Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
chorrera

La travesía comienza en Bogotá, cuando se toma la carretera que conduce a Choachí y cuya promesa es una hora de inclementes curvas. Mareada, llego al inicio de mi destino: el Parque Aventura La Chorrera. Mis guías son Liliana Cifuentes y Martha Rodríguez, dos jóvenes del municipio empeñadas en enseñarle al mundo un paraíso espiritual aún desconocido por muchos. Ha llovido, pero hoy el cielo augura sorpresas.

La caminata inicia en el Alto de Chuscas, desde donde se ven La Bolsa, El Amarillo, El Purgatorio y Alto Grande, los cuatro cerros que rodean La Chorrera. De lejos, un hilo de agua de 590 metros de altura aparece en medio de las montañas. Es la cascada más alta del país en caída escalonada. Para llegar hasta allá debemos caminar once kilómetros (5.5 yendo y 5.5 regresando), casi cinco horas si se opta por hacer un recorrido tranquilo y contemplativo. El paseo continúa por una vereda. Se puede parar en una huerta orgánica para comprar productos de la región –yogurt, cuajada, quesos– o reparar fuerzas antes de adentrarse en un angosto camino que hace 111 años era utilizado por grupos indígenas para ir a Monserrate y Bogotá.

Luego de treinta minutos nos espera la primera sorpresa del camino. Se trata de El Chiflón, una cascada de 55 metros que permite a los turistas atravesarla por detrás, a 40 metros de distancia de su acelerada cortina de agua. En ese punto comienza el trayecto más largo para llegar a La Chorrera. Por el camino se atraviesan quebradas, nacimientos de agua, cuevas formadas en piedras gigantes que sirvieron a los indígenas de refugio, un sendero rural y un subpáramo de bosque nativo en donde predominan los chusques –plantas similares al bambú– los arrayanes, los helechos y los musgos.

Caminamos en silencio, oyendo el sonido de los pájaros y de las botas pantaneras luchando contra el barro. De repente, el paisaje se abre para presentar un cuadro con decenas de piedras de diferentes tamaños cubiertas con lama.  Nos preparamos para entrar al bosque de las bobas. El nombre se lo dieron por estar rodeado de palmas bobas, una especie de palma helecho de 12 metros de altura que hoy se encuentra en vía de extinción. Allí nos espera otra de las paradas ineludibles del recorrido. Se trata del árbol guamillo, bautizado como el árbol de los deseos. Mis guías me indican que debo abrazarlo, cerrar los ojos y pedir un deseo. El bosque de las bobas desemboca en la quebrada La Ondariza, en medio de los cerros El Amarillo y Alto Grande. Cientos de gotas de agua caen con delicadeza. Se deslizan por la roca y el musgo en un movimiento preciso, hipnótico, armonioso.  Todo sucede de forma natural, sin esfuerzos. Todo es perfecto.

Estamos cerca. Ahora hay que subir, poner a prueba las piernas y esperar. El enérgico sonido del agua nos guía. En medio de las ramas comienza a dibujarse una forma líquida larga y poderosa. Y, de repente, ahí estamos. El camino termina, el cielo se abre y aparece La Chorrera.

Desde este punto solo podemos ver cinco de sus siete caídas. La cabeza no alcanza a inclinarse lo suficiente para observar el inicio de su flujo, ese chorro rápido, inmaculado y majestuoso.  Es el momento de contemplar, de rendirse a su belleza y expandir el alma. Entonces todo se convierte en agua, inmensidad y sonido.

Te invito a consultar mi blog: www.laventanavioleta.com

Para tener en cuenta

Le entrada al Parque Aventura La Chorrera está en el kilómetro 24 vía Bogotá–Choachí.

El ingreso cuesta $8.000 por persona.

El servicio de guía tiene un valor de $20.000.

Lleve agua, impermeable por si llueve y botas pantaneras, pues el camino suele estar embarrado.

En las noches de luna llena se realizan recorridos nocturnos que debe reservar con anterioridad.

 

(Visited 3.233 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

María Alexandra Cabrera estudió Comunicación Social en la Javeriana. Fue jefe de redacción de la Revista Bacánika y editora de la revista AXXIS. Ha publicado su trabajo en Diners, El Malpensante, Carrusel, Bocas y El Tiempo. Hace diez años es tarotista y desde hace dos maestra de Reiki Unitario.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    Cinco valiosas enseñanzas

    Hoy cedo este espacio a Carolina Vargas,  Coach Existencial y Consultora Organizacional de Mejor Versión. Carolina nos regala cinco(...)

  • Entretenimiento

    Los 6 principios del Reiki

    “El camino de la sanación con Reiki es un arte único. El verdadero camino del sanador es restablecer la(...)

  • Entretenimiento

    El Colgado: el arcano de la entrega

    Está colgado de uno de sus tobillos, aunque pareciera poder soltarse fácilmente si lo quisiera. Las manos están escondidas,(...)

  • Entretenimiento

    ¿El Reiki puede curar?

    La pregunta ha despertado infinidad de opiniones y, como suele pasar, el tema se ha polarizado. Unos dicen que(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Desde el inicio de la campaña electoral en Estados Unidos, Donald(...)

2

Creo en Dios todos los días, en el poder inagotable de(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar