Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Por estos días y como gajes de mi oficio como presentador al lado de dos sabaneros como lo son: Arminio Mestra y Rafael Ricardo en el programa de televisión ‘Vallenateando con Rafael Ricardo, en Bogotá he vuelto a tener un "tropezón" con el abogado, poeta y cantautor sabanero, Adolfo Rafael Pacheco Anillo, y me han cruzado por la mente los invaluables aportes de los sabaneros a nuestro folclor costeño y muy especialmente al vallenato.

Me puse juicioso a recordar cuántos sabaneros han ganado Festivales de la Leyenda Vallenata y cuántos festivales vallenatos se realizan en la sabana, los cuales le han dado quizás más gloria a la música vallenata, que a otros aires sabaneros y llegué a la conclusión de que ya es hora de que vuelvan los sabaneros a metérsenos en el rancho llevándose otra corona para esas hermosas tierras de Sucre, Córdoba y Bolívar, porque se lo merecen y porque se lo debemos.

Ellos los sabaneros, quienes adoptaron a gran parte de nuestros más grandes juglares, los "pechicharon" tanto que se quedaron allá y no quisieron regresar, verbigracia Alejandro Durán, Luis Enrique Martínez, Calixto Ochoa, "El Debe" López por sólo mencionar algunos; ellos, quienes las veces que han querido se han llevado el mayor número de coronas en el menor número de Reyes, pues, entre Alfredo Gutierrez y Julio Rojas reunieron 5 y, si no los paran en seco en Valledupar, llevarían muchas más, solo ellos dos.

Ellos, los sabaneros, seis años después de nacer el Festival de la Leyenda Vallenata, crearon el Festival Sabanero del Acordeón en Sincelejo; después, el Bolivarense del acordeón en Arjona; el Festival de Acordeoneros en San Juan Nepomuceno, todos ellos resaltando el instrumento foráneo que nos ha dado tanta gloria y tal vez a costa de ignorar otros mucho más autóctonos.

Conversando con Adolfo, ese poeta de los Montes de María y escuchando sus anécdotas, sus vivencias y sus hermosas composiciones, no puedo sino transmitirles a ustedes la sensación que se siente de estar frente a un hombre sublime, como muchos sabaneros que a costa de su misma idiosincrasia han enaltecido nuestro folclor vallenato, que es también de ellos, porque ellos lo han parido y criado o ¿qué otra cosa hicieron Andrés Landero, Julio de la Ossa, Enrique Díaz, Miguel Durán, Lisandro Mesa, por mencionar solo unos cuantos?

Por eso hoy no me cabe la menor duda de que la corona de la categoría profesional del festival vallenato número 41 se puede fácilmente ir para la sabana nuevamente. Ahí tenemos unos señores que han hecho la tarea juiciosos, han sido perseverantes y aplicados como José Vásquez y Manuel Vega. Pero no solo eso, también tenemos la fogosidad y juventud de Delfines como "El chane" Mesa, Felipe Paternina Jr. o de Juan Mario de La Espriella, quienes deberían concursar para ponerle pimienta a esta versión.

Recordemos que los sabaneros que se han alzado con el gran galardón son: Julio de la Ossa (1975), Alberto Pacheco (1971), Alfredo Gutiérrez ( 1974-1978-1986 ), Fredy Sierra (1995), Julio Rojas (1983-1994).

Quiero dejar claro que con este escrito no pretendo influenciar, ni mucho menos presionar o encasillar a quienes tendrán este año la difícil y ardua tarea de elegir al Rey de la versión 41 del festival: simplemente pienso que los sabaneros tienen tanta madera para, en franca lid, fácilmente llevarse para la sabana, otra vez, la codiciada corona.

Compositores de música vallenata como Adolfo Pacheco, Julio Fontalvo, Lizandro Mesa o Alfredo Gutiérrez, no son tan fáciles de encontrar en nuestra provincia; por eso, al igual que en otros concursos como la piqueria, en la que ya han demostrado que también son muy fuertes, tampoco sería nada extraño que un compositor sabanero se llevara este año la corona de la canción inédita. Nadie puede negar la calidad y perfección en sus versos del carmero (oriundo del Carmen de Bolívar), Rey de la piquería en una oportunidad.

En general los cesarenses, magdalenenses y guajiros no debemos desestimar, ni menospreciar a quienes han demostrado con creces su amor, dedicación, afecto y pericia en nuestros folclor, como son nuestros hermanos de Sucre, Córdoba y Bolívar.

Web: jorgenainruiz.com

Email: jorgenainruiz@gmail.com

(Visited 118 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Abogado. Especializado en Derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo, docente y candidato a magister en docencia.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Alberto Gamero es uno de los mejores entrenadores de la liga,(...)

3

Hay muchas maneras de crecer tu negocio. Probablemente encuentres una industria(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. MARCHEGUIANO

    Doctor. JORGE, hay quienes dicen que a Julio Rojas para dejarlo ganar el Festival de Valledupar, tuvo que aclimatarse en esas tierras, decir tocarles unas cuantas parrandas a los MANDAMAS de esos contornos, pero lógicamente su calidad lo llevó a imponerse en dos oportunidades. Bueno de las paradas en seco de que usted habla, las que le dieron Alfredo fueron diferentes a las de Julio; por que las que le aplicaron al «El Rebelde del Acordeón», trascendieron hasta los estatutos del Festival, siendo una de las últimas, la prohibición de participar en la categoria de acordeoneros profesionales, a personas mayores de 55 años. Esto sucedió después que «El Pollito» lo «derrotó» a fuerza de puro pánico. Estoy seguro, de que si esta prohibición no existiera, Alfredo Gutiérrez se inscribe, y hay estampida en los concursantes de la categoria profesional. Que me contradigan Pablo López, Gustavo Gutiérrez, Adolfo Pacheco o el mismo Rafael Ricardo
    ——–

  2. MARCHEGUIANO

    Doctor.JORGE NAIN RUIZ DITTA. Usted sabe que es muy dificil que un Sabanero logre conquistar un título de Rey Vallenato, recuerde no mas las dificultades que tuvo Alfredo desde el Segundo Festival, cuando intentó por primera vez y la «Cacica» mandó a los «Jurados» a que lo descalificaran, por que dizque el Merengue «Papel Quemado», que estaba interpretando en un Kiosco, no era Merengue según ella. Cuando ganó por segunda oportunidad, disputó la final con «Beto» Villa, pero le cambiaron el Jurado en varias oportunidades, ofreciéndole dichos cargos a quienes quisieran votar en contra de Alfredo y si creen que eso es mentira, pregunténselo a «Poncho» Zuleta o a Jorge Oñate. Ni que hablar de la vez que obtuvo la tercera corona, cuando le llevaron a «Beto» Rada en la final, con tal de no dejarlo ganar y menos que decir, de la vez que le pusieron al «Pollito» Herrera como «Ganador».

  3. Buenos días Jorge; mi amigazo me perdí, vos desde los confines del vallenato combatiendo la payola para evitar que fuerzas ajenas se interpongan en el tránsito natural del folclor y que el arte fluya sin tufillos y fuerzas extrañas que incidan en los resultados y logros ya sea desde los medios, desde la politica, en fín desde cualquier óptica; y en tu columna, porque el espacio de disertación parece haberse refundido, a señalar todas las bondades del sabanero y tu marcado gusto porque esa hermosa sabana sea coronada en Valledupar; no que no? Te agradezco menos influencia, porque correo de brujas existe y no es ético que un vallenatologo, como te defines, marque lineas de predilección; payola..payola? Voy a Valledupar al festival y como amante del folclor, me acuertalare en primer grado para contribuir a que esa práctica desaparezca del festival. Venga de donde venga. Gracias

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar