Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Captura de pantalla del video de condolencias publicado por la Universidad de la Sabana en su cuenta te twitter: https://twitter.com/comsabana/status/1136744490713190400

Captura de pantalla del video de condolencias publicado por la Universidad de la Sabana en su cuenta de Twitter: https://twitter.com/comsabana/status/1136744490713190400

 

Su vozarrón se escuchaba desde antes de que llegara a su oficina. Tendría unos 25 años y vivía cada segundo con pasión.

A su paso iba saludando en voz alta a quien se encontrara, llamando a unos por su nombre y a otros por el sobrenombre que él mismo le había buscado. Eran pocos los que se salvaban de sus comentarios y muchos los que se contagiaban con su entusiasmo.

Jota Mario Valencia amanecía diariamente como si quisiera conquistar el mundo. Por su cabeza pasaban proyectos y proyectos. Corrían los primeros años de la década de los ochenta y ya había empezado a grabar para radio en un estudio que se hizo casi que a su gusto en la mansarda de Promec Televisión, en la carrera 5 # 35-39 del barrio Teusaquillo de Bogotá.

Una vez fuimos a grabar al Parque Jaime Duque, cuando aún estaba en construcción, y nos fueron mostrando cada una de las atracciones que iba a tener el parque temático, algunas ya casi terminadas. Pero él no iba tras del parque, sino a conocer la vida del hombre que lo ideó y lo construyó, para presentarlo en su programa Valores Humanos, uno de los primeros que dirigió y presentó en su vida profesional.

En su trabajo era estricto, pero, así como les exigía a los suyos, en cualquier momento resultaba haciéndoles bromas. Y así como el trabajo lo tomaba en serio, también era de los primeros que empezaba a trovar en las reuniones que se hacían frecuentemente en la empresa con líderes nacionales o con figuras como Carmiña Gallo y el maestro Jaime Llano González. Tertulia sin Jota Mario no era tan buena fiesta.

Cantaba, y hasta se le escuchaba bueno. Hacía muy buena representación de su cuna paisa y contagiaba de alegría a quien compartía con él.

Un buen amigo, Guillermo Romero, recuerda cuando Jota Mario ejerció como jefe de producción de Bolívar, el hombre de las dificultades, la serie que inauguró el color en la televisión colombiana. Narra que cuando estábamos grabando en Honda, en uno de los descansos, Jota Mario se fue a jugar billar con Guillermo y Bernardo Colmenares, pero, dice Romero, no le atinaba ni a la tiza, por lo que Colmenares le dijo: “Vea Jota Mario, mejor búsquese un trabajo de presentador de programas de televisión, porque de carambolas no tiene ni idea”. No sé si algún día aprendió a jugar billar, pero de lo que sí estamos seguros es de que logró conquistar la pantalla colombiana.

No podemos negar que era un hombre de amores y desamores. No por aquello de las penas del corazón, sino por quienes lo conocían bien y lo querían y admiraban, y por quienes no se lo aguantaban.

A simple vista parecía un hombre difícil, pero entre más se le conocía, se le iba descubriendo ese lado humano del que hizo gala durante décadas en la televisión colombiana.

Él no posaba de buena gente. Lo era. Y tanto es así, que participaba en decenas de campañas y organizaba otras cuantas más, en beneficio de las personas humildes.

Vivía orgulloso de su título de Comunicador Social en la Universidad de la Sabana. “Allí me enseñaron a soñar y eso es muy importante. Y más que todo eso, me enseñaron a ser mejor persona”, dijo en una oportunidad.

Una de las mayores muestras de su carácter humano fue el homenaje que le hizo a Roberto Gómez Bolaños, que hizo llorar a los colombianos y amar aún más a ese Chavo, a ese Chespirito, a ese hombre que alcanzó la inmortalidad trascendiendo generaciones con sus programas infantiles.

Jota Mario Valencia se propuso ganar una muy buena sintonía y diariamente, a través de sus programas, se conectó con hombres y mujeres de todos los estratos, en todas las ciudades, para divertirlos, hablarles de asuntos distintos a los de los noticieros, a jugar con ellos, a hacerles la vida feliz, a sembrar paz en sus corazones.

Hoy se nos fue a los brazos de Dios. Y desde aquí solo le puedo decir ¡Gracias! ¡inmensas gracias! no solo por lo que le dio al país, sino por lo que me enseñó con su actitud, con el amor por su trabajo, con su empuje, con su alegría. Que los Ángeles, esos de los que tanto habló, lo arrullen al lado del Señor y lo hagan eternamente feliz. Chao, Jota Mario, chao. Se va, pero se queda aquí adentro, en nuestro corazón.

Twitter: @VargasGalvis

Lea también: Los dolores de cabeza de Jota Mario Valencia

El conmovedor mensaje de la esposa de Jota Mario tras su muerte

(Visited 2.851 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Egresado de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de La Sabana. Hizo un curso de agencias de prensa en la Agencia Dpa, en Hamburgo (Alemania). Jefe de prensa y Director de Divulgación de Promec Televisión. Redactor de espectáculos, editor nocturno, redactor político, Jefe de Redacción y director de la Agencia Colombiana de Noticias Colprensa. Trabajó en la Casa Editorial El Tiempo como Editor de Actualidad, jefe de Redacción y Editor General del Periódico HOY. Fue Editor General del periódico Q'hubo de Cúcuta (Colombia). Twitter: @VargasGalvis

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles(...)

3

Hace unos años ningún colombiano hablaba de visitar esta isla del(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. javiersimmonds

    Con todos sus matices, J Mario trascendió su propia humanidad para convertirse en una marca, en un ícono de la colombianidad, y en una referencia obligada para todas las generaciones que se han entretenido viendo la televisión nacional.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar