hacer reencauche. que la mayoría de las vecas los hacen mal.
    ——–

  2. No podemos quedarnos cantando las mismas cosas de hace 80 años. El mérito de Escalona y sus contemporaneos es con la historia y su papel como juglar es reconocido como tal, pero ¿porqué enfrentarlo a nuestros jóvenes?. Hoy tenemos celular, Internet y demás elementos propios de una nueva era, ya no andamos en burro, ni mandamos papelitos a nuestra novia, para eso está es messenger. Por eso no podemos pedirle a Kaleth Morales (q.e.p.d.) que nos cantara sobre las pilanderas, que Felipe Peláez cante sobre el contrabando en la Guajira o sobre el tren que lleva al Liceo y que de tarde se mete a Santa Marta, son otras circunstancias. Otra cosa es que existan ciertos personajes nada gratos para el folklore cantando absurdos con melodía y que pretenden ser %u201Cvallenatos romanticos%u201D, eso es harina de otro costal. Asi, aunque a muchos no les guste no podemos quedarnos viviendo %u201Cen el limbo%u201D; no señores, %u201Casí no sirve%u201D.

  3. no mas silvestre ni peter ni ninguno de esos babosos q lo unico q hacen es tirarse el vallenato.

    si a los zuleta a villazon a oñate y todos los q mantienen el ritmo original del vallenato.

    no a los cantantes comerciales

  4. Cordial Saludo. Como siempre muy acertados sus comentarios; yo consideró que el vallenato se esta encausando nuevamente a sus raices, a la postre Carlos Vives esta pensando nuevamente en hacer Clasicos de la Provincia II. QUE VIVA EL BUEN VALLENATO.

  5. jorgenainruiz

    Agradezco a todos y cada uno de los blogers su participación y especialmente a quien se firma como Chalistori, por hacerme caer en cuenta del error al que me indujo la misma web de Peter Manjarres, donde aparece el corte numero 11 de su cd titulado el Papá de los Amores, con el nombre de El Vallenato. Usted Tiene toda la Razón la canción se titula El Costeño.

  6. Buenos Dias a Todos.

    Señor Jorge Nain Ruiz, me siento muy contento de que existan espacios como estos, donde se toquen temas tan distintos a la corrupción y al conflicto armado de nuestro pais.
    Difiero un poco de los planteamientos que aqui propone, pero no cabe duda en lo queremos, y es mantener viva la musica vallenata.
    Para terminar, quisiera hacer una critica constructiva referente a que la canción «El Vallenato» de Romualdo Brito, no existe o no ha sido interpretada por Peter Manjarres, al contrario, «El Costeño» del mismo compositor si ha sido interpretada por Peter. Creo que nos equivocamos…. 😉

    Gracias…

  7. 1. Tiene razon en cuanto a kaleth,a mi nunca me gusto su musica,ni siquera considere que fuera musica vallenata, pero hay que entender que no hay muerto malo………… 2. Esta equivocado con respecto a nelson velazquez, no hay forma de que ese cantante haga musica vallenata, ni siquiera si interpreta una cancion tan representativa como por ejemplo «la cita» de tobias e. pumarejo. (aunque le confieso que aqui no soy muy objetivo,ya que cuando nelson estaba en su apogeo, donde yo escuchara una de sus canciones en una parranda, inmediatmente me iba de ella.)

  8. No soy fanatico de peter y de silvestre, pero reconozco que ellos han retomado un poco a el vallenato, el cual estaba completamente perdido con intrepretes como los inquietos, los gigantes, los diablitos (omar geles y sus cantantes imitadores de miguel morales); mas sin embargo esto no quiere decir que silvestre y peter van por la senda correcta, todavia tienen que tratar de mejorar, sobre todo sus acordeoneros.

  9. Don Jorge Naín; agradezco su ilustración sobre la evolución de la música en algunos países latinoamericanos, es una semblanza enriquecedora. Pero, me quedare en 2 aspectos; el 1, nunca considere a Kaleth dentro de los rigores del folclor, tengo muchas dudas sobre la identidad de su música y en 2 lugar debo reseñar como los llamados representantes de la nueva ola, caminan por enfatizar su música hacia lo folclorico, sino valdría la pena escuchar el último éxito de Nelson Velasquez – Casualidad- en donde los tonos y los matices usados por el interprete se parecen a lo tradicional y deja el estilo anterior, igual ocurre con Peter Manjarres, en una magistral interpretación, -El amor de los dos- donde a decir verdad cuesta trabajo reconocerlo. Creo que vale la pena exaltar este viraje, gracias

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar