Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Solidaridad con doña Lina, Tomás y Jerónimo Uribe

Por: Roberto Vargas

El presidente Álvaro Uribe aparece radiante, bien peinado, con una sonrisa sincera y agradeciendo con su mano izquierda los vítores de más de 1.500 personas que colmaban en ese momento el salón rojo del Hotel Tequendama. A su lado derecho está el Vicepresidente, Francisco Santos, también radiante, echando para atrás sus mejillas como cuando está gratamente sorprendido. Las manos con las pulseras tricolores se levantan frente a ellos y apenas dejan ver el atril en el que se encuentran los dos hombres que los colombianos acababan de reelegir. Era el 28 de mayo del 2006. El día de las elecciones. Pero un paso más atrás, al lado izquierdo del presidente, no había alegría, ni jolgorio. Justamente allí estaban Jerónimo y doña Lina. El hijo menor del Presidente y su esposa. Él, con los ojos vidriosos, rodea con su brazo izquierdo a su madre, que se le recuesta en el pecho, como refugiándose; y con la otra le da una palmadita en el brazo, a manera de consuelo. Ella no puede esconder su tristeza. Su mirada, en la foto que publicó El Tiempo, parece estar en el vacío. No eran, propiamente, momentos felices.

Y no era para menos. Uribe acababa de ser ratificado en el poder por cuatro años y ellos acababan de ser ‘condenados’ a restringir sus propias libertades, por un tiempo exactamente igual. Doña Lina tendría que seguir sintiéndose ajena en casa durante cuatro años más. En una casa en la que ni siquiera le gusta entrar a la cocina, porque en su hogar le enseñaron que no se entran a las cocinas ajenas. En una vivienda en la que ni siquiera le gusta abrir la nevera, por la misma razón anterior y porque ese no es el mercado que usted compró, sino el que le compraron. En un Palacio al que duró año y medio tratando de encontrarle una salida por la que no la vieran los escoltas, añorando poder salir algún día a manejar sola un carro y a recorrer la ciudad sin un séquito armado detrás.

Tomás y Jerónimo llegaron a la casa de Nariño muy jovencitos. De 21 y de 18 (casi 19), respectivamente. Y desde el primer momento se dieron cuenta de que los tiempos de rumba sin estar acosados por los demás habían casi que llegado a su final.

Jerónimo decía hace poco, por ejemplo, que le hacía mucha falta ir a Andrés Carne de Res o a divertirse por ahí, sin tener a todos esos escoltas detrás.

Y es que ambos han sido dos jóvenes muy sencillos. No han ostentado el poder y no quieren hacerse sentir cuando llegan a un lugar. Por eso los mortifican los asuntos de seguridad que incomodan a los demás.

Doña Lina también es una gran mujer, marcada por su sencillez, por una ternura maternal. A ella no le han gustado nunca las pompas de Estado. No la deslumbran reyes y presidentes. Ni siquiera la gusta que la llamen la Primera Dama de la Nación. Prefiere ‘la esposa del Presidente’. O mucho mejor, ‘la esposa de Uribe’, como llama a su marido. Ella preferiría estar en su casa y ayudar desde allí a construir más nación, pero sin las mieles del poder.

El Congreso acaba de eliminar el artículo de la reforma que permitiría que Uribe se presentara como candidato a las elecciones del 2014. El retiro de ese artículo puede significar, ni más ni menos, que Uribe podría ser reelegido para el periodo 2010-2014, si se aprueba el Referendo que plantea que un presidente se pueda presentar para un tercer periodo.

No quiero saber qué habrán sentido Jerónimo, Tomás y doña Lina con esa decisión. Pero sí sé exactamente las palabras que pronunció Jerónimo, en una entrevista con Yamid Amat, para el diario El Tiempo, hace exactamente un año: “¿Quiere que el Presidente siga ahí, muchos años más?”, pregunta Amat, “No. Ocho años son ocho años y es suficiente. El 7 de agosto (del 2010) sacaremos nuestras maletas y nos iremos a nuestra casita”, contesta Jerónimo, quien con el paso del tiempo aprendió a hacer empresa y hoy se entiende mejor con los indios wayús, arhuacos, kankuamos, zenúes, kunas o waunanas, a los que les compra sus productos para exportar.

Y su casita podría ser el apartamento en arriendo que tenían en Bogotá, o su finca en Rionegro, o cualquier otro lugar donde pudieran salir a caminar descalzos y tener un espacio para la intimidad, la que añoraba una vez Tomás.

Doña Lina todavía debe estar pensando en su sueño de darle la vuelta al mundo. Pero como una turista cualquiera. Sin tapetes rojos ni protocolos.

Por todo lo anterior es que no se me haría raro que apareciera en Facebook un grupo que se llamara ‘Solidaridad con Tomás, Jerónimo y doña Lina’. Y hasta fundado y administrado por cualquiera de ellos. No se trata de un grupo en contra de otra reelección, ni en contra del presidente Uribe, que ya los hay. De eso no se trata. Porque bien podríamos elegir al presidente Uribe por un periodo más. Pero ¿qué hacemos para que la familia del Presidente sea más feliz? ¿Para que tengan ya su periodo de vacaciones del poder?

Podríamos acostumbrarnos a la figura de un Presidente que viva solo en la Casa de Nariño. Pero igual seguirían las limitaciones para su esposa y sus hijos donde quiera que estén. Hay que encontrar la fórmula. De pronto ellos ya la tienen, pero no deja uno de pensar que ya es suficiente para ellos. De pronto no suficiente para el Presidente Uribe, pero sí para ellos. Y los colombianos los tenemos que entender. Quizá lo mejor sea empezar una campaña para cambiar las costumbres y hacer entender al país y al mundo que gobernar solo no es estar de pelea con la mujer. Que no necesariamente un jefe de Estado tiene que tener a su esposa al lado para satisfacer el protocolo. Quizá nos valga mucho más acostumbrarnos a que habrá cuatro años más de Uribe en el poder y que tenemos que dejar a la familia presidencial en paz.

EL DATO: ¿Sabía usted que Jerónimo Uribe tiene 3.473 amigos en Facebook? Solo los de la A ocupan cinco páginas y media, de 50 nombres cada una. Y paradójicamente solo 36 son de apellido Uribe. Tomás Uribe, en cambio, ‘solo’ tiene 443 amigos. Son poquitos, si se compara con otros usuarios de la red. Y su esposa, Isabel Sofía Cabrales, tiene 242 amigos, seis de ellos de apellido Uribe.

Publicado en: El Tiempo, Vida de hoy

21 comentarios

Para comentar esta nota usted debe ser un usuario registrado.

  1. 1

    amiramis 1 noviembre, 2008 a las 0:35

    Y a nosotros qué nos importa la vida de esa familia, que la pinta como una pobre victima de la reelección. Yo no creo que los hijos del presidente prefieran interactuar con los indigenas a quienes explotan revendiendo sus artesanias a precios muy elevados. Este artículo parece escrito por mi abuela durante la charla de te con sus amigas. Que perdida de tiempo y que cantidad de basura virtual!!! Que triste!

  2. 2

    Eiji 1 noviembre, 2008 a las 1:48

    Que escrito tan ridiculo. El que lo escribio tuvo tiempo hasta de ponerse a contar amigos ajenos en Facebook!

  3. 3

    peremne 1 noviembre, 2008 a las 2:06

    Pues a la familia uribe les hace falta mucha iniciativa y capacidad de asumir su rol. la señora podría estar haciendo miles de obras en el pais y organizando y fundando muchos obras de carácter social y cultural. Los hijos podrian estar estudiando en el país o en el exterior o definiendo una profesión la señora se ve muy provinciana y con poca garra de lider, mas como si estuviera castigada o enjaulada que como una ciudadana con ideas y proyectos.el dia de la poseción daba verguenza ajena verla en la transmición del acto televisado ( yo lo vi fuera del pais) riéndose, abrazada con el hijo, sin cumplir ningún protocolo, como una niña que no sabía en qué lugar estaba ni a quien representaba. A la primera dama le deben dar unas clasecitas de glamour y de protocolo

  4. 4

    daabe 1 noviembre, 2008 a las 5:59

    para todos los comentarios. Maduren y pidan espacio en los periódicos para participar como comentaristas.

  5. 5

    daabe 1 noviembre, 2008 a las 6:04

    PEREMNE, prefiero el no protocolo, usted debe de dar el dinero que cuesta para que la “primera dama” ande por el pais o el mundo, sacando pecho de “primera dama” cuando ese dinero se debe utilizar para ayudar a la niñes tan mal tratada, como la que tenemos desde hace siglos ! no sean tan brutos para dar opiniones !

  6. 6

    italianita 1 noviembre, 2008 a las 7:33

    palo porque bogas y porque no, en Colombia el todo es echarle piedras,y desacreditar es el platofuerte de cada dia, ganaran algo con eso?como no quieren que baje el opitimismo de los colombianos, si la prensa, los Medios en general todo lo ven negro, no tienen una palabra de estimulo,para todo lo que se hace, todo es criticar,desvalorizar, hundir en el pesimismo, ni siquiera por la mas grande de los exitos con la operacion Jaque dejaron, de mostrarla en su lado negativo, cuando en otros paises se alababa, el presidente gana un premio en Miami, a duras penas lo publican, y mientras tanto en los microfonos de la radio, en los comentarios de periodistas, en las columnas lo muestran como un criminal, como un paraco ,que hay que ir a acusarlo en Instancias Internacionales, sin que nadie muestre siquiera lo ruin ,lo maligno de unas difamaciones como esas? antes sigue con un 75% de aceptacion increiblemente, y como un fenomeno en el mundo,despues de seis años de gobierno

  7. 7

    Cinci 1 noviembre, 2008 a las 8:59

    En conversaciones con amigos hemos hablado de Doña Lina y sus hijos. Dona Lina es un ser muy tierno, de palabra precisa y un ser que todavia se asombra ante las cosas simples. Es muy ella, no se dejó llevar por toda la parafernalia que encierra ser “Primera Dama”. Se dio su lugar, sin importar el que diran. Sólo quiere tener una vida propia, un libro y un mundo para soñar… Quiere su propio espacio, algo que es muy válido. Me encantaria hablar con ella. La admiro por su silencio elocuente, su mirada llena de sensibilidad. Me encanta sentir lo que despierta en mi piel el sólo nombrarla…

  8. 8

    jorvelan 1 noviembre, 2008 a las 10:09

    Muy Bueno, lo felicito, tocò el lado humano de la familia presidencial. No todo es poder, gloria y soberbia, hay que pensar en la familia y en lo que esta representa. Siga escribiendo.

  9. 9

    jorvelan 1 noviembre, 2008 a las 10:13

    Muy Bueno, lo felicito, tocò el lado humano de la familia presidencial. No todo es poder, gloria y soberbia, hay que pensar en la familia y en lo que esta representa. Siga escribiendo.

  10. 10

    Gla 1 noviembre, 2008 a las 10:31

    DESEARIA ESA POBRE DIABLA DE LINA SER LA ESPOSA DEL GRAN ILUSTRE Y HONORABLE PRESIDENTE DR. ALVARO URIBE VELEZ.

  11. 11

    purrie 1 noviembre, 2008 a las 11:21

    Urive quire ser presidente para toda su vida, y su esposa lo apolla. Que no le gusten las fiestas es otra cosa.Ellos no nacieron en la presidencia como le toca a las familias reales,,, ellos escojieron ese camino, Cual es el cuento de la solidaridad con la familia de Urive? Por que no renuncian si es que no le guasta, hay muchos sitios en el mundo donde pueden vivir y pasar desapersividos como en Francia, Siveria .claro que alla no hay la vandeja paisa.

  12. 12

    purrie 1 noviembre, 2008 a las 11:22

    Urive quire ser presidente para toda su vida, y su esposa lo apolla. Que no le gusten las fiestas es otra cosa.Ellos no nacieron en la presidencia como le toca a las familias reales,,, ellos escojieron ese camino, Cual es el cuento de la solidaridad con la familia de Urive? Por que no renuncian si es que no le guasta, hay muchos sitios en el mundo donde pueden vivir y pasar desapersividos como en Francia, Siveria .claro que alla no hay la vandeja paisa.

  13. 13

    yamoju 1 noviembre, 2008 a las 11:34

    y si no le gusta para que lo lee…eso es envidia

  14. 14

    akijabara 1 noviembre, 2008 a las 11:35

    para vivir como vive el común de los colombianos,toda la familia uribe viven
    como reyes.no les falta absolutamente nada.o que me dicen de un pobre asa-
    lariado,que es duramente golpeado por la inquisidora politica económica
    del dictador alvarito.

  15. 15

    sandris8 1 noviembre, 2008 a las 12:15

    Totalmente de acuerdo, estamos en un País lleno de gente maravillosa pero algunos sólo se dedican a mirar el lado feo de las cosas. El presidente, gustele a quien el guste ha sido el único en muchos años que ha trabajado por éste País quienes permitieron que la guerrilla pasara de ser un grupo con ideales a convertirse en narcos hoy se sienten con el derecho de cuestionarlo, eso es irónico, hoy lo cuestionan por los falsos positivos, analicemos mejor nuestra sociedad, que por ganarse unos pesos y reconocimiento no se respeta la vida de nuestros semejantes, se está pasando por encima de la moral y de la vida, eso no es culpa del Presidente, quien educó a esos matones, donde está la familia que los forjó como personas de bien y decidieron irse por el camino del mal. Si se necesita otro periodo con Uribe, por algo será.

  16. 16

    esmeril 1 noviembre, 2008 a las 14:34

    será que de pronto don jeronimo le puede dar una ayudita a papa con los otros aborigenes, y de acuerdo con lo que enseño los hermanos maristas los aborigenes que hoy reclaman siempre han sido mostrados no belicosos en comparación con los que jeronimo mantiene lazos empresariales

  17. 17

    paoladiana 1 noviembre, 2008 a las 16:04

    Escriba aquí su comentario

  18. 18

    macheco 2 noviembre, 2008 a las 15:48

    pense que el tiempo tenia mejores columnistas que forma tan rididcula y absurda de hacer oposicion sea mas original si algo tiene la mujer paisa es que siempre esta al lado de su esposo y le aseguro que ella no estaba triste por la reeleccion sino por la cantidad de comentarios idiotas que como este iba tener que soportar si quiere dar su punto de vista sobre lo que no le gusta de uribe hagalo pero utilice un poco mas la imaginacion ni tomas ni jeronimo son los niños pobres del cuento ni doña lina es la pobreviejecita ,son unos berracos y al igual que ella la esposa del doctor lizcano en lugar de escribir babosadas porque no le hace una entrevista a ella sobre que siente ahora con relacion a los asesinos de las farc y de piedad cordoba que quiere que si gana un liberal la presidencia le demos a venezuela parte de la selva con todo y chiguiros para desagraviar a chavez porque a ella si le gustaria pertenecer a venezuela y cantar el himno venezolano.

  19. 19

    Quortom 30 noviembre, 2008 a las 18:31

    Si!….. solidaridad con la familia Uribe, yo quiero que el no sea presidente el proximo periodo, para que le dedique tiempo a su mujer y al par de pequeñines que lo deben extrañar mucho, porque pobrecitos….debería de una vez terminar con ese cuento de la presidencia e ir a dedicarle tiempo a sus hijos, que han desrrollado un transtorno psicologico por su ausencia y porque ya no pueden ir a Andrés Carne de Res sin escoltas….

    Señor presidente abdique……su familia y la patria lo esperan….

  20. 20

    leedorr 7 diciembre, 2009 a las 15:34

  21. 21

    selesdijo 8 diciembre, 2009 a las 16:41

    Que ridiculez!!! Citicos los niños, que son iguales de corruptos al papá. Además no me haga reir “se entiende mejor con los indios wayús, arhuacos, kankuamos, zenúes, kunas o waunanas, a los que les compra sus productos para exportar”? O mas bien los explota para que ellos puedan exportar???. Coja oficio mijo, deje de ser tan lambón