Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Redacción: Javier Baquero – Jaba

Bogotá – Colombia. Ha pasado el día y menos de 24 horas de abrirse la
temporada taurina en la capital colombiana el alcalde de la ciudad, el
señor Gustavo Petro dio a conocer que pagara parte de su capital
electoral con su opción a la fiesta de los toros.
Gustavo Petro, hoy alcalde, durante su campaña recibió adición de grupos de anti taurinos y suscribió un acuerdo en el cual se comprometió a defender sus intereses animalistas y en tal sentido hoy empezó a pagar los votos comprometidos.

Petro hoy ha salido a los medios de comunicación a decir “En campaña electoral dijimos que no nos parecía conveniente que en Bogotá se desarrollarán espectáculos alrededor de la muerte, y en esa medida, nosotros hemos decidido no asumir el derecho del palco en la plaza de toros”, lo que tengo que calificar como oportunista porque su pronunciamiento lo hace a pocas horas de iniciar la temporada capitalina para poder vender ante los medios una noticia que le de imagen, de otra parte, y lo más reprochable populista, pues salir a vanagloriarse  de que “hemos decidido no asumir el derecho del palco en la plaza de toros” es mentirle al pueblo bogotano en beneficio de quedar bien con los que depositaron su voto en medio del acuerdo que firmó con los antis.

Adicionalmente a dicho “Por esta razón he desistido de nombrar delegado o de que se utilice por derecho el palco de la Alcaldía de Bogotá en la plaza que es de toda la ciudad”. Que falso, la verdad él no tiene derecho a ningún palco, porque si bien es cierto la Ley 916 en su artículo 26 determina que la presidencia de los espectáculos estará en cabeza del alcalde o un su delegado, la Corte Constitucional a través de la sentencia 367 de 2006, con ponencia de la magistrada clara Inés Vargas declaró inexequible este artículo, en el entendido de que los festejos taurinos son desarrollados por empresas privadas razón por la cual el burgomaestre de la ciudad no tiene por qué intervenir de ninguna manera en el desarrollo de la realización de los festejos.

De otra parte, el señor Petro dijo que quiere “iniciar una negociación con la Corporación Taurina de Bogotá, con el fin de modificar las circunstancias que hacen de las corridas de toros un espectáculo alrededor de la muerte”, desconociendo que las corridas de toros están reglamentadas, permitidas y avaladas por la Ley 916 de 2004 y cualquier tipo de modificación que se pretenda hacer no está bajo su talante, ni bajo el del Consejo de la ciudad pues existe una norma superior, la Ley, que está siempre por encima de una norma menor un acuerdo de un concejo municipal.

Ahora bien, para sopesar su supuesto pensamiento ha manifestado “Queremos un diálogo franco, ahí hay un espacio público que es la Plaza de Toros  que debería tener una utilización múltiple en la cultura de la ciudad pero que debería cerrarse a cualquier posibilidad de espectáculo alrededor de la muerte, todos los espectáculos, la cultura, el arte alrededor de la vida bienvenida, pero no la que se construye a través de la muerte de animales o de seres humanos”, lo que es a todas luces una mezcla de criterios ilógicos, el primero poner a los toros al nivel de los humano, luego desconocer que la plaza de toros es utilizada para otras actividades culturales durante el año, teatro y tenis, por ejemplo, ratificando que existe un desconocimiento de la ciudad. Y si el interés manifestado es no permitir la muerte de seres humanos tendríamos que ir en contra de los partidos de fútbol, que en tiempos muy recientes nos han dejado ejemplos muy dolorosos.

Como él sabe que no tiene ni la competencia, ni la jurisdicción para modificar un espectáculo que ha sido catalogado y ratificado por sentencia de constitucionalidad como una expresión artística del ser humano, ha decidió decir que no permitirá que la temporada reciba dineros públicos, pero su doble moral no lo ha llevado a decir públicamente que él si recibirá los mil trecientos millones que aproximadamente le generará la temporada a la ciudad capital en tan solo seis fines de semana. Recordemos que el estadio de la ciudad abierto todo el año no factura para el distrito lo que la Santamaría.

Ya hace unos días el nuevo gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, había manifestado que retiraba todo el apoyo económico a la Feria de la Macarena, por cuanto no gusta del espectáculo taurino, lo que se contradice con la cantidad de veces que ha asistido a la macarena para disfrutar del espectáculo. El apoyo de la licorera de Antioquía será suplido por la Industria Licorera de Caldas, aprovechando la oportunidad de ayudar a las clases menos favorecidas con los dividendos de las corridas.

Ya en Cataluña, los genios que promovieron la prohibición de las corridas están promoviendo un proyecto para restablecer el error cometido y eso si los anti taurinos no lo cuentan.

Quiera Dios que al señor Petro la próxima estrategia que se le ocurra sea permitir o autorizar movilización en los alrededores de la plaza generando y alentando el desarrollo de los ya conocidos desafuero de los “señores anti taurinos”, ya en el pasado hemos visto como ofenden e incluso atentan contra los aficionados que asistimos a la plaza. Como dañan vehículos, paredes, señales de tránsito y todo aquello que les sirva para plasmar su desacuerdo.

Esperamos que como Petro es el jefe de la policía de la ciudad brinde todas las garantías de seguridad al espectáculo, que el número de efectivos sea el más adecuado y que no se trate, también por ese lado de sabotear la realización de la temporada.

Si bien es cierto los taurinos somos una minoría, merecemos todo el respeto de los demás ciudadanos de la capital y es inadmisible que el propio alcalde promueva que se vulneren los derechos de las minorías, él es el alcalde de la ciudad y no solo de algunos, espero eso no se le olvide, como tampoco se le olvide que sus decisiones tienen que ser tomadas pensando en los diferentes colectivos que conformamos la ciudadanía y no por su criterio, que aunque respetable es solo eso el pensamiento de un ciudadano más.

(Visited 54 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Javier Baquero - Jaba es un periodista que desde muy joven decidió tomar como rumbo las comunicaciones, pero sobre todo lo relacionado con el mundo de los toros y en especial el desarrollo de la fiesta taurina en Colombia y en torno a los Colombianos.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

12 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. escepticovc

    Señores taurófilos ustedes estan en todo su derecho de organizar y disfrutar de semejante majestuoso espectáculo, pero váyanse construyendo su propio escenario para que incluso no maten en una corrida 6 toros sino una docena si les place. Pero no es lógico que una minoría absoluta tenga a su disposición un coliseo tan costoso y de ñapa el patrocinio con dineros públicos.

  2. Mientras sea presidente Juan M. Santos,la tal fiesta brava seguirá,pues esa familia es tradicionalmente amante de ese espectáculo bárbaro.Sr. presidente si ud. ha sacado una serie de decretos para evitar la tramitomania,pensando en conquistar a un pueblo,para su reelección,lo cual no tiene nada de malo,lo malo es conseguirlas con trapisondas y trampas.La inmensa mayoría de colombianos estamos en contra de ese espectáculo horrendo.

  3. Sr. Baquero En Cataluña la plataforma antitaurina, el partido político Pacma, las organizaciones Libera, AnimalNaturalis, Igualdad Animal y Equanimal entre otras jamás promoverán nuevamente esta barbarie. Posiblemente los fascistas del partido popular esos paletos de puro en la boca y saco lacoste y que tiene intereses en las ganaderías a ellos en su proselitismo político es a los que les interesa lucrarse del dolor ajeno en toda su capacidad.

  4. El asesino César Rincón expresó que la fiesta de los toros “es un ballet”. En cambio, dijo que no le gustaba ver “cómo los animales terminan en la cadena cárnica”….Ahora este sub-normal y troglodita hace alusión a un vegetarianismo que obviamente no practica y relaciona el asesinato de una animal inocente con el ballet?. Es muy fácil ver este “ballet” cuando se juega con ventaja. Cesarín ven te pongo el tu-tu de bailarina y te enseño a bailar al ritmo banderillas, picadores y agotamiento.

  5. Señor Alcalde más que reprobar esta barbarie y no utilizar el palco. Lo que se debería es abolir totalmente esta humillación, tortura y asesinato de una animal, como en cualquier país que desee evolucionar.

  6. AtaqueSonico

    Lamentablemente el alcalde no puede prohibir las corridas de toros pero lo elegimos con la promesa de no patrocinarlas y hacer lo que estuviera en sus manos desincentivar esta macabra fiesta que en nada tiene que ver con los Bogotanos y que solo es una vergüenza para nuestra ciudad. Ciertamente el Señor Petro se va a ganar el apoyo de mucha gente que no voto por el con esta decisión…

  7. Javier, no solo el pronunciamiento de Petro lo ha hecho con un gran sentido Publicitario y de impacto, pues lo hace como Ud dice en el momento mas oportuno cuando empieza la temporada de toros, sino que esta muy bien asesorado por Yamid Amat con quien parece ya contrato la mejor pauta publicitaria en su 1-2-3. Veamos 1)La polemica programada en CM& entre Rincon y Manzur y la declaracion de Petro el mismo dia.2) La encuesta publicada en 1-2-3 apenas cuando Petro empieza a cruzar la Puerta de Entrada al Palacio de Lievano con resultados de aceptacion a GESTION de Petro de mas del 70% y 3)LA ABSOLUCION que la seccion le da a Petro sobre su inhabilidad para ejercer el Cargo de Alcalde, citando el Caso como si solamente estubiera pagando hoy Purgatorio y no carcel como sucedio.

  8. CitySenseKane

    La carnicería taurina que se da en medio de una muchedumbre morbosa es una vergüenza para las sociedades contemporáneas que destinan dineros públicos para la construcción de plazas de toros y otro tipo de auspicio y/o fomento. No soy de izquierda, pero aplaudo todas las decisiones encaminadas a prohibir esa mal llamada ‘fiesta brava’, no solo en Bogotá, ojalá en todo el territorio nacional.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar