Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Omar Oróstegui Restrepo
Director Bogotá Cómo Vamos
@bogotacomovamos

Cada 40 segundos se suicida una persona en el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Una preocupante realidad que, a pesar de ser prevenible, carece aún de políticas específicas que aborden este creciente problema de salud pública.

En las últimas cinco décadas, alertó en su momento el organismo, este fenómeno se ha incrementado en casi un 60%.

En 2015, fue la segunda causa de fallecimiento de las personas entre 15 y 29 años. En Colombia, de los 2.310 suicidios reportados en 2016 -unos 6 por día-, según cifras del informe Forensis del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, alrededor de 900 correspondieron a jóvenes en ese rango de edad.

“La mayoría de los países no ha establecido una estrategia nacional de prevención del suicidio”, señala la OMS, una falencia lamentable por el impacto social que hoy genera la desaparición temprana de población económicamente activa.

Colombia, en particular, ha desarrollado planes y lineamientos que tangencialmente abordan el fenómeno, desde la perspectiva de la detección temprana de sus señales. Como parte de su Política Integral de Atención en Salud, el Ministerio de Salud y Protección Social contempló la creación de una ruta de atención integral a los problemas y trastornos mentales, con la cual busca, para 2021, reducir la tasa de mortalidad por suicidio y lesiones auto-infligidas a 4,7 por cada 100.000 habitantes (en 2016 se ubicó en 5,20 por cada 100.000 habitantes).

Sin embargo, aún son insuficientes las medidas para contrarrestar dicho fenómeno en el país -que aumentó en 242 casos entre 2015 y 2016-, particularmente por la obligación que tiene el Estado de conservar la vida de sus ciudadanos, aun cuando estos quieran acabar con ella. En Bogotá, por ejemplo, los suicidios aumentaron en un 10% en el último año.

En el caso particular de los jóvenes, la Red de Ciudades Cómo Vamos publicó, meses atrás, un informe especial sobre la situación de esta población en 19 ciudades del país, que incluyó la proporción de suicidios cometidos por personas entre 18 y 28 años. Las cifras de algunas capitales son alarmantes: Pereira registró un 37%; Manizales, 36%; Bogotá, 35%; Medellín, 29% y Cali, 29%, encabezando, así, el listado de las ciudades con mayor proporción de suicidios en población joven.

Muchos de estos casos, advierte la OMS, se producen de manera impulsiva y en momentos de crisis. El conflicto con la pareja o expareja, por ejemplo, fue el motivo por el cual 277 colombianos terminaron con su vida en 2016; 154 lo hicieron por razones financieras y 148, por desamor.

La detección y tratamiento oportuno de la depresión es vital para prevenir el suicidio, lo cual va de la mano con la formación de los profesionales de la salud en la identificación temprana de sus señales de riesgo, tanto en consulta médica como en la línea de atención telefónica a quienes pasan por momentos difíciles en su vida.

La OMS también recomienda brindar apoyo psicosocial en las comunidades, reducir el acceso a los medios para suicidarse, hacer seguimiento a quienes han tratado de hacerlo, tener medios de comunicación que informen de manera responsable sobre este fenómeno e implementar políticas para reducir el consumo nocivo de alcohol.

El reto para Colombia es, sin duda, enorme. Prevenir el suicidio demanda un trabajo interinstitucional, que sea integral, coordinado y continuo, a fin de ofrecer alternativas de realización personal a los ciudadanos en situaciones de crisis. Su objetivo: salvaguardar vidas.

(Visited 472 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

La Red Colombiana de Ciudades Cómo Vamos -RCCCV- articula a 13 programas Cómo Vamos, que comprenden 22 ciudades, para evaluar los cambios en la calidad de vida y generar información confiable, imparcial y comparable. Contribuimos a desarrollar gobiernos efectivos y transparentes, además de promover ciudadanías más informadas, responsables y participativas. Hacemos parte de la Red Latinoamericana por Ciudades y Territorios Justos, Democráticos y Sustentables.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

2

Una vez más las candidaturas que otorga la Asociación de Artes(...)

3

A medida que avanza este periodo, se ha mostrado una predilección(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Suicidio: un problema que urge salvavidas Bogotá Cómo Vamos - Suicidio: un problema que urge salvavidas

    […] Artículo publicado en el blog ‘Ciudades Cómo Vamos’, de la Red Colombiana de Ciudades Cómo […]

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar