Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Mucho se habló de lo sorpresiva y hasta de lo ilógica que resultó la recién finalizada Copa América 2011, un torneo mediocre que terminó con un merecido campeón como Uruguay y el cual no tuvo en semifinales a Brasil y Argentina, los dos equipos más poderosos de este continente. Sin embargo, muchos de los resultados no fueron tan descabellados o absurdos como muchos piensan y más bien nos dejan conclusiones bien claritas de cara al futuro y de lo que pueden ser las eliminatorias al Mundial de Brasil 2014.     

A ver, revisemos, ¿Les parece que Uruguay no es un campeón justo? Sí, su comienzo no fue el mejor, tras un empate apretado ante Perú (1-1), una sufrida igualdad frente a Chile (1-1) y un triunfo más complicado de lo esperado ante un pobre equipo mexicano (1-0). Además, en el partido de cuartos de final contra Argentina, la gran figura y el principal responsable de haber pasado a las semifinales fue Fernando Muslera, su arquero. Pero no nos olvidemos que en ese encuentro los uruguayos estuvieron con un hombre menos durante un gran trayecto del juego y que enfrentaban al conjunto local. Su muestra de personalidad, orden y coraje fue admirable.

El equipo del «Maestro» Tabárez fue de menor a mayor en la Copa y así lo demostró contra Perú y Paraguay, en la semifinal y la final, respectivamente, pues allí fueron muy superiores a sus rivales y demostraron la jerarquía de un conjunto que tiene trabajo y una idea clara de juego.

Precisamente esto es lo que quiero destacar en este post. De los cuatro semifinalistas: Uruguay, Paraguay, Venezuela y Perú, los tres primeros equipos estaban con los mismos seleccionadores que terminaron dirigiendo las eliminatorias para Sudáfrica 2010. Mejor dicho, se dan cuenta que a los conjuntos que tienen procesos largos les fue bien. 

Los uruguayos con Tabárez llegaron a las semifinales del Mundial y quedaron campeones de la Copa; los paraguayos con Gerardo Martino fueron eliminados en los cuartos de final y en tiempo extra por España en Sudáfrica y, además, fueron finalistas en Argentina; y los venezolanos con César Farías consiguieron su resultado más importante en la historia de la selección mayor y hasta merecieron mejor suerte en la semifinal de la Copa ante Paraguay.

Y, por el contrario, notaron como Argentina (Sergio Batista, que ya no seguirá) , Brasil (Mano Menezes), Colombia (Hernán Darío «Bolillo» Gómez), Chile (Claudio Borghi) y Ecuador (Reinaldo Rueda) tenían nuevos entrenadores y ninguno  de ellos superó los cuartos de final. Por eso, ésta Copa América no fue tan ilógica y sorpresiva como muchos creen. En estos tiempos donde ya no se gana de camiseta o por llamarse Messi, Neymar, Sánchez, Falcao o Valencia, el trabajo y los procesos serios y largos terminan dando sus frutos.

El «Bolillo» Gómez no es santo de mi devoción, ni mucho menos, pero creo que en esta Copa logramos hacer un equipo y conformar una base seria de cara a las eliminatorias. Casi todos podemos decir de memoria la alineación titular de Colombia, algo que no pasaba desde finales del siglo pasado, y si revisan, logramos siete puntos en cuatro partidos, mientras que en los mismos juegos Brasil y Argentina sumaron seis (contando el punto de sus partidos en los cuartos de final), los mismos que Paraguay en cinco partidos.

Debemos tener paciencia y creer, más allá de si nos gusta o no el «Bolillo», en un grupo joven en su mayoría y que nos volvió a despertar la pasión por nuestra selección nacional.

¿Nos ven clasificados al Mundial de Brasil? ¿Qué nos hace falta? ¿A qué jugador de los que no convocaron a la Copa llamarían para las eliminatorias? ¿Cuáles creen que son los equipos que clasificarán a Brasil? ¿Les gusta el proceso que llevamos con el «Bolillo»?  

 

 

 

 

 

 

(Visited 41 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Soy Jaime Bernal, y mi familia y mi novia dicen que estoy enfermo. Mi pasión por el deporte me llevó a perderme infinidad de fiestas y reuniones familiares por andar viendo las jugadas de Jordan con los Bulls, las finales de Wimbledon entre Becker y Edberg, las carreras de Ayrton Senna, los goles de Hugo Sánchez en el Real Madrid o los golpes geniales de Greg Norman en los circuitos de la PGA. Hoy los protagonistas son distintos, pero mi enfermedad por los deportes sigue intacta. Mi luna de miel será en Nueva York, y mi futura esposa cree que caminaremos por el Central Park tomados de la mano. Lo que ella no sabe es que todo está calculado para no perderme un solo partido del US Open de tenis… Esa enfermedad no es culpa mía: mi papá llevó a mi mamá de luna de miel a Santa Marta y, cuando ella pensaba que caminarían por la playa tomados de la mano, el viejo la metió al Eduardo Santos a ver un Unión Magdalena-Santa Fe…

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

No quiero rememorar escándalos viejos, ni evocar los sufrimientos que terminaron(...)

3

"Hace unos días un amigo me invitó a una cena en(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar