Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La conocida frase que pronuncian con frecuencia los abuelos para quejarse de los hechos actuales, tiene ahora, más resonancia.

¡Cómo cambian los tiempos!, en efecto, cuando cerca del 70% de la población tiene -al menos en teoría- teléfono móvil. Efectivamente el porcentaje es mayor pues muchos recurren a la oferta callejera (con tarifas más bajas que las oficiales de las propias operadoras) y tienen acceso sin las molestias de cargar el aparato.

Ese solo indicador  explica muchos cambios: los padres pueden controlar más directamente la ubicación de los hijos ("No me apague el celular" ha reemplzado la antes tradicional frase "lo espero a la 1 de la mañana. Ni un minuto más tarde"), los jefes a los empleados y las parejas entre sí

Cambian, tambien, los símbolos de distinción : "Ay, no mija. Ahora hasta la de adentro tiene 2 de esos benditos aparatos. Y ni forma de decirle que no lo use, pues como ella lo paga y no utiliza el de la casa", decía una dama ya de edad provecta a su amiga.

Los mensajeros, porteros, taxistas, choferes, todo estudiante (la cobertura de móvil, en una investigación que adelanté recientemente en 2 universidades bogotanas, es del 100%), las clientes veteranas de los salones de belleza y las manicurista; los profetas, pastores, curas y fieles de todas las religiones, fes, creencias y cofradias…ya que estamos en Semana Santa.

Seguramente las procesiones ( asistí a varias en las Fiestas del Rocío, en Huelva, el año pasado. Y en todas ví manolas y sus caballeros grabando a los cantaores con…¡el móvil!) , son diferentes a como eran antes.

Participar en las ceremonias litúrgicas por televisión tiene otro encanto: en lugar del peso del incienso, las fragancias de la cocina hogareña (cuyas recetas ahora no se trasmiten de generación en generación sino de e-mail en e-mail), los requiem grabados en IPod o reproducidos para toda la congregación desde Morpheus directamente revelan matices ocultos entre las paredes de las viejas catedrales.

Cambian los objetos, las cosas, las relaciones, las personas, las celebraciones y los tiempos (para parafrasear a los abuelos), se vuelven más intensos que los anteriores.

El ritmo, inclusive el lento de la Semana Santa, parece acelerarse en estos días al punto de que algunos en algunas partes podrían confundirlos, fácilmente, con otras temporadas festivas. Con el explicable escándalo de algunos veteranos.

——–

(Visited 60 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Master Sciences Humanes et Sociales. Université Montpellier III, France. Asesor de Obtic.co: Observatorio de Tecnología, Información y Comunicaciones: gestión de información en organizaciones y movimientos sociales.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Baile de difuntos con peste

    Este año la peste obliga a pasar encerrados las fiestas de los difuntos. De todas maneras, la gente, quienes(...)

  • Colombia

    Resiste la prensa independiente

    Últimamente, hay muchos extraños que rondan por aquí. Armados y en plan siniestro se han vuelto a ver por(...)

  • Colombia

    Imprenta en Libre Albedrío

    Libre Albedrío tiene nombre, pero no tiene fecha de fundación, fiestas patronales ni ilustres antepasados. Por señas de identidad(...)

  • Sin categoría

    Bandera de insurgentes

    Bandera de insurgentes   Cómo será de lejano el presente en esta apartada aldea, que apenas acaba de llegar la(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La victoria albiazul la tarde de ayer en el Nemesio se(...)

2

v:* {behavior:url(#default#VML);} o:* {behavior:url(#default#VML);} w:* {behavior:url(#default#VML);} .shape {behavior:url(#default#VML);} 0 0 1(...)

3

Extractos del 'Bogotálogo: usos, desusos y abusos del español hablado en la(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar