Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: Whatever Gastronomy

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Empanadas y pandeyucas del Valle.

Empanadas y pandeyucas del Valle.

Mi papá es más tulueño que la chuleta con Popular. Ni siquiera le gusta ir a Cali y Bogotá lo enferma. Por eso, porque de su pueblo no sale, el viejo no acepta otros sabores que no sean los suyos y el tiempo lo ha convertido en un fundamentalista defensor de la gastronomía del Valle. Solo basta escucharlo hablar del tamal con arvejas, la empanada con arroz, el sancocho con papa o el pandebono con bocadillo para uno darse cuenta de que está convencido de la causa.

Hace poco fui a visitarlo y me llevó a Taponcho, un restaurante donde venden la propia empanada del Valle ($700): de masa crocante hecha de maíz blanco trillado y curado, carne y papa, recién salida y nunca recalentada en microondas. Nunca. También hay chuleta ($10.000), bistec ($16.000), sancocho ($14.000), carne ahumada ($16.000), tamal ($10.000), chorizos ahumados ($7.000), chicharrón carnudo ($7.000) y todo eso tan sabroso que hace daño y sube el colesterol y los triglicéridos, pero que a nadie le importa.

Luego nos fuimos de borondo hacia el norte del Valle y llegamos a La Unión, allá donde están los viñedos y nacen los vinos Grajales. En la vía que lleva a San Luis, un pueblo cercano donde nació mi abuela paterna, dimos con un mecateadero donde todo estaba caliente (como debe ser) y la gente se rebuscaba un rincón para acomodarse y atragantarse de pandeyuca. Las Ricuras de San Luis, como se llama el sitio, también era productor de trabuco, una bebida típica de la zona parecida a la avena, pero hecha con brandy, nuez moscada, huevo y otras esencias que le dan un color amarillo. Probé el trabuco, pero a la final decidí no inventar y terminé por bajarme esos pandeyucas con Coca Cola fría.

Ya de vuelta en Bogotá, donde vivo hace 13 años, en mis recorridos callejeros me he encontrado con el pandebono con bocadillo, mi esposa me ha dado de su tamal con arvejas, he intentado conseguir un pandeyuca de San Luis sin éxito y he vuelto a comer, y varias veces, esa empanada con arroz, de masa hojaldrada y, por supuesto, recalentada en microondas.

Taponcho: calle 36 cr 30 esquina (Tuluá, Valle). (2) 2259002 – 3155558289
Las ricuras de San Luis: Vía La Unión – San Luis (Valle del Cauca).

Vea aquí todas las imágenes de la visita al restaurante Taponcho y Las Ricuras de San Luis.

Próxima semana en Whatever Gastronomy: Comida peruana callejera.

ENCUENTRE AQUÍ ANTERIORES ENTRADAS DE WHATEVER GASTRONOMY

(Visited 188 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Soy periodista. Trabajé en Caracol y EL TIEMPO. No soy crítico de nada. Me gusta la cocina y cuando puedo visito restaurantes.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Siempre ha existido una milenaria disputa entre Estados Unidos y Europa por(...)

2

“Entrenar o hacer ejercicio se ha convertido en un estilo de vida(...)

3

La semana pasada fue noticia el video de Freddy Fernández, un papá(...)

Publicidad
0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar