Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Sabía Usted que el grado de atraso de su entidad solidaria se puede medir por la
cantidad de cervezas que se reparten antes de las elecciones en las Asambleas
de Mutuales, Fondos de Empleados o Cooperativas? Igualmente, el grado de subdesarrollo de un país es directamente proporcional a cuántos mercados, tejas y ventiladores se reparten en épocas electorales.

 

La época de elecciones llegó a nuestra cotidianidad. Con el Fallo de la Corte Constitucional el pasado viernes 26 de febrero, parece haberse despertado el ritmo de las campañas políticas que parecían estar avanzando con el “freno de mano puesto”. Por su parte, los vientos electorales en las empresas de la economía social y solidaria habían empezado a soplar desde hace algunos meses y todavía lo hacen en la mayoría de las organizaciones que, democráticamente, están eligiendo a los delegados para sus próximas Asambleas Generales.  


Las razones de haberse anticipado en el tema electoral solidario son muchas; entre
ellas están que los interesados en participar y ser elegidos como delegados o
aun como representantes a los Consejos de Administración o Juntas
Directivas de las empresas de economía solidaria, tienen la intención de
asegurar sus votos antes de que llegue el momento decisivo. En las lides por
buscar el voto de cada posible elector, algunos candidatos proceden a prácticas
respetables como la de hacer un programa de trabajo, que evidencie su perfil de
líderes y el de su “plancha”, como líderes empresariales. No obstante, es muy
común encontrar candidatos y candidatas que apelando a las malas prácticas de la
“politiquería” de aquellos auto llamados líderes electorales, terminan usando
las típicas estrategias que tanto daño le han hecho a la construcción de la
democracia en algunos países. 


Por ejemplo, invitar a lechonas y a cervezas para
que sus votantes les elijan en lugar de proponer planes de acción o hacer actos
que demuestren su capacidad de gestión de mutuales, fondos de empleados o de
cooperativas, es algo común y que demuestra cierto atraso en la cultura solidaria
y falta de comprensión del modelo de economía de la solidaridad. En términos de
responsabilidad, un elegido puede argumentar que  quienes se dejan
seducir por una “refrescante” cerveza es su “culpa” pues él como candidato
tiene como meta acumular votos y que una “cervecita no le hace daño a nadie”.
Ese argumento puede ser cierto, sin embargo, si a cambio de una cerveza nuestros
asociados entregan el poder a candidatos mal preparados y en algunos casos
corruptos, la empresa solidaria se enfrenta a que las decisiones que tome un
consejo o una junta directiva, la puedan llevar a la intervención y en el peor
de los casos a la quiebra, al cierre y liquidación.  


Por eso, una cerveza puede
no costar lo que le vale en la tienda, una cerveza puede costar para
Usted como asociado, la diferencia entre ver cómo crecen sus ahorros y se
protegen sus aportes o, por el contrario, perder todo lo que durante tantos
años de manera colectiva se ha construido. 


En contraste, ante la debacle de los resultados de las medidas de anticorrupción que ha sufrido el país, el llamado ahora es para que los electores elijan con qué y con quién se quieren quedar en su “metro cuadrado”. El “metro cuadrado” al que me refiero no es el de construcción que cada vez sube más su precio en varias ciudades de Colombia, no, me refiero al que cada uno habita. Si los electores en su metro cuadrado comparten las prácticas politiqueras y corruptas, que luego no se quejen si los datos del DANE nos demuestran que ese “votico inofensivo e inocente” que le dimos a esa persona que nos regaló tan amablemente un par cervezas o unos cuantos ladrillos, un mercado, unas boletas al concierto de “ColdPlay” (cool), o lo que quiera, nos llevó a la “hecatombe” del aumento del desempleo, de unas obras públicas ausentes o al aumento del mal uso del erario en su ciudad, su municipio o su departamento. ¿Cuánto entonces nos cuesta una “amarga” en el contexto de la democracia? La respuesta es MUCHO, desde nuestros recursos naturales y estratégicos hasta la incomodidad de transitar en medio de avenidas sin terminar o simplemente inexistentes.


Por cierto ¿Alguien ha escuchado alguna posición inteligente por parte de los candidatos a Presidente, con relación  al sector solidario? Vamos a ver quién y qué nos propone aquella persona que no subestime los seis millones de asociados que sumamos entre cooperativas, fondos de empleados y mutuales.

 

Bueno, en últimas cada uno decide. Y como Usted también decide, elija a quien elija, vote y vote bien pero no por las seducciones etílicas o politiqueras. 



 

(Visited 116 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Darío Castillo Sandoval es un apasionado del emprendimiento asociativo y la economía solidaria. Está convencido de que el camino para una nueva Colombia pasa por la Economía Solidaria, pues sus empresas tienen el poder de generar desarrollo, bienestar y distribución del ingreso. Cree que es posible hacer una economía diferente a través de la intercooperación, como una alternativa para construir desarrollo sostenible en un mundo donde todos quepamos. Economista y Máster en Desarrollo Rural (Universidad Javeriana). Ha sido coordinador nacional de economía solidaria del DANSOCIAL, Profesor investigador en la Facultad de Estudios Ambientales y Rurales de la Universidad Javeriana y Presidente Ejecutivo de la Confederación de Cooperativas de Colombia (Confecoop), Director Ejecutivo de la Corporación Red Unicossol. Actualmente es consejero nacional de planeación por el sector social. Sus libros y artículos han sido publicados en Argentina, Canadá, España, Uruguay y Colombia. Su frase "Economía solidaria, por aquí es el camino".

Más posts de este Blog

  • Opinión

    ¿Cómo despolarizar? Primera parte

    Durante la guerra fría se acuñó el término “homo hostilis”, un concepto que bien nos podría ayudar a entender(...)

  • Colombia

    El paro de Duque

    Antes de que termine el paro nacional del 21 de noviembre, es relativamente fácil anticiparnos a su resultado. No(...)

  • Colombia

    Nicolás ni dejás colar

    Disculpen el acento, pero así es la frase. “Nicolás ni dejás colar”. Es como aquella frase que reza “Ni(...)

  • Colombia

    Armas para ese Estado donde ha llovido tanto plomo

    La primera vez que le pregunté a un agente de policía qué haría si fuera presidente de Colombia, fue(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Érase una vez, un pastorcito que llegó agitado a la mitad(...)

2

Me: I’m going to the museam, do you know where is(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. El verdadero valor de una cerveza: A propósito de elecciones parlamentarias, presidenciales y Asambleas Generales en Empresas Solidarias | Desarrollo, Cooperación & Solidaridad

    […] Ver en eltiempo.com […]

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar