Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Su colega de gabinete, Néstor Eugenio Ramírez, director del IDU y quien tiene que velar por que los trabajos se hagan, le contó a la ciudad cómo van las obras y qué hace falta para terminarlas. Ambos tienen razón en sus diagnósticos y preocupaciones. Los dos hacen parte de la junta directiva del IDU y, por tanto, sorprendidos no deben declararse.

El porqué: hay un problema de marca mayor a la hora de diseñar y contratar obras en Bogotá que viene de décadas atrás. Nos acostumbramos a que la ciudad nadaba en plata y nos volvimos sofisticados. Qué tal lo que me contó un directivo del IDU: en la troncal de la 26 se tiene proyectado construir una banda transportadora de 600 metros para que la gente se desplace de una estación a otra; es decir, para que los pasajeros no caminen, ¿ah? La desidia también asoma en todo esto. La avenida Comuneros, para citar un caso, está terminada hace tres meses y no ha entrado a operar por ¡falta de semáforos! Son estas cosas las que terminan desbaratando cualquier presupuesto.

Los afectados: en medio del debate queda la gente, la que termina pagando y soportando las incomodidades de las obras. ¿Quién les responde a los comerciantes y sus negocios venidos a menos?; ¿a los estudiantes del colegio Panamericano, que tuvieron que arrimarse a otra institución mientras se decide la suerte de un predio o a miles de empleados y estudiantes que pierden horas en los trancones? Es el costo que debemos pagar en aras de una mejor ciudad. Pero como en el pasaje bíblico del amor, los que queremos esta ciudad todo lo podemos y lo soportamos, pero ya está bien.

Las explicaciones: conocedores del tema dan luces para que entendamos por qué pasa lo que pasa. Para empezar, hay un divorcio entre diseñadores y contratistas: lo que el primero proyecta muchas veces el segundo no comparte y exige cambios. Falta un control más efectivo de los interventores (los que vigilan los trabajos) y existe una aterradora descoordinación con las empresas de servicios públicos; no se crean reservas de recursos que mitiguen posibles sobrecostos (como lo sugiere la ley 80) y la pasividad de funcionarios del IDU no se compadece con lo que pasa en la calle. El nuevo titular de ese despacho lo sabe; por algo los puso a madrugar.

La lección: en todo caso, el debate ha servido para que los bogotanos veamos las cosas en blanco y negro, para que tengamos claro qué tanto nos afectarán las decisiones que se tomen en adelante y para que podamos identificar a los responsables. Si la Alcaldía quiere pasar este trago amargo, lo mejor que puede hacer es mantener informada a la ciudadanía de lo que está pasando antes de que los problemas estallen en los medios. Y un buen comienzo sería empezar a mostrar las primeras obras que tanto anhela la ciudad.

 

(Visited 59 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Soy periodista desde hace más de 15 años. He militado en radio, televisión y prensa escrita. Fui reportero político, hice parte de los inicios del canal local Citytv y desde hace casi dos lustros me he obsesionado por el tema urbano. La ciudad es mi mundo, es lo que me mueve. En muy pocos años todos habitaremos en una ciudad, grande o pequeña, y mi único interés es advertir de los retos que se nos vienen encima y de cómo podemos afrontarlos, además de disfrutar de ese caos que llamamos urbe y que nos inspira toda suerte de sentimientos

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar