Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Entrevista con el arquitecto y patrimonialista Alcibiades José Zambrano López, quien concibió un proyecto arquitectónico de escala urbana a partir del mandato de la Ley 570 de 2000 sobre la Casa natal de Luis Antonio Robles, paladín de la democracia en la segunda mitad del siglo XIX y primer ministro negro de Colombia.

El proyecto Camarones 2032, que busca erigir este corregimiento de Riohacha en municipio, acoge la propuesta del arquitecto Zambrano y le suma un proyecto similar para honrar la memoria de José Padilla, héroe naval de la guerra de independencia, en un horizonte de 12 años.

Camarones como municipio histórico por Robles y Padilla, y turístico por su arquitectura vernácula, la memoria histórica cuidadosamente conservada y expuesta, sus playas, su gastronomía, los flamencos rosados del Santuario de Flora y Fauna Los Flamencos, y la cultura de servicio y conversación con los visitantes es un proyecto de los líderes camaroneros y también nacional.

Arq. Alcibíades ZambranoAlciabíades Zambrano, el arquitecto que ha sabido trascender un límite aparentemente dado para la Casa natal de Luis Antonio Robles, es egresado de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Colombia, sede Bogotá D. C.

Se graduó con mérito en propuestas de desarrollo para áreas de interés patrimonial y cultural. Tiene experiencia en consultorías y elaboración de proyectos con énfasis en investigación, diseño, estructuración y restauración del patrimonio material y cultural inmueble, presente en el departamento de La Guajira.

De los 20 años de la Ley de Honores de Luis Antonio Robles, ¿respecto de la casa natal usted tiene una memoria de cuántos años?

Mi encuentro con Robles y su casa natal nace hace unos 14 años; por esos tiempos y gracias al afecto constante hacia el patrimonio material inmueble de La Guajira, nos propusimos en conjunto con la Dirección de Cultura del Departamento de La Guajira, liderada en ese momento por el gestor cultural Reinaldo Melo Guerrero, identificar en campo los Bienes de Interés Cultural del departamento y a su vez, tratar de hacer un reconocimiento actualizado de su estado de conservación.

Fue entonces cuando La Catedral Nuestra Señora de Los Remedios (donde reposan hoy en día los restos mortales de José Prudencio Padilla) y el Teatro Aurora de Riohacha, La Chimenea de Dibulla y por supuesto, La Casa Natal Luis Antonio “El Negro” Robles Suárez (que data de mediados del siglo XIX) del corregimiento de Camarones, entraron a hacer parte de mi memoria, de mi vida profesional y de ese romance siempre eterno y constante que por estos monumentos me asiste.

La Ley 570 de 2000 dice convertir “en monumento nacional la casa (de Robles) que vio su nacimiento, la que funcionará como Casa de la Cultura, Biblioteca y Centro de Capacitación”. Desde lejos se ve bastante pequeña la casa para cumplir esas tres funciones. ¿Es así?

Cierto, en el artículo 2º de la Ley 570 de 2000: “Por medio de la cual se honra la memoria de un ilustre colombiano”, se autoriza la disposición del monumento declarado como sede en la que funcionaran, cito “Casa de Cultura, Biblioteca y Centro de Capacitación”.

Y tienen toda la razón: el espacio funcional de la casa y el hacer cumplir la Ley y su disposición no convergen, ya que el monumento declarado, por supuesto, queda pequeño.

No está demás aclarar que debido a las condiciones espaciales y arquitectónicas de la Casa Robles (la cual tiene unos 62 metros cuadrados), le sería insostenible vincular tan diversas actividades. De hecho, considero que el deterioro de la misma obedece al trato inconsciente que sobre su uso original se le quiere imponer.

¿Qué procede, entonces?

Urge la presencia e intervención del Ministerio de Cultura, a través de su área de Patrimonio Material, para hacer acompañamiento y seguimiento en todo lo que compete a la Casa Natal Luis Antonio Robles Suárez para su conservación, protección y salvaguardia, basado en la Ley 397 de 1997 o Ley General de Cultura y todo lo que ella dispone en términos de declaratoria.

Le contamos que Mincultura ya reactivó este tema y la conversación. ¿Cuál es su propuesta para la Casa Robles?

Qué bueno lo de Mincultura. Mi propuesta arquitectónica parte de generar los diversos espacios y funciones que contempla la Ley 570 de 2000; además, claro está, de restaurar de forma independiente la totalidad de la casa misma, con fines de volverla museo.

También se busca ampliar la cobertura del proyecto a una escala urbana, que instaure en el corregimiento de Camarones del Distrito de Riohacha una nueva dimensión sobre el uso y la apropiación del espacio.

¿Qué referentes está usando en este enfoque?

Cuento con los ejemplos arquitectónicos que aún yacen en el Distrito mismo de Riohacha. Hablo de esa arquitectura Caribe presente en esas casonas con techos de pendientes pronunciadas, dobles alturas que benefician la circulación del aire interior-exterior, aleros sobresalientes y estilos basados en una sobria monumentalidad y que será el estilo-tipo de los nuevos salones de formación, biblioteca, áreas de informática, oficinas, museo y pequeña biblioteca donde el tema central será la compilación de la obra escrita del Negro Robles y la bibliografía en torno a él.

También se organizarán plazas intermedias, que evidenciarán el mausoleo donde reposarán los restos de Luis Antonio Robles Suárez, conectadas entre sí, en un promedio de 900 metros lineales de vía peatonal y como remate último de la propuesta, intervenir la antigua iglesia de Camarones, restaurarle y volverle auditorio, lugar de reunión y uso cultural del corregimiento. En eso consiste el proyecto integral de Casa Robles.

¿Qué trámite ha tenido esta propuesta y en qué está en la actual administración del Distrito de Riohacha?

Sin desconocer que se intervino el monumento en el año 2014, gracias a unos recursos aportados por la Alcaldía de Riohacha e invertidos en un plan de urgencia para rescatar la muy deteriorada edificación.

Hoy una vez más nos encontramos discutiendo con la ahora Dirección de Cultura del Distrito de Riohacha, a cargo de su director Nicolás Lubo Matallana, sobre las medidas para llevar a cabo los estudios finales del proyecto integral para la Casa Robles.

Se cuenta con la plena disposición e interés sobre este particular, del alcalde del Distrito de Riohacha, José Ramiro Bermúdez Cotes, y con el presidente del Concejo de Riohacha, el camaronero Sandy Toro Rodríguez, quienes articuladamente están comprometidos con esta propuesta de renovación y desarrollo urbano, en la cual se conjugan el interés social, educativo, cultural, turístico y como ADN de economía naranja, que impulse la economía también, de este enclave de La Guajira.

Logo Camarones 2032Permitámonos soñar: si fuera posible algo similar para honrar la memoria de José Padilla. ¿Se imagina otros 900 metros lineales de “sobria monumentalidad” en qué sentido, allí en Camarones?

Claro que es posible soñar en sobria monumentalidad cuando se trata de honrar la memoria de figuras tan fulgurantes como las del héroe naval, el Almirante José Prudencio Padilla.

Camarones en sí es un lienzo en blanco para pintar con nuevas paletas de plazas y parques, sembrando gamas de verdes, delineando trazados y vías, creando memorias a través de la recuperación de su toponimia, de su patrimonio inmaterial de sabores dulces, salados y de nuevos monumentos, todo lo que sea necesario para imprimirle al lugar un renovado aliento.

Camarones es evocador, coloreado por pinturas-atardeceres de única belleza, que servirán de telón de fondo a la figura broncínea del insigne guajiro, nacido en esta tierra Caribe, el héroe naval de la independencia.

Me encantaría participar como arquitecto y patrimonialista en materializar un proyecto por la memoria de Padilla.

Hay que diseñar no sólo 900 metros lineales de proyecto actualizado de propuesta arquitectónica, con énfasis en la memoria y en la cultura local, sino todo un plan de ensanche que sirva de modelo integrador al casco urbano del corregimiento, aunado todo esto, por supuesto, a la siempre presente figura del Negro Robles.

También le puede interesar:

Comienza proyecto “Camarones 2032” en La Guajira, donde nacieron Padilla y Robles

**Trazador misional de esta publicación de Fundación Color de Colombia: Línea estratégica 1: Reconocimiento e integración. Iniciativa 1: Inclusión simbólica y diversidad en la historia y la sociedad. Proyecto: Camarones 2032.

(Visited 278 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

La Fundación Color de Colombia, creada en 2006, promueve los intereses estratégicos de la población negra o afro alrededor de la igualdad y el reconocimiento, con una visión de mayor integración a la sociedad y al desarrollo sostenible. No estamos repitiendo el discurso convencional sobre la cuestión afro ni haciendo lo mismo. Síganos en Twitter: @colordecolombia y en Facebook: Color de Colombia

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por: PanzaVidela Hoy no es día de polémicas tontas sobre quién(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Cisneros, una tierra alegre y cálida, llena de verdor, con olor(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar