Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Foto: Claudia Milena Pico

Foto: Claudia Milena Pico

Claudia Pico

Facultad de Negocios, Gestión y Sostenibilidad  – programa de Economía del Politécnico Grancolombiano

Al parecer la sociedad contemporánea finalmente se ha ocupado de atribuir al arte y a la creatividad el lugar privilegiado del que debieron gozar a lo largo de la historia por su amplio potencial para generar valor. Este juicio se desprende de la reciente defensa de su contribución por parte del Banco Interamericano de Desarrollo y del actual gobierno en el entorno nacional.

Para entender si, más allá del discurso, el arte y la creatividad generan el valor que se les atribuye conviene revisar su valuación, su aporte implícito a la sociedad y las condiciones históricas en las que surge. ¿Cuál es el valor del arte o qué es lo valioso en la economía naranja? ¿Por qué si durante décadas, e incluso siglos, se alabó el aporte del arte a distintos entornos sociales solo hasta ahora surge un repentino interés por su valor?

Iannis Varoufakis, el célebre exministro de finanzas griego, se refirió a la acepción de valor contemporánea que se centra mayoritariamente en el valor de cambio, esto es, en lo que pagamos por las cosas y llamó la atención sobre la tendencia que se tiene a dejar de lado el valor experiencial, ese valor intangible que dota al arte de su carácter especial.

Una rápida mirada a los informes sobre los aportes de la cultura a la economía muestran que el mismo es modesto ya que genera únicamente 2,1% del empleo a nivel nacional y un valor agregado de 3.21%. Lo anterior, porque considera únicamente el producto terminado, el valor de cambio y no todo el proceso de creación, producción y exhibición que tiene un potencial de generación enorme.

Aunque estas cifras sugieren que podría ser poco estratégico apostarle a un sector de bajo crecimiento y con bajo potencial de generación de empleo en el país, el discurso busca sacar provecho del valor intangible del sector, valor que por supuesto es susceptible de acumulación y que se convierte en un mecanismo por excelencia para comunicar mensajes. Sin embargo, conviene advertir, como lo hicieron Adorno y Horkheimer, sobre el riesgo de masificar las formas de arte y sus mensajes, riesgo que puede destruir la fuente de su valor, la diversidad.

Tal vez el arte y los artistas han entendido eso desde hace siglos y en consecuencia sus lógicas de producción y reproducción, en su mayoría se alejan del discurso de lo que hoy llamamos economía naranja. En consecuencia, si se busca promover este discurso se debe hacer desde la diversidad de formas de expresión cultural, de lo contrario, podríamos estar transitando hacia una subestimación aún mayor del aporte del arte a la sociedad.

(Visited 992 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Voces de la Academia es un espacio comprometido con la transformación social y el acceso a la educación superior de calidad.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Cuando en las pasadas elecciones de octubre de 2019 lamentablemente los(...)

2

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo 'Ángeles(...)

3

Por: Libardo Aldana En los últimos días, Soacha ha sido epicentro(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar